Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

SEXO ORAL NO CONSENTIDO

24/03/2009 23:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

De vez en cuando, un palabro se pone de moda, y, sin saber muy bien cómo ni por qué, inunda todos los discursos. El palabro del año pasado fue innovación. Todo parece indicar que el de este año será proporción.

El término empezó a pegar fuerte durante el último ataque de Israel a Palestina. Para no exonerar a los palestinos de su responsabilidad en el conflicto, se echó mano de la proporción, y se dijo que la respuesta israelí era, cuanto menos, desproporcionada.

Esta semana, a raíz de las violentas cargas policiales de los Mossos d'Esquadra contra los estudiantes, la oposición catalana ha recurrido al mismo vocablo. La respuesta policial fue, dicen, desproporcionada. Los socialistas, por su parte, no han dudado en contrapalabrear afirmando que la actitud de los agentes fue perfectamente proporcional.

Siempre que los políticos se apropian de una palabra ocurre lo mismo. Empiezan salpicándola por sus discursos de forma casi inapreciable, con un cierto respeto por su significado. Pero, a medida que pasan las declaraciones, los políticos se van follando su verdadero sentido, un poquito cada día, cada día con más violencia, hasta que la palabra en cuestión acaba violada, humillada, deformada por tanto sexo oral no consentido.

En el caso que nos ocupa, esto resulta particularmente molesto, porque ocurre que proporcionalidad no es una palabra cualquiera. Es parte de la élite. Proporcionalidad es un concepto matemático, uno muy importante, que define la relación entre dos magnitudes medibles. Y, francamente, dudo que una protesta estudiantil sea una magnitud medible, como dudo que lo sea una carga policial. Dudo que una bala, una bomba o un misil disparado contra una escuela sean magnitudes cuantificables de las cuales se pueda extraer una relación inequívoca que no obedezca, en última instancia, a intereses creados.

Lo que está fuera de toda duda, sin embargo, es la habilidad de los políticos para encontrar palabras versátiles con las que maquillar el genocidio, los crímenes de guerra, la brutalidad policial o su propia incompetencia.

Afortunadamente para nosotros, cada vez que uno de estos dignísimos señores de corbata ofenda nuestro intelecto, siempre nos quedará el viejo truco de culpar a la democracia. A la palabra, digo. Total, la pobre ya está acostumbrada a que se la folle cualquier imbécil elegido por el pueblo.


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
7468
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.