Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Qué significa para la economía la inminente guerra de divisas entre Estados Unidos y China

21/08/2019 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageHace unos meses muchos de nosotros leímos sobre la teoría de la «opción nuclear», según la cual China podría generar una enorme crisis de deuda en los Estados Unidos y destruir la economía de los Estados Unidos si vende sus acciones del tesoro.

Como Mencioné en su momento, China puede convertirse en un gran líder económico, pero el yuan chino no puede ser una moneda de reserva global mientras se mantienen los controles de capital y la fijación del tipo de cambio.

Esta semana hemos comprobado que la realidad es muy diferente. China ha reducido sus tenencias de bonos estadounidenses en 100.000 millones de dólares desde los máximos de septiembre de 2018 y el resultado es que el bono del Tesoro estadounidense se ha fortalecido sin necesidad de recompras de la Reserva Federal, mientras que China se ha visto obligada a devaluar el yuan cuando se intensificó la fuga de capitales del país (más de 40.000 millones de dólares en el primer semestre, según el IIF, registrando la cifra más alta de los últimos diez meses en junio).

El mantenimiento de controles de capital erróneos no impide la fuga de capitales ni fortalece su cuenta financiera. Los recientes desequilibrios en el crecimiento de la oferta monetaria y los subsiguientes rescates de prestamistas con problemas que desencadenaron la devaluación muestran que China tiene una importante escasez de dólares que no puede resolverse manteniendo anticuadas las políticas de intervención en los mercados de divisas y de capitales. A pesar de la indudable importancia de China en la economía mundial, el yuan sólo se utiliza en el 4% de las transacciones mundiales, según el BPI, es decir, menos que el dólar australiano o el franco suizo.

La devaluación del yuan por encima de 7 por dólar estadounidense muestra que sus sistemas financieros y monetarios están sobrecargados. China ha pasado de necesitar dos unidades de deuda para crear una unidad de PIB en 2008 a necesitar 6, 75 unidades de deuda para generar el mismo crecimiento.

image (Fuente: Bloomberg y Apple Tree Capital).

El coeficiente de reservas de divisas en comparación con la oferta monetaria general es inferior al 12%, cuando se generó la crisis asiática de 1997, una vez que el mismo coeficiente cayó por debajo del 25%.

Algunos sostienen que la moneda china está fuertemente respaldada por el oro, pero la realidad es que las reservas totales de oro del país no alcanzan el 0, 25% de la oferta monetaria del país.

El problema subyacente es que el banco central de China ha implementado una política monetaria mucho más agresiva que la de Estados Unidos sin tener el dinamismo, la cuenta financiera y la libertad de capital de Estados Unidos. Un error que la eurozona debe aprender, y rápido. Para China, la oportunidad de presentarse como un competidor financiero global habría llegado si se hubiera implementado una política monetaria sólida, en lugar de multiplicar los errores de otros responsables de la política monetaria. Si China hubiera aplicado una política monetaria sólida, no habría sido necesario realizar controles de capital, ya que el país recibiría entradas masivas, no salidas. De hecho, el aterrizaje suave de la economía y la transición de un modelo estatal de baja productividad a un modelo de servicios y tecnología habrían sido más rápidos y exitosos.

Los controles de capital han debilitado el sistema financiero chino y han hecho casi imposible que el yuan se convierta en una moneda de reserva mundial que destrona el dólar estadounidense. No se puede destronar a un rey cuando se cometen los mismos errores pero se multiplican.

¿Cuáles son las mayores debilidades de China en una guerra comercial? No se puede ganar una guerra comercial con una deuda elevada, controles de capital y dependencia de las exportaciones estadounidenses: Una devaluación masiva del yuan y los impagos del dominó paralizarían la economía.

Desafortunadamente, puede que sea demasiado tarde, ya que los desequilibrios evidenciados por el exceso de capacidad y el aumento de la deuda son probablemente demasiado altos para compensarlos con políticas monetarias sólidas. Ahora, muchos países se enfrentan a la perspectiva casi inevitable de más devaluaciones de la moneda, lo que ha desencadenado respuestas preventivas en todo el mundo. ¿Una guerra de divisas?

¿Qué es una guerra de divisas? Una guerra de divisas es un conflicto entre naciones que intentan devaluar artificialmente su moneda nacional para ser más competitivos internacionalmente, pero también para perjudicar a sus oponentes. Usar la moneda para hacer que las otras naciones sean menos competitivas y, al mismo tiempo, debilitar su poder.

Se basa en un mito. Que la devaluación ayuda a la competitividad y que tener una moneda fuerte es negativo. La devaluación no es una herramienta para las exportaciones, es una herramienta para el amiguismo, y destruye el poder adquisitivo de los salarios y ahorros para beneficiar a los sectores de baja productividad y al Estado. Es una transferencia de riqueza de los ciudadanos al Estado.

La decisión de la administración estadounidense de considerar a China como un manipulador de divisas es muy relevante y puede tener implicaciones significativas para los mercados y la economía global, incluyendo:

  • Excluidas las empresas chinas de las compras del gobierno de EE.UU.
  • Bloquear o detener acuerdos comerciales.
  • Pedir una mayor supervisión por parte del FMI.
  • Sanciones a las empresas que comercian con yuan y acciones en el FMI para quitarle el estatus de moneda a China.

Es muy fácil demostrar que un país no es un manipulador de divisas, eliminando los controles de capital y la fijación del tipo de cambio. Los EE.UU. nunca habrían podido considerar a China como un manipulador de divisas si el yuan no se hubiera fijado artificialmente diariamente y se hubieran eliminado las restricciones de capital.

El problema es que China necesita, por un lado, una moneda fuerte que garantice el poder adquisitivo de los salarios y el ahorro en un país donde la inflación ya está subestimada en las cifras oficiales y, por otro, un yuan débil para hacer que los sectores débiles parezcan artificialmente competitivos y aumentar las exportaciones.

La devaluación no es una herramienta para exportar, es una herramienta para disimular desequilibrios estructurales y siempre perjudica mucho más de lo que beneficia.

Lamentablemente, en Estados Unidos hay voces que quieren «armar el dólar» (intervenir políticamente la moneda) defendiendo la obsoleta e inútil política de devaluación, que sería el mayor error de la historia y pondría en peligro la economía estadounidense y su condición de moneda de reserva.

Si el mundo entra en una guerra de divisas, con el asalto a los salarios y ahorros que conlleva la devaluación, nadie gana.

Una guerra de divisas es una guerra contra los ciudadanos, sus salarios y sus ahorros, para beneficiar a sectores ineficientes y endeudados.

Una guerra de divisas devastaría el poder adquisitivo de los salarios y suprimiría las decisiones de inversión y consumo. Cuando el Estado ataca la moneda, la reacción de los agentes económicos no es invertir y consumir más, sino una caída generalizada del gasto y de la asignación de capital.

Si un país entra en una guerra de divisas, perjudica desproporcionadamente a sus propios ciudadanos. Si China y los Estados Unidos lo hacen, es probable que provoquen una grave crisis mundial.

Una guerra de divisas no se trata de quién gana, sino de quién pierde más. Y si los países se embarcan en un asalto a la riqueza de sus ciudadanos a través de la devaluación, el mensaje al mundo es sólo uno: compren la reserva de activos de valor y escóndanse.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1671 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
1220
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.