Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Sepultó Vaticano a Maciel e intervinó a Legionarios

29/12/2010 07:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

2010 será recordado como el año en que El Vaticano reconoció la vida llena de excesos del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, y decidió intervenir a la congregación para asegurar su futuro. Por primera vez, el 1 de mayo pasado la sede apostólica aceptó que el sacerdote mexicano, iniciador de una de las órdenes religiosas más poderosas de los últimos tiempos, tuvo comportamientos “gravísimos y objetivamente inmorales”. En un largo comunicado, el Vaticano estableció que los actos de Maciel, “confirmados por testimonios incontrovertibles, representan, en algunos casos, auténticos delitos y manifiestan una vida sin escrúpulos, ni auténtico sentimiento religioso”. Aunque no especificó la naturaleza de los delitos se sabe que se trató de abusos sexuales contra menores, consumo de droga, corrupción, así como la procreación de hijos con diversas mujeres, entre otras cosas. El histórico documento fue el resultado de una visita apostólica, una auditoría a todas las casas y centros de formación de los Legionarios de Cristo en el mundo, ordenada por Benedicto XVI a inicios de 2009 y conducida por cinco obispos durante 10 meses. Antes de la nota del 1 de mayo, la misma cúpula de la congregación había reconocido, en un escrito emitido el 25 de marzo anterior, que Maciel tuvo “conductas graves” y cometió “actos contrarios a los deberes de cristiano, religioso y sacerdote”. “Para la enorme mayoría de legionarios y de los miembros del movimiento Regnum Christi, la primera reacción al enterarnos de los actos inmorales del fundador ha sido de perplejidad y asombro, ya que contrastaba con lo que habíamos visto”, dijo Andreas Schoggl, el encargado de prensa de la Legión en Roma. En declaraciones a Notimex, Schoggl reconoció que tras conocer la verdad sobre el sacerdote sobrevinieron “sentimientos de decepción o enojo” entre los legionarios, muchos de los cuales, con el tiempo, pudieron recuperar la serenidad. “Sin duda representa una etapa de mucho crecimiento humano y espiritual. Esta dura experiencia ha sido un motivo para incrementar la fe y confianza en Dios, pues somos legionarios de Cristo y él no nos ha fallado y nunca nos fallará”, apuntó. Tras la presentación de las conclusiones de las pesquisas en el documento del 1 de mayo, Benedicto XVI decidió nombrar al entonces obispo (hoy cardenal) Velasio De Paolis como su delegado personal y guía de un proceso de reforma del instituto religioso. El enviado papal inició su trabajo en el mes de septiembre en medio de una serie de cuestionamientos por su lentitud y un creciente debate en el seno de la Legión. Una de sus primeras medidas fue mantener en sus cargos a los anteriores superiores, Alvaro Corcuera (director general) y Luis Garza (vicario), así como a los demás miembros del Consejo General y los directores territoriales. La medida fue explicada en una carta que De Paolis mandó a todos los miembros de la orden, en la cual dio un espaldarazo a la posición de los superiores y dio como válida su tesis de que no tuvieron las pruebas suficientes sobre los actos inmorales de Maciel. En esa misma misiva, el cardenal anunció la conformación de tres comisiones para atender los temas más delicados: reforma de las Constituciones (estatuto interno), acercamiento con las víctimas de Maciel y asuntos económicos. Tras un lento inicio de labores del delegado pontificio, en las últimas semanas se han sucedido una serie de decisiones que aceleraron el proceso: la primera una restricción de los cargos que ostentaba el vicario Luis Garza Medina. Según se anunció el 22 de noviembre, el religioso dejó dos de los cuatro cargos bajo su mando: el de director territorial en Italia -en el cual fue sustituido por Oscar Nader Kuri- y el de prefecto general de estudios -puesto que ahora ocupa José Enrique Oyarzún Tapia-. Ese mismo día se informó que el Consejo Directivo, máximo órgano de gobierno, pasará en enero de 2011 de sus cinco miembros actuales a siete, con la inclusión de dos nuevos integrantes “para asegurar mayor representatividad”. A esta noticia siguió, el 10 de diciembre, el inicio de las reuniones de una “comisión central” que coordinará el proceso de análisis y cambio de las Constituciones, grupo encabezado por el propio De Paolis y formado por seis sacerdotes. Un día después, el sábado 11, se hizo público un decreto de Alvaro Corcuera mediante el cual se ordenó acabar con todas las referencias públicas al fundador, desde quitar sus fotografías públicas hasta dejar de festejar sus fechas importantes. “No cabe duda que como toda crisis, el vivirla en un principio ha sido duro y complejo porque la incertidumbre siempre suscita muchos interrogantes y dudas”, aseguró Schoggl. Consideró que el nombramiento del delegado pontificio fue “un gran alivio” entre otras cosas porque, desde el primer momento, el cardenal De Paolis hizo sentir su deseo de acompañarlos y ayudarles en esta etapa de renovación. “Ahora los objetivos son mucho más claros y estamos avanzando, un paso después del otro. Podría parecer lento, pero si miramos hacia atrás vemos que ya hemos recorrido un buen trecho en estos seis meses”, indicó. “Una vez dados los primeros pasos creemos que los avances serán cada vez más ágiles, pero lo importante no está en la velocidad sino en la profundidad con la que cada uno realicemos la experiencia renovadora y crezcamos en la capacidad de vivir el evangelio”, señaló.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
903
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.