Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Esteban Javier Carvallo escriba una noticia?

El Socialismo Democrático es la única salida para que los pueblos de América Latina logren su Emancipación

14/10/2010 11:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El socialismo Democrático es la única vía para que los pueblos de América Latina logren su Independencia en lo social y económico para un posible Orden Mundial

El Socialismo Democrático es la única salida para que los pueblos de América Latina logren su Emancipación.

El socialismo Democrático es la única vía para que los pueblos de América Latina logren su Independencia en lo social y económico para un posible Orden Mundial.

Los pueblos de la América Latina actualmente siguen estando bajo el yugo de sus oligarquías autóctonas. Es el caso de países como Nicaragua, Honduras, Bolivia, Ecuador, Perú, el Salvador, Colombia, Venezuela, México por señalar los que más han estado resistiendo para lograr su emancipación y sin mencionar los del bloque de centro América cuya dominación es tal que la oligarquía no ha encontrado resistencia. Sin embargo, existe un fenómeno donde hay un aparente socialismo democrático Brasil el cual se considera que es el país más industrializado del bloque del sur, bajo la tutela política de un presidente con una envestidura de socialista pero atado por cuerdas manejadas por la oligarquía brasileira .Sin duda alguna que este es un modelo político interesante aplicado a una sociedad cuya insatisfacción y la conciencia crítica se entrelaza en el contexto de lucha de clase ante la utilización de categorías que son trasplantadas de los países desarrollados para el análisis de la estratificación social de América Latina, hoy día se ha generalizado hasta convertirse en un método común de alienación colectiva . Así frente a las reservas que puedan tener con respecto a tales categorías, frecuentemente se las utiliza, aunque poniendo de relieve esas “desviaciones” o falta de correspondencia que con respecto a ellas presenta la realidad latinoamericana.

El principal obstáculo para un posible orden mundial justo y estable sin duda alguna es Estados Unidos.

Estados Unidos sigue fijando su agenda mundial pese a su pérdida de influencia en algunos países de Latinoamérica. Es quizás por esto, que la imagen “realista” de la política internacional de los Estados Unidos en el pasado y agudizada en el presente según la cual : 1) Las relaciones entre Estados se caracterizan por la contradicción de sus respectivos intereses, de los que resultan inevitablemente conflictos, incluso bajo la forma de guerras, 2) en su relaciones reciprocas los estados no se someten ni pueden esperarse que lo hagan a normas contrarias a sus propios intereses y 3) el poder no representa el medio, sino el objetivo principal de la política exterior de los Estados Unidos (política de poder).

Esta imagen de la política internacional tiende a ser abrumadoramente mayoritaria y aceptada por países doblegados por sus oligarquías autóctonas desde el siglo XVI a nuestros días y es el resultado de la percepción del nuevo orden que surge a partir del Renacimiento y que se caracteriza por la aparición de Estados soberanos que se enfrentan entre sì en relaciones de conflictos, y no guiándose por otra norma de conducta distinta a la razón de Estado y a los intereses del mismo. En efecto, la idea y la práctica de la soberanía, asociada a la aparición del Estado moderno, significa desde el punto de vista interno monopolio de la violencia legítima, supresión de la guerra civil actual o potencial y garantía del orden y la paz; Ahora bien, en el lenguaje de Hobbes, la creación del Leviathan representa la superación del “estado de naturaleza” caracterizado por la “guerra de todos contra todos”. Pero desde el punto de vista externo la soberanía, al no reconocer la existencia de ninguna autoridad ni norma superior, va a significar que los estados se enfrenten entre sí en guerras constantes. Y asì autores tan diversos como Locke, Montesquieu, Rousseau y Hegel para solo citar algunos ejemplos que se diferencian de Hobbes en la manera que concibe el origen del Estado o las características internas de este, coinciden sin embargo con él en que, el ámbito de las relaciones entre Estado, se caracterizan por el “estado de naturaleza” de guerra permanente de todos contra todos . Sin duda que esta ha sido la política exterior imperialista de los Estados Unidos para los pueblo suramericanos y Árabes

América Latina está llamada a resistir –vencer

Esta imagen acerca de la naturaleza de las relaciones internacionales va frecuentemente acompañada de una concepción de “Política de Poder”, según la cual: 1) el poder no solo es un instrumento sino el objetivo principal de la política exterior para los pueblos en proceso emancipador y 2) el poder de un estado es un concepto relativo y polémico, pues esto significa la capacidad de vencer la resistencia de otro estado con el que está en conflicto.

En este contexto baste recordar que el primer gran teórico del Estado moderno, Maquiavelo, señala que el deber de todo príncipe, una vez conquistado el poder es acrecentarlo a costa de los otros, pues de ello depende la propia seguridad. De esto depende no ser superado en poder por los demás, Esta es la lógica implacable de la política de poder imperialista frente a la crisis energética y económica a la cual no escaparan los Estados unidos.

América Latina está llamada a resistir –vencer la naturaleza de las relaciones internacionales y por consiguiente la política de poder de los Estados Unidos como el principal obstáculo para un posible orden mundial justo y estable para los pueblos de América Latina. Creo asì oportuno aclarar el concepto de Orden Mundial. Desde mi punto de vista se le ha querido dar dos expresiones: 1) para referirse a un nuevo período de la historia pretendiendo de este modo que hay pruebas de cambios dramáticos en las ideologías políticas y en el equilibrio de poderes . Ejemplo de ellos los cambios que han venido sucediendo en países de Latinoamérica. Por ejemplo; Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Argentina, Uruguay “Brasil” entre otros. 2) Un Uso más amplio y reciente de esta expresión se origina sobre todo con el final de la Guerra Fría. Donde los presidentes Mikhail Gorbachev y George H. W. Bush usaron el término para tratar de definir la naturaleza de la posguerra fría y el espíritu de cooperación que se buscaba materializar entre las grandes potencias . Esta postura representa las relaciones entre estados y se caracteriza por el estado de naturaleza de guerra permanente de todos contra todos. Este postulado representa la justificación y existencia de la ONU y por lo tanto no representa ese nuevo Orden Mundial dado por los cambios ideológicos y políticos que se están dando en América latina


Sobre esta noticia

Autor:
Esteban Javier Carvallo (6 noticias)
Visitas:
4077
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.