Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ander Iturri escriba una noticia?

Sexo yTacones Altos: lo último Peligroso para el organismo femenino

14/05/2009 19:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Noticias anteriores, ofrecimos lo básico respecto al sexo y los tacones altos, ahora explicamos con detalle, incluso de los científicos el porque las cosas son así. Decimos en definitiva el porque, los tacones incluso de aguja de 5 cms. son buenos para los músculos del suero pélvico de las mujere

La historia del calzado femenino es una de las más controvertidas desde el neolítico para aquí. Y es que no es fácil a primera vista valorar las consecuencias de un talón, a ocho centímetros del suelo, soporta todo el peso del cuerpo. En el siglo XII y siguientes, la gente guapa, que llevaba zapatos de tacón muy bajos y adornados, consideraba “los pies planos” o la gente descalza de campo como digna de personas incultas y serviles. En América Latina y es de tiempo inmemorial a los que calzan una primitiva alpargata se les llama “alpargatados” es decir campesinos ignorante, y pobre. Y así del zapato alto, símbolo en principio de sofisticación, al zapato bajo va un abismo, que pocas se han atrevido a llenar.

Ortopedistas, kinesiterapeutas, especialistas del estilo de caminar de la mujer, los especialistas de la pasarela, científicos de diversas disciplinas médicas o estéticas se han preocupado de la consecuencias que pueden tener para la anatomía y el movimiento femenino el llevar habitualmente tacones altos. Hacía falta encontrar un medio para estudiar la andadura sobre talones casi de puntillas y sus diferencias con la marcha fisiológica normal. Fue el científico Michel Fine el primero en utilizar medios diferentes para este fin.

Filmo a una joven desplazándose primero con los pies desnudos. Luego con los tacones más altos que pudo encontrara, Estas vistas, después de revelarlas, se proyectaron, imagen por imagen, sobre una tabla de numeración. El dispositivo, conectado a un ordenador, calcula las coordenadas de cada punto así como los ángulos formados por esos puntos antes de programarlos en su memoria.

Un estudio que durara quizás años, calcula la cimba o el arco del pie en el ángulo en que el talón ataca al suelo. Con esos zapatos se impide a la curvatura del pie el allanarse o aplanarse e impide al tríceps sural (de la pantorrilla) estirarse al máximo. Compensa el equilibrio obligando al tríceps a un gran esfuerzo. Y sin embargo hay mujeres que llevan tacón alto todo el día excepto para dormir.¿Qué pasa con sus pies?.

El pie y sus mecanismos naturales.

El pie se puede definir como un órgano utilitario, un útil ayer natural y hoy biomecánico, sexualmente neutro, aunque tenga significación erótica que los creadores de la moda saben explotar. Recuérdese que el escritor Charles Perrault, autor de la “Cenicienta”, hizo abandonar a la inmortal heroína en manos del Príncipe encantador el mensaje más sugestivo que encontró, un zapato.

El pie - no es un órgano inferior- sino un aparato muy perfeccionado con ocho complicado s huesos y diferentes y 27 articulaciones. Llena una función esencial ya que s el apoyo del andar y la silla en que se sostiene el pie en descanso. Es una estructura flexible y ágil que se adopta maravillosamente a las desigualdades del suelo. Es capaza de restituir la energía kinética al cuerpo tras un salto.

El esqueleto del pie no reposa, plano, sobre el suelo. Tiene forma de bóveda, la planta, cóncava de adelante hacia atrás constituida por losanguelos que se llaman el tarso, metatarso y las falanges. A sistema mecánicaamente perfecto el bípedo le debe su equilibrio y su dinámica estructural. Los tacones superiores a 5 CMS, el tríceps sural ( músculo de la parte posterior de la pierna que se termina en el tendón de Aquiles) se retrae y queda en tensión. La mujer con tacones, si se fija, constata que la parte anterior del pie se ve en forma de “tobogán” como su zapato. Se puede decir que los tacones altos impiden a la curvatura o la “comba” (o inflexión) del pie el apoanarse y cumplir su auténtica función de barra estabilizadora o balanceadora.

Al desquiciar su función de equilibrio, el talón no hace cambiar la posición de los dedos del pie (en especial del grueso) sino que proyecta el pie hacia adelante tensando lo que debía de ser el aparato amortiguador.

Hablan los científicos

El Dr. Simon Braun, célebre podólogo, en un estudio sobre 600 mujeres jóvenes notó que el 70% tenían un pie que llamó “hueco”. Es decir un arqueo deformado por el uso de los tacones, pero observó también que esas jóvenes no podían caso caminar bien sin zapatos.

Las mujeres normalmente tienen dificultad en realizar los ejercicios adecuados para la zona pélvica, y el uso de tacones altos puede ser la solución, según la especialista.

Y el Dr. d´Eshoughes, sin adelantar cifras, afirmó que las mujeres que usan el tacón alto sufren o terminan sufriendo de la espalda, pero el Dr. Sohier no fue tan categórico al testimoniar que la respuesta estática varía de una mujer a otra. El tacón alto acentúa la lordosis (cóncava con prominencia anterior) en unas mujeres y la reduce misteriosamente en otras y, por fin, en un tercer grupo no las modifica las condiciones anatómicas de su espalda. L. Charriere, por su parte, dice que “el tacón alto favorece la enselladura lumbar (dorsal)”. Para mostrar que las opiniones están discutidas, el profesor E. Viel director de la escuela de Kinesiterapeuta de Bois Larris (París) estudió en 1984 la incidencia del tacón de 8 CMS sobre la lordosis mencionada, en comparación con los llamados tacones “negativos” que triunfaron en los Estados Unidos. Los resultados disímiles echaron la culpa a las diferencias individuales.

Los zapatos con tacones altos o tacones de aguja, han sido relacionados a un amplio rango de problemas, desde la aparición de callos hasta el desarrollo de esquizofrenia, sin embargo, según la uróloga italiana María Cerruto, el uso de tacones altos beneficia a los músculos del suelo pélvico, mejorando el desempeño sexual, aunque algunos opinen lo contrario.

En un estudió a 66 mujeres menores a 50 años encontró que aquellas que mantenían su talón a 15 grados del suelo o usaban un tacón de cinco centímetros, tenían tan buena postura como aquellas que usaban zapato bajo, pero sobre todo mostraron menor actividad eléctrica en los músculos pélvicos.

Esto significa que los músculos se encuentran en una posición óptima, lo que podría mejorar su fuerza y la habilidad de contracción, mejorando así su calidad de vida sexual.

Los músculos del suelo pélvico son un componente esencial en el cuerpo femenino. Además de proveer asistencia al desempeño sexual y a la satisfacción, dan un apoyo vital a los órganos pélvicos como la vejiga, el intestino grueso y el útero. ññ

Es normal que estos músculos se debiliten después del embarazo y el parto, y con el propio envejecimiento del cuerpo. Se tiene entendido que para fortalecer el suelo pélvico existen algunos ejercicios, pero la doctora Cerruto tiene esperanzas de que su descubrimiento sobre los tacones elimine la necesidad de realizarlos.

Las mujeres normalmente tienen dificultad en realizar los ejercicios adecuados para la zona pélvica, y el uso de tacones altos puede ser la solución, según la especialista. Esta teoría, la avala su aprobación de los especialistas del portal BBCmundo.com que se puede consultar en la red.

Los Tacones altos…¿una prótesis?

Michel Fine, mencionado al principio, llegó a una constatación original. Ciertas mujeres que están habituadas casi desde adolescentes a usar tacones muy altos, cuando se someten a examen en la tercera edad, presentan una notable contracción del Talón de Aquiles que “amarra” el músculo tríceps sural al calcáneo (hueso del tarso), sobre e que “desemboca”, por así decirlo, la totalidad de las fuerzas que el cuerpo imprime al andar. Cuando esas mujeres se descalzan tienen una tendencia natural a elevar el talón y así desvía todas las presiones sobre la parte anterior del pie. Hay mujeres que tiene, ya en edad adulta, una incapacidad total de poner el talón en el suelo. En incluso la playa las vemos con tacones altos, no por coquetería.

El Dr. Williamson, de Oxford, concluye con esta frase: “Podemos preguntarnos su el llevar tacones altos a través de generaciones no será, en algunos casos, un especie de prótesis que -sin saberlo- eligen las mujeres instintivamente para compensar una contracción ya pronunciada del tríceps femoral y disminuir así la sensación desagradable del pie plano”.

Aún inacabado su trabajo mediante computadora las consecuencias sobre la anatomía femenina del tacón alto, Michel fine concluye así: Nos preguntamos si el llevar tacones altos no representa una solución natural de un problema biomecánico, como el comienzo de una reducción o encofiamiento del músculo sural o de una armadura de la planta del pie a un límite normal. En ese caso, la mujer habrá hecho del tacón alto algo indispensable corrigiendo, una vez más a la naturaleza”.


Sobre esta noticia

Autor:
Ander Iturri (9 noticias)
Visitas:
29990
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.