Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Biologiayantropologia escriba una noticia?

Sí a las vacunas

03/07/2015 18:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las vacunas reducen significativamente la morbilidad infantil. No hay que olvidar que España, antes de las vacunaciones y del tratamiento con antibióticos, la mortalidad infantil era de 204 defunciones por mil nacidos vivos: ¡un 20%, a principios de siglo XX

SÍ A LAS VACUNAS

 

Publicado en Levante, 2 de julio de 2015

 

El niño con difteria de Gerona, que lamentablemente ha fallecido, ha enconado una controversia larvada con grupos antivacunas. Para empezar, no se puede obligar a los padres a que vacunen a sus hijos, pero sí pedirles que sean responsables. En España no se registraba un caso de esta enfermedad desde hace veinte años, gracias precisamente a la vacunación generalizada de la población.

 

Conviene señalar que las vacunas siguen un modus operandi natural: se inoculan bacterias/virus, troceados o atenuados (no son agentes infecciosos porque no producen la enfermedad), y el sistema inmune del individuo –siempre que no padezca una inmunodepresión- lo reconoce y puede generar anticuerpos, de modo que, por mucho tiempo, o de por vida, quede inmunizado contra ese patógeno, igual que sucedería si se hubiese pasado la enfermedad, pero sin el trance de enfermar ni de contagiar. ¡Genial!.

 

A estas alturas, y con dos siglos de experiencia a cuestas, plantearse la conveniencia o no de las vacunas es una memez y carece de relevancia científica. Los de nuestra generación –y sobre todo la anterior- hemos visto o conocido casos de sarampión, polio, tosferina, difteria, etc. que han dejado secuelas de por vida. Hace medio siglo que se erradicó totalmente del planeta –¿para siempre?- la viruela, una enfermedad que mataba un 30% de los que la sufrían; y que tumbó a miles de indígenas americanos porque los españoles la transmitieron. Claro que, a su vez, nuestros ancestros padecían disentería, fiebre amarilla, paludismo, dengue, etc., enfermedades que en Europa no se conocían y que también eran mortales en algunos casos. Pero ninguno era responsable, entre otras cosas, porque desconocían la ciencia actual.

No se puede obligar a los padres a que vacunen a sus hijos, pero sí pedirles que sean responsables

 

Las vacunas reducen significativamente la morbilidad infantil. No hay que olvidar que España, por poner un ejemplo, antes de las vacunaciones y del tratamiento con antibióticos, la mortalidad infantil era de 204 defunciones por mil nacidos vivos –¡un 20%, a principios de siglo XX-; y en la actualidad apenas llega al 7 por mil. Por tanto, plantearse “vacunas sí, vacunas no”, no tiene sentido desde el punto de vista epidemiológico. Las vacunas salvan millones de vidas en todo el mundo; al igual que los antibióticos. Además las vacunas impiden las secuelas de aquellos que pasan una de estas enfermedades y quedan vivos. Lo que también supone un avance significativo.

 

Por último añadir que los protocolos para la vacunación de la población son muy rigurosos. Es verdad que, en algún caso aislado, no llega al uno por millón, la inoculación de una vacuna puede producir una alteración importante, incluso un shock anafiláctico que, de no tratar de inmediato, podría llevar a la muerte: por eso se realizan en centros hospitalarios. Es un pequeño riesgo que hay que correr, pero es mínimo y asumible (a nivel social, claro) y, desde luego, no justifica que se dejen a los niños sin vacunar, no solo por ellos, sino porque se constituyen en reservorios y transmisores para los demás.

Pedro López. Biólogo

Grupo de Estudios de Actualidad

 


Sobre esta noticia

Autor:
Biologiayantropologia (163 noticias)
Visitas:
2633
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.