Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

¿Por qué sobrevivieron la plantas de Chernobyl? ¿Y qué son los fenómenos paranormales de Pripyat?

23/10/2015 11:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cantidad de material radioactivo en Chernobyl supero 500 veces al liberado por la bomba atómica de Hiroshima y llegó al nivel más alto de radioactividad nivel 7 en la escala de INES. Se evacuaron cerca de 130.000 personas murieron 31 personas directamente en la explosión

El 26 de abril de 1986 Chernobyl se  convirtió en una ciudad fantasma debido al accidente nuclear más grande de la historia.

Esta planta estaba administrada por la URSS y sus dirigentes pretendieron la simulación de un corte de energía que fue en definitiva un desastre cuando  reactor número 4 se sobrecalentó y exploto debido a la acumulación de hidrogeno.

El incidente es el único evento con nivel siete, considerado un “accidente grave” y con el grado más alto  en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares. El resultado de tal desastre fue la lluvia radiactiva mayor que ningún desastre antes, la destrucción total del reactor, una nube de polvo radiactiva y el vapor que se propagó a través de gran de la geografía mundial, en apenas 48 horas después del suceso. Los funcionarios soviéticos fueron inicialmente herméticos sobre las muertes relacionadas con Chernobyl. Después de los años de la Guerra Fría se permitió desclasificar la información relativa al accidente. Y dar paso a los científicos y al enigma de las plantas. Durante los primeros tres meses, 40 personas murieron a causa de la radiación aguda. Sin embargo, el impacto total de Chernobyl nunca podrá ser medida, ya que el incidente se sigue cobrando víctimas entre generaciones a través de los cánceres y los nacimientos de bebes con Síndrome de Down en los antiguos países del este. Pero a pesar de la falta de información inicial, la respuesta soviética al desastre fue rápida. Fue construido un gran sarcófago de hormigón alrededor del lugar de la explosión para contener cualquier posible fuga de radiación.

La catástrofe dejó la cercana ciudad soviética de Pripyat en una ciudad fantasma radiactiva. En la actualidad, además de la radiación muchos expertos en lo paranormal afirman que en el pueblo de Pripyat se experimentan fenómenos inexplicables además de haberse convertido en una puerta hacia lo desconocido. La ciudad de Pripyat fue evacuada inmediatamente.

Era la ciudad donde vivían los trabajadores de Chernobyl, Pripyat, quedó totalmente sola. Tras el desastre, Pripyat quedó congelada en el tiempo, irradia  radiactividad más allá de cualquier límite aceptable. Platos y utensilios para comer aún se encuentran en las mesas, la ropa se encuentra en los armarios, los cochecitos de los niños se encuentran aún en la estación de tren donde cientos de padres subieron rápidamente a los vagones de carga de los trenes dejando atrás todo lo que tenían. La población de la ciudad cuando amaneció antes del accidente era de 50.000 habitantes, al atardecer y en la actualidad el número de habitantes es cero. Ese fatídico día, vidas enteras fueron abandonadas y otras muchas se quedaron atrapadas en el tiempo. Uno de los aspectos más extraños de la ciudad es el parque de atracciones, que se inauguró el día anterior al desastre y por lo tanto nunca se ha utilizado. La noria oxidada conocida como “la rueda de la fortuna” se ha convertido en la imagen más popular de Pripyat. Excepto los colores de las plantas en los que sólo lo estudiosos se fijan.

Pripyat es uno de los lugares más apasionantes para los investigadores de supervivencia, adaptación y... de lo paranormal

Muchos afirman que la radiación es un subproducto de la actividad paranormal, otros creen que las partículas radiactivas actúan como “combustible” para el más allá. Y  los relacionan con las plantas. Antes de la explosión del reactor muchas personas informaron haber visto el llamado “Pájaro Negro de Chernobyl”, una gran criatura semejante a un hombre sin cabeza. Esta criatura se asemeja al conocido “Mothman” que se vio antes del desastre en el puente de Point Pleasant, en Virginia Occidental. Muchas personas creen que Mothman anuncia futuros desastres.

En las investigaciones  el problema que existe es en el tiempo que se puede realizar este tipo de estudios ya que los niveles de radiación son tan altos que a los visitantes sólo se les permite estar un tiempo determinado. A los sabios algo más. En muchas investigaciones paranormales cuando los equipos comienzan a experimentar ciertos fenómenos inexplicables, las alarmas de radiación suenan y tienen que abandonar el lugar inmediatamente. Pero incluso con estos imprevistos, son muchos los que afirman haber visto misteriosas sombras y siluetas de personas, apariciones de antiguos médicos y bomberos caminando en medio de las calles y edificios abandonados. También se han informado sobre una luz ámbar que aparece sin explicación sobre las instalaciones abandonadas. Algunos militares han denunciado haber sido sorprendidos por presencias invisibles, una sensación general de malestar, así como la sensación de ser observado desde las ventanas vacías del hospital. También existen informes de que los visitantes son seguidos por algo inexplicable además del sonido fantasma de niños riendo y jugando. Eran las sombras de las plantas que se mueven por el viento proyectan figuras fantasmagóricas.

¿Podría haber una conexión entre la radiación y lo paranormal? ¿O entre las plantas y lo paranormal?

Muchos investigadores de lo paranormal llevan contadores Geiger en sus cinturones para medir picos de radiación, con la idea de que el aumento de las lecturas de radiación da más probabilidades de observar alguna actividad sobrenatural. Si realmente están en lo cierto, Pripyat es la zona cero de los fenómenos no explicados. No hay ninguna duda que Chernobyl y sus alrededores no serán nunca lo suficientemente seguros como para poder realizar una adecuada investigación paranormal que podría explicar el vínculo entre la radiactividad y lo extraordinario.

Un equipo de científicos estudió los mecanismos que permitieron sobrevivir y seguir creciendo a las plantas en un medio ambiente altamente radioactivo como el de Chernobyl, que mató a tantos seres humanos y animales. Y acertó en sus teorías. Dejando de lado a los dedicados a lo paranormal.

Los investigadores analizaron semillas de soja y lino halladas en el sitio donde en 1986 estaba emplazado el reactor nuclear que sufrió una serie de explosiones, cuyos efectos se sienten todavía en toda Ucrania.

Uno de los científicos cree que estos mecanismos que salvaron a las plantas pudieron desarrollarse hace millones de años, cuando las formas de vida temprana estaban expuestas a niveles elevados de radiación natural. Según eso, sólo las plantas pueden tener unas cualidades innatas para lidiar con la radioactividad y vencerla.

Sólo Fukushima compite con Chernobyl en ser el "peor" accidente de la historia

Si ocurre un desastre, las plantas no se pueden mover como los humanos o animales, en busca de mejores condiciones para seguir viviendo: o se adaptan o se mueren.

Cuando uno de los reactores nucleares de la planta nuclear de Chernobyl estalló en abril de 1986, el accidente fue catalogado de inmediato como el peor desastre nuclear en la historia de la humanidad. Aunque está por verse si en proporción a su tamaño el de Fukushima no compite en efectos radiactivos a largo plazo.

Decenas de personas murieron y cientos resultaron afectadas por los efectos de la radiación. La población entera de la ciudad de Pripyat, el centro industrial en el que vivían los trabajadores de la planta, fue evacuada.

Casi un cuarto de siglo después, Pripyat sigue siendo un pueblo fantasma. Pero, a pesar de que las calles están desiertas, las plantas y los árboles siguen creciendo en la ciudad fantasma, como el Gingko Bilova que no sucumbió en Hiroshima. Ya Diaspora trató sobre la resistencia de esa planta y en los archivos de Globedia estará el reportaje.

A partir de 2007 se buscan las claves de la evolución porque debe haber una explicación al salvamento de las plantas

La forma en la que el ecosistema de Pripyat parece haberse recuperado de los efectos de la contaminación despertó la atención de los científicos en todo el mundo y, en 2005, Naciones Unidas publicó un informe sobre este fenómeno.

Chernobyl ha sido comparado a Fukushima. Fueron diferentes pero el horror, idéntico

Ese año, los investigadores volvieron al pueblo "zombie" de Pripyat para estudiar cómo pudieron sobrevivir las plantas. No especificaban qué plantas. Después, en 2007, un grupo de científicos provistos de máscaras, gafas, guantes y equipo, decidieron indagar cómo hicieron las plantas para sobrevivir. La cosa no era tan fácil porque el nivel de radiactividad en algunos lugares de Pripyat sigue siendo alto.

Penetraron en el área restringida y plantaron semillas de soja y lino en un terreno altamente contaminado, a unos pocos kilómetros del lugar del accidente, en los alrededores de Pripyat. Más tarde, plantaron la misma clase de semillas en un terreno descontaminado, cerca de la ciudad de Chernobyl. Se trataba de un experimento comparativo.

El objetivo del equipo era lograr saber los mecanismos moleculares que  permitieron a las plantas adaptarse a un ambiente tan contaminado. Para ello, tuvieron que esperar a que las plantas diesen semillas y examinaron las proteínas de las mismas.

"Decidimos aplicar una tecnología llamada proteómica, capaz de identificar cientos de proteínas",   dijo a la BBC Martin Hadjuch, miembro de la Academia de Ciencias Eslovaca.

La proteómica es el estudio de las proteínas, una parte vital de los organismos vivos.

Estudia también su estructura y su función. Las proteínas son partes vitales de los organismos vivos; son los componentes principales de las rutas metabólicas de las células.

El término proteómica fue acuñado en 1973 como análogo con genómica, el estudio de los genes. La palabra "es la fusión de "proteína" y "genoma", y fue inventada por Marc Wilkins en 1994, cuando preparaba el doctorado. El proteoma es la dotación completa de proteínas, incluyendo las modificaciones hechas a un conjunto particular de éstas, producido por un organismo o sistema. Esto varía con el tiempo y bajo fenómenos diferentes, o debido al estrés que sufre una célula o un organismo. Por ejemplo con una ducha radiactiva como la de Chernobyl.

"Las proteínas son la huella de las actividades metabólicas. Cuando por fin se compararon las proteínas en las distintas semillas de los dos campos- el irradiado y el descontaminado- y los especialistas comprobaron que eran las mismas en ambos tipos de semillas", señaló Hadjuch.

“El ecosistema se ha logrado adaptar” dijo un miembro de la Academia Eslovaca de Ciencias. Casi no se puede comprender la rapidez de la adaptación”

Si bien la soja y el lino se adaptaron igualmente bien a los ambientes contaminados, lo hicieron de una forma ligeramente diferente.

Según los científicos, la razón por la que fue fácil para las plantas adaptarse a los elevados niveles de radiación es histórica pero a la vez enigmática. Se puede decir que ha nacido una nueva ciencia o una nueva rama de lo nuclear, aunque -como decimos- ya en Hiroshima se dio el mismo fenómeno. Pero no existía entonces ni la palabra proteoma.

"Tiene que haber un tipo de mecanismo en el interior de las plantas que la ciencia desconoce. Dentro de ellas. Por eso es un enigma. La radioactividad siempre ha estado presente en la tierra, desde los primeros estadios de la formación de nuestro planeta”

Es posible -piensan los científicos- que el estudio y comparación sistemáticos del proteoma en diferentes situaciones metabólicas y patológicas permitirá un día identificar aquellas proteínas cuya presencia, ausencia o alteración se correlaciona con determinados estadios fisiológicos. En el caso concreto del análisis proteómico permitirán identificar proteínas irradiadas o pronosticar la evolución de las mismas. Aunque ya se les conoce con el nombre genérico de biomarcadores. El nombre se ha inventado antes de conocer su funcionamiento. Los sabios son así.

La proteómica con la espectrometría de masas puede resolver el enigma

"Probablemente había más radiación en la superficie del planeta tierra en aquel entonces de la que hay ahora. Es posible que cuando la vida estaba evolucionando, muchas plantas convivieran día a día con la radiación y desarrollaran algún mecanismo de defensa que es el que utilizan ahora".

Con el paso del tiempo, el sarcófago de hormigón del reactor ha empezado a erosionarse, incluso los científicos han estimado que se colapsará completamente dentro de la próxima década. Hasta que llegue el momento, Pripyat y Chernobyl descansan silenciosamente en Ucrania, una reliquia de otra época de la historia, así como un recordatorio del mal uso del aprovechamiento de la energía que existe en nuestro entorno. Y en el vacío y el aislamiento se encuentran las almas perdidas de Chernobyl, congeladas en el tiempo.

LA consolidación definitiva de la espectrometría de masas como técnica aplicada al análisis de moléculas biológicas puede algún día permitirnos descubrir el misterio de Chernobyl y, por supuesto de Hiroshima. Quien lo logre tiene el premio Nobel de año ??????? Asegurado.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1604 noticias)
Visitas:
14031
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.