Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Socialdemócratas y verdes arrasan a Merkel

28/03/2011 00:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Seismo alemán en Badan-Württemberg

Socialdemócratas y verdes arrasan a Merkel

Va de terremotos. Tal y como previeron todos los sondeos, por vez primera desde la fundación de la República Federal Alemana en 1949, el potente y próspero estado industrial de Badan-Württemberg, será gobernado por una coalición progresista: la Unión Cristiano-Demócrata (CDU) cederá el gobierno a una coalición Verdes-Socialdemócratas.

Al mismo tiempo en Renania-Palatinado, y aun bajando, los socialdemócratas tienen más votos que la CDU y con el incombustible Kurt Beck en cabeza mantienen el gobierno con los Verdes, que suben fuertemente. El desastre para la canciller Merkel es completo porque una serie de circunstancias había convertido la jornada, sobre todo en Stuttgart, en un referéndum “ de facto” . Si es así, lo ha perdido por goleada…

Desastre liberal

La historia del SPD, socialista moderado, y la CDU cristianodemócrata conservadora, tiene ahora un punto en común: ambos necesitan socios para gobernar casi en todas partes y el nivel federal está dominado por la coalición CDU-Liberales cuando éstos (sigla FDP) consiguieron un resultado histórico en la elección de 2009: el 14, 6 por ciento y casi cien diputados.

Enardecidos, tomaron a su líder, Guido Westervelle, por un genio de la política, pero su gestión como vicecanciller y ministro de Exteriores y la de sus hombres, todos descaradamente “ pro-bussines” , ha sido juzgada muy duramente por la opinión y ha dado quebraderos de cabeza a Angela Merkel. La caída en picado del FDP ya se anunció hace ocho días cuando ni siquiera pudo llegar al cinco por ciento requerido para entrar en el parlamento de Sajonia-Anhalt.

El dossier nuclear

El auge imparable de los Verdes, que parecen sobrepasar cómodamente hoy por hoy el 20 por ciento de intención de voto a nivel federal, es anterior al seismo japonés y el mérito de ser primeros en el gran estado industrial es del veterano ecologista Winfried Kretschmann, un sexagenario hiperactivo que ha hecho del partido allí una potencia insoslayable.

Merkel vio rápidamente el peligro del drama de las centrales atómicas afectadas por el maremoto en Japón y ordenó cerrar los siete reactores nucleares viejos, y una moratoria de tres meses para una revisión de conjunto… pero algo falló y fue la sinceridad. Su ministro de Economía y Tecnología, Rainer Brüderle, un liberal, dijo en privado que era una decisión táctica y meramente electoralista, no para durar. Y eso trascendió … y fue un desastre.

Doble juego

Este doble juego de dos partidos que solo parecen capear el temporal, no reconsiderar el asunto a la vista del rosario de enormes manifestaciones anti-nucleares de las dos últimas semanas, ha sido letal para el casi intocable ministro-presidente de Baden-Württemberg, Stefan Mappus, conocido como un explícito miembro del “ lobby” atómico, quien a toda velocidad y con poca convicción quiso dar un giro del última hora que nadie creyó…

Los sondeos, incluso antes del maremoto en el Pacífico, sugerían ya una derrota de la coalición conservadora en una elección que fue vista como un referéndum. Según “ Der Spiegel” la decisión de Merkel de no cerrar filas con Washington y París en el asunto de Libia no le ha pasado factura, pero sí lo han hecho ciertas consideraciones de política económica, el expediente nuclear y, sobre todo la percepción popular de su socio liberal que está en caída literalmente libre en los sondeos.

El proyecto progresista

Alguien debe estar feliz a día de hoy, aunque no diga esta boca es mía: el ex-canciller federal Gerhard Schröder, socialdemócrata, quien en la provechosa y larga coalición con los Verdes (con Joschka Fischer en Exteriores) elaboró y negoció el programa de progresivo abandono de la energía de origen nuclear. El gobierno conservador lo canceló en cuanto pudo, o sea en cuanto concluyó la circunstancial coalición con el SPD, y el Sr. Mappus resplandeció de júbilo en Stuttgart…

Se acabó la fiesta en Baden-Württemberg y todo permite presagiar que el gran cambio no ha hecho sin empezar. El proyecto progresista se basará, eso sí, en dos novedades: el auge de los Verdes, merecido como pocos, y la renovación del SPD, ya en marcha con Sigmar Gabriel. El cambio de signo en Berlín está en el horizonte…

Elena Martí es periodista y analista política


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
1940
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.