Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Farmaceuticos Contra La Sumision escriba una noticia?

Siglo XXI

26/01/2018 17:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Articulo sobre la sumisión química de alumnos de primero de farmacia de la Universidad de Alcalá de Henares

SIglo XXI, millones de años de evolución nos han convertido en la especie más inteligente desde los primeros homínidos que pisaron la península. Sin embargo, dicha inteligencia no se muestra en muchos aspectos de la sociedad contemporánea.

Todos y cada uno de nosotros nos hemos medido frente a otras personas, nos hemos enfrentando intentando demostrar mayores cualidades en el desarrollo de una acción, siendo este comportamiento reflejo de los más básicos instintos humanos y siendo visibles en el mundo desde que el hombre es hombre. No hace falta que se recuerden las infinitas muestras de desprecio hacia la mujer que se han vivido a lo largo de todos estos años, ni mucho menos ocultar una realidad innegable; El mundo actual vive sumido en un machismo del que probablemente se tarde mucho tiempo en salir.

Y es que quién no ha salido una noche de fiesta y ha observado comportamientos machistas en los demás hombres si no es en uno mismo, a quién de vosotras nunca os han dicho lo típico de “vigila bien tu copa en la discoteca” o “no vuelvas sola a ver si te van a hacer algo” o cuantas no habéis sentido miedo o inseguridad cuando pasáis por la calle a altas horas de la madrugada y alguien os grita “ven bonita, que sigue la fiesta en mi casa” o “una chica tan guapa como tú no puede andar tan solita”. En estos casos y en muchos otros, la violencia de genero hacia la víctima no es solo física, sino también psicológica y reiterada.

Es cierto que hoy en día hay muchas asociaciones y números de contacto para denunciar estas situaciones, aunque en más de un 30% de las denuncias se piense que la culpa es de la víctima porque “iba muy fresca”, “estaba provocando” o “iba borracha”, o se piense que la denuncia es falsa y que el denunciante solo quería llamar la atención. En 2016 se denunciaron entorno a 140.000 casos de violencia de género, de los que solo el 0, 18% fueron falsos.

La mayoría de los casos de agresión se dan de chicos a chicas, y sobre todo en gente joven (de 16 años a 30), aunque también podemos destacar un gran porcentaje de agresiones dadas por varones de 30-50 años en chicas mucho más jóvenes. En muchos de estos casos se puede escuchar la frase de “es que en realidad, si una chica dice que no, quiere decir que si”; NO, y que se lo meta todo el mundo en la cabeza, cuando una chica, o un chico, por muy joven o viejo que sea dice que no, es que NO.

 Sin embargo, el objeto de este artículo no es ni mucho menos acabar con la falsa creencia de superioridad del hombre, sino concienciar al público de los peligros que este miserable pensamiento tiene.

Día tras día se notifican abusos contra mujeres en discotecas o bares presas de fármacos que inhiben todas sus capacidades. Esto es lo que se conoce como sumisión química, y es un problema muy arraigado en la sociedad. Entre las posibles drogas utilizadas se encuentran la ketamina, anestésico que no tiene ni color ni olor, por lo que pasa desapercibido, la benzodiacepina, la cual en dosis altas y mezcladas con alcohol anula la voluntad, el G.H.B, un relajante muscular que produce somnolencia a los pocos minutos de ingerirlo, el estramonio, el cual es tóxico en altas dosis y puede causar alucinaciones, y la burundanga o escopolamina, que en altas dosis causa hipertensión, parálisis, delirios o amnesia, además de ser muy difícil de detectar. Esta última es más conocida por salir hasta en series de televisión, y su estudio no se realiza si no es por orden judicial. También podemos incluir en esta sección el alcohol etílico que todos conocemos, el éxtasis, las anfetaminas, la cocaína o el cannabis, que están socialmente más aceptadas y sirven de vehículos para camuflar fármacos nombrados anteriormente. Y es que abusar de una chica que esté borracha y/o fumada también es delito.

Las penas de cárcel por cometer algún acto de violación, intimidación, acoso de una mujer u hombre que no esté en pleno derecho de sus facultades mentales varían entre una pena de prisión de 2 a 6 años si la víctima es menor de 16 años y ha existido un abuso como puede ser un tocamiento, y de 1 a 3 años si la víctima es mayor de 17 años. Si además ha existido acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal la pena de prisión es de 4 a 10 años si la víctima es mayor de 16 años, y de 8 a 12 si esta es menor de 16 años. También hacemos saber que una vez la denuncia procede, al culpable se le prohíbe trabajar de por vida en toda ocupación en la que pueda mantener contacto con menores, como bien puede ser sanidad, educación u ocio.

Finalmente, queremos destacar que este escrito no es sino fruto de una profunda investigación que se ha realizado en la Universidad de Alcalá de Henares, participando gente de todas las edades con encuestas sobre cuestiones como cuánta cantidad de alcohol se consume en una noche de fiesta, o si alguien ha sido víctima/testigo de un abuso sexual. Todos estos datos han sido recogidos y hemos llegado a la conclusión de que no debemos permitir que la sumisión se siga dando en el ambiente nocturno, ya que si vemos, oímos o sabemos de algún caso de sumisión y callamos, somos cómplices de este. Para actuar de manera eficaz contra el problema, también podemos promover el conocimiento y la financiación de varios descubrimientos que podrían ayudar, como la “pajita antiviolaciones”, creada por tres estudiantes de Miami, la cual cambia de color cuando entra en contacto con drogas como la ketamina o el éxtasis líquido entre otras.

Toda investigación sobre la prevención de la sumisión química es un gran avance, pero el mayor éxito que podemos lograr es que se deje de practicar del todo, concienciando a la sociedad de su gravedad, y que de una forma u otra, nos acaba perjudicando a todos.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Farmaceuticos Contra La Sumision (1 noticias)
Visitas:
3986
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.