Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Canal Freak escriba una noticia?

Servidumbre Humana

10/05/2011 08:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

William Somerset fue uno de los autores más populares de la década del '30. Su novela Servidumbre humana, escrita en 1915, llegó a mis manos este año por obra y gracia de mi padre que me la recomendó, y regaló. Hay novelas que sencillamente son transversales al paso del tiempo, ésta es una de ellas.

En términos simples, la historia narra la vida de Philip Carey, un joven que posee una deformidad en uno de sus pies (pie equino) y que tras la muerte de sus padres cuando niño, llega a vivir a Blackstable al cuidado de su Tío, vicario de la localidad, y su esposa.

Toda la historia de Philip está marcada por su malformación, que influye tanto en la construcción de su carácter, como en el desarrollo de su mente ágil, pero eternamente contrariada por las dificultades de la vida. El autor nos mueve por los distintos eventos que marcan la vida de Philip, y que contribuyen a la construcción de un temperamento alimentado por el desencanto religioso, por su inmersión en el mundo del Arte y la Medicina, y por sus relaciones humanas en general. Elementos que explican, en parte, su compleja relación con el amor.

Philip vive una serie de confusos contactos con el romance, sin embargo, el punto álgido lo conduce la figura de una joven mesera. De rostro bello y anémica figura, Mildred capta la atención de Philip cuando él se encuentra comenzando sus estudios en Medicina, pero es la constante indiferencia de ella lo que parece avivar su pasión. Con esto se da inicio a una relación tortuosa, marcada por la contradicción, la humillación y la decadencia.

Somerset acoge una visión tan humana que hace imposible que, como lectores, no empatizemos con el relato. Aunque sea para enjuiciar al protagonista. En alguna medida logramos comprender cómo es que la razón se subordina ante la fuerza irracional de la pasión. La obsesiva humillación de nuestro protagonista tiene una potencia que hace sentido, que genera cuestionamientos, porque en el fondo, lo entendemos. Y ello choca con el desagrado que nos genera el actuar de Philip.

No es un libro simple. No lo recomendaría como una lectura para divertirse una tarde, pero si tienes tiempo y te animas a conocer a Philip Carey, es un relato que te hará cuestionarte muchas cosas. Es un libro de vida, de reflexiones. Y como la vida misma, sin respuestas definitivas. Somerset da cuenta de que nuestros sentimientos son complejos, y en el caso del amor, que la posibilidad de confundirse, de dejarse llevar por la pasión, por la obsesión, por la necesidad... es latente.

Una lectura compleja, no por su prosa, que por lo demás es bastante amable, sino por su contenido. Si tienen tiempo, no se arrepentirán. Creo que mi único reparo ante esta novela es, de manera muy personal, el final. Descuiden, lo interesante está en el desarrollo.

Francisca Tapia

"La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso". Miguel de Cervantes


Sobre esta noticia

Autor:
Canal Freak (2335 noticias)
Fuente:
canalfreak.cl
Visitas:
2542
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.