Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juka escriba una noticia?

Situación jurídica actual de la monogamia en España

07/05/2009 00:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre, del Código Penal, en su Libro II, Titulo XII, capítulo I, artículos 217 al 219 regula la situación penal de los matrimonios ilegales.

El artículo 219 regula la pena de quien autorice matrimonios ilegales y el 218 regula la pena de quien celebre matrimonio inválido para perjudicar al otro cónyuge.

Es el artículo 217 dice: El que contrajere segundo o ulterior matrimonio, a sabiendas de que subsiste legalmente el anterior, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año. Es muy escueto y conciso; y supedita su aplicación a que exista un conocimiento de que el anterior matrimonio subsiste

El Código Civil, libro I, título IV, artículos 42 al 107 regula lo concerniente al matrimonio, su celebración, quienes lo celebran, nulidad y un largo etcétera. Seria engorroso transcribirlo y más aun comentarlo, sin embargo destacare:

Artículo 44: El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio conforme a las disposiciones de este Código.

El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo.

Artículo 46: No pueden contraer matrimonio:

1. Los menores de edad no emancipados.

2. Los que estén ligados con vínculo matrimonial (evidente, quien está casado no puede casarse de nuevo)

Artículo 49: Cualquier español podrá contraer matrimonio dentro o fuera de España:

1. Ante el Juez, Alcalde o funcionario señalado por este Código.

2. En la forma religiosa legalmente prevista.

También podrá contraer matrimonio fuera de España con arreglo a la forma establecida por la Ley del lugar de celebración

Artículo 68. Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente. (Cuando menos, me resulta curiosa esta obligación. ¿Y si la decisión de los cónyuges es la de una infidelidad consentida?)

Artículo 73: Establece la nulidad del matrimonio de quien se encuentre en la situación del artículo 46.

Algo que también me resulta curioso es que no hace mención al número de cónyuges que integran un matrimonio. Solo el articulo 44 cuando dice: “… ambos contrayentes…” hace una leve alusión al número. El resto de artículos están redactados presumiendo que deben ser dos.

Con respecto a la Constitución Española, pues o me falla la memoria o no dice nada respecto al matrimonio o la poligamia. Sin embargo, la Carta Magna es la mejor aliada que tiene la poligamia a mi modo de ver y lo explico:

Título I: De los derechos y deberes fundamentales.

Capítulo II: Derechos y Libertades

Sección 1: Derechos Fundamentales y Libertades Publicas

Artículo 16: 1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley.

Desconociendo lo que establece la ley Orgánica 7/1980 de Libertad Religiosa, yo me hago una pregunta: ¿Cómo puede la Constitución Española garantizar mi libertad religiosa si no permite que pueda contraer matrimonio civil en España con un hombre que ya está casado? Matizo mi pregunta, soy cristiana de nacimiento, pero igualmente libre para profesar la religión que desee. Si el Corán pone como condición poco más que la ecuanimidad de un hombre para con sus esposas para poder tomar a más de una, ¿realmente la Constitución Española garantiza la liberta religiosa y la libertad de culto cuando no permite legalizar ciertas prácticas?

Me voy a permitir profundizar aun más. Quizás, el espíritu y el cuerpo de la Constitución si sean perfectamente validos, y solo sean las disposiciones que desarrollan la CE las que no estén en consonancia con esta. En este caso, ¿son los artículos que hemos visto anteriormente nulos de pleno derecho por un hecho tan simple como ser inconstitucionales? Posiblemente estas dudas que me surgen no sean más que el fruto de mis propios delirios. La CE es lo suficientemente mayorcita (30 años ya) como para que ahora venga el Tribunal Constitucional a declarar inconstitucional lo que hemos visto anteriormente. (Aunque quien sabe…)

Hasta aquí hemos visto (muy por encima) la situación legal, pero ¿qué hay de la situación social de la poligamia en España? Considero que el único camino valido a recorrer para conseguir la legalización, o por lo menos la despenalización, sería el seguido por el colectivo homosexual: La presión social. Dentro de los colectivos sociales, quizás, el único que pueda llegar tan siquiera a llamar al timbre de las Cortes con esta reivindicación sea el colectivo Islámico.

Los españolitos y españolitas de a pie que no vemos tan descabellada esta elección de vivir creo que nos encontramos en aquella situación en la que se encontraban hace años los gays y lesbianas. En esa situación que con solo manifestar tus tendencias, tus gustos, tus… eras tachada de pervertida, puta…, maric…, y cosas así.

También creo que, afortunadamente, la sociedad española, da pasos de gigante en cuanto a tolerancia y no dudo que dentro de unos años, quizás alguna década, la poligamia sea tan válida como un matrimonio homosexual o heterosexual.

Todo esto está muy bien pero de momento lo visto es lo que hay. No quiere decir que la poligamia no se pueda practicar, se puede, somos libres de vivir y residir donde queramos y con quien queramos y libres de compartir nuestro lecho con quien nos dé la gana. Pero a partir de aquí debo hacer de abogado del diablo, tan solo por un motivo: Esta práctica puede dar lugar a una situación de desamparo que sería todavía más triste que se diese con menores.

La única forma de llegar a establecer y mantener en el tiempo este tipo de relaciones seria con personas que tengan un nivel de madurez mental por encima de la media y por supuesto con las ideas muy claras.

Considero que lo ideal para poder mantener una relación polígama sería que todos los integrantes sean suficientes e independientes económicamente. Caso de ruptura de la relación nadie tendría problemas para continuar con su vida.

La ruptura de las relaciones entre polígamos sería algo tan común o incluso más que en las relaciones de pareja. Si ya se hace difícil la convivencia en pareja, imaginemos cuando vamos sumando miembros. A la vista está el porcentaje de separaciones y divorcios existentes.

Vivir bajo el mismo techo es factible, por supuesto, de hecho está contemplada la propiedad compartida de la vivienda. (Jejejeje, perdón) En la declaración de la renta deberíamos declararnos propietarios de una vivienda al 33 por ciento de participación. O ser los sufridores del 33 por ciento de una hipoteca.

Existen muchos tipos de bigamia: El hombre que toma dos mujeres, la mujer que toma dos hombres, la mujer que toma una pareja, el hombre que toma una pareja, la mujer que toma una pareja gay, el hombre que toma una pareja lésbica, tres del mismo sexo, etc., etc. etc. ¿Cuál sería la ideal? Evidentemente la que sea más acorde a nuestros gustos, pero ¿deben existir tomadores/as y tomados/as? No, creo que no. Todos deben tomar a todos y todos deben ser tomados por todos. Si aceptamos vivir en bigamia debemos aceptar tanto a un miembro como al otro en igualdad de condiciones. Debe ser la serena y meditada decisión de tres o más personas de compartir su vida entre ellos.

¿Tomada la decisión de emprender este tipo de relación? ¿Debemos establecer y auto imponernos algún código de conducta? ¿Debemos auto imponernos nuestro particular “Código Penal”? Evidentemente una convivencia dejada de la mano de Dios está condenada al fracaso y los daños causados por ese fracaso, quizás, irreparables. El fruto de las relaciones todos sabemos cuál es, ¿verdad?: Los hijos.

Si la relación llega a buen puerto, nos haremos mayorcitos, disfrutaremos de la tercera edad, quizás no nos dejen viajar con el INSERSO porque somos tres, (jejejej), veremos a nuestros hijos casados y quizás entonces nuestra situación sea legal. Pero hasta entonces, nuestros hijos habrán sufrido quizás las burlas de los compañeros de colegio por tener dos mamas o dos papas. Hasta entonces no sabremos que apellidos debe llevar o si. El no sabrá, o quizás sí, cuál de los dos papas es el biológico. No entenderá porque vive con dos mamas si todos los niños tienen solo una. Y si llega la ruptura, ¿en qué situación queda el niño?

Creo, vuelvo a repetir, que una relación bígama o polígama debe ser el fruto de una serena, serena, serena y bien meditada decisión. Y no el simple capricho de algún deseo, quizás carnal, que tengamos en cierto momento.

Se me quedan muchas cosas en el tintero, no perdón, en el teclado, pero creo que tendremos tiempo de ir comentándolas.

Me declaro a favor de estas relaciones salvo que sea el fruto de la inconsciencia.

Si la persona que conduce POLIGAMOS ANONIMOS tiene a bien incluir esto en el blog, debo agradeceros la paciencia que habéis demostrado leyéndolo y repito, quizás, solo quizás, todo esto no sea más que el fruto de mis delirios mentales. Que cada cual haga de su capa... lo que le dé la gana.

Gracias


Sobre esta noticia

Autor:
Juka (8 noticias)
Visitas:
10149
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.