Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Síndrome disfórico premenstrual

08/09/2009 22:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Depresión. Irritabilidad. Tensión. Dolores de cabeza, espalda, abdomen, mamas. No se han identificado causas. Trastorno afectivo estacional. Síntomas. Exámenes. Tratamiento. Fármacos. Expectativas positivas.Complicaciones

SINDROME DISFORICO PREMENSTRUAL

Esta afección provoca depresión, irritabilidad y tensión severas antes de la menstruación. Los síntomas son más graves que los que se observan en el síndrome premenstrual, que aparece de 5 a 11 días antes del ciclo con dolor de cabeza, espalda y abdomen, sensibilidad en las mamas, entre otros.

Las causas del síndrome premenstrual y del síndrome disfórico premenstrual no se han identificado, aunque parece que los factores sociales, culturales, biológicos y sicológicos están todos involucrados. Los investigadores estiman que el síndrome disfórico premenstrual afecta a entre el 3 y 8% de las mujeres en su edad reproductiva.

La Depresión mayor (una enfermedad mental caracterizada por una importante alteración del estado de ánimo) es muy común con el síndrome disfórico premenstrual, aún cuando no existan antecedentes depresivos.

En estudios realizados, se ha encontrado que las mujeres con trastorno afectivo estacional (episodios depresivos que ocurren durante el otoño o el invierno y mejoran en primavera o verano) son susceptibles de experimentar también el síndrome disfórico.

Síntomas

Los síntomas son similares a los del síndrome premenstrual, pero más severos y debilitantes. Suceden durante la última semana de la mayoría de los ciclos menstruales y comúnmente mejoran en unos cuantos días después de que comienza el período.

Para padecer el trastorno disfórico se deben reunir cinco o más de las siguientes condiciones:

  • sentimiento de tristeza o desesperanza y posibles pensamientos suicidas:
  • sensación de tensión o ansiedad;
  • ataques de pánico;
  • altibajos en el estado de ánimo con períodos de llanto,

irritabilidad o ira persistente que afecta a otras personas;

  • desinterés en las actividades diarias y en las relaciones con los demás;
  • dificultad para concentrarse;
  • fatiga o falta de energía;
  • deseo vehemente por consumir alimentos;
  • trastornos en el sueño;
  • sentimiento de pérdida de control;
  • síntomas físicos como distensión abdominal, sensibilidad en las mamas, dolores de cabeza y dolor muscular o articular.

Exámenes

No hay hallazgos en un examen físico o pruebas de laboratorio específicos para el diagnóstico del trastorno.

Se debe elaborar a cada mujer la historia clínica y llevar a cabo un examen físico (incluyendo pélvico), más una evaluación siquiátrica para descartar otras condiciones potenciales.

Mantener un calendario o un diario de los síntomas puede ayudar a las mujeres a identificar los momentos más problemáticos. Asimismo, esta información ayuda al médico a diagnosticar el síndrome y determinar el tratamiento apropiado.

Tratamiento

A las mujeres que padecen este trastorno les puede ser útil lo siguiente:

  • practicar ejercicio regular de 3 a 5 veces por semana;
  • tener descanso adecuado;
  • seguir una dieta balanceada (con granos integrales, verduras, frutas y disminución o suspensión del consumo de sal, azúcar, alcohol y cafeína).

Fármacos

Los médicos recomiendan fluoxetina, sertralina, paroxetina, fluvoxamina y citalopram.

Prescriben suplementos nutricionales, como la vitamina B6, el calcio y el magnesio. También calmantes, como la aspirina y el ibuprofeno, para los dolores de cabeza y de espalda, los cólicos menstruales y la sensibilidad en las mamas. Los diuréticos pueden servir para las mujeres que tienen aumento significativo de peso debido a la retención de líquidos.

Expectativas Positivas

Después del diagnóstico y tratamiento apropiados, la mayoría de las mujeres con este síndrome sienten que sus síntomas desaparecen o caen a niveles tolerables.

Complicaciones

Los síntomas del trastorno pueden llegar a ser tan severos hasta interferir en la vida diaria de la mujer.

Aquellas que sufren de depresión pueden padecer una sintomatología peor durante la segunda mitad de su ciclo menstrual y necesitar ajustes en sus medicamentos.

Hasta un 10% de las mujeres que informan sobre sus malestares, en particular las que padecen el trastorno, ha tenido pensamientos suicidas. La incidencia de suicidio en mujeres con depresión es significativamente mayor durante la última mitad del ciclo menstrual.

El síndrome disfórico premenstrual puede estar asociado con trastornos en la alimentación y el hábito de fumar.

Fuente: Clínica Dam Madrid, España


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
16040
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.