Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dysart escriba una noticia?

Sentí el llanto de un pobre

15/01/2011 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando me acercaba, absorto en la planificación de mi jornada, no percibí nada extraño. En un principio noté rara su soledad, pues casi siempre pedía acompañado de su mascota, a la que atusaba y arropaba

JAVIER DYSART

La brisa acariciaba frescura. Era un día más, de esos otoñales de panza burra. El, como siempre, permanecía sentado sobre la repisa baja de un ventanal bancario. Cuando me acercaba, absorto en la planificación de mi jornada, no percibí nada extraño. En un principio noté rara su soledad, pues casi siempre pedía acompañado de su mascota, a la que atusaba y arropaba.

Todo parecía normal. Pero según me aproximaba, intuí que algo alteraba la rutina mañanera de mi distinguido pobre. Si, he dicho pobre, uno de esos necesitados que ahora encuentras en cualquier esquina de cualquier calle. En este caso no se trata de un indigente, vagabundo, ni limosnero. Hablo de una persona de edad, parada, con el subsidio agotado, y necesitada de recursos económicos que le permita comer con su familia todos los días.

Observé que estaba cabizbajo y triste. Su mirada, estática, se perdía en el pensamiento. Al acercarme faltó su saludo. Y me extrañó el silencio, pues además de ser ameno conversador, es una persona educada. Clavé los ojos en su rostro. Estaba llorando. Transparentes lágrimas de dolor bañaban sus mejillas. Me detuve en su drama.

Todos los animales domésticos acaparan el afecto de sus dueños, pero los canes tienen algo especial. No es necesario que tengan pedigrí para disfrutar las bondades de su compañía

-¿Qué pasa Francisco...?

Alzando la mirada con pausado movimiento, balbuceó con sollozó:

-¡Me he quedado sólo...., se ha muerto Trino, mi perrito!

-¡Lo siento Paco, de verdad que lo siento...., yo se lo que supone una pérdida así.....! Y con rebufo tembloroso de garganta, se me agotaron las palabras y los consuelos.

Francisco es una persona que, sin querer, atraía tu atención. Es ese nuevo mendigo involuntario, consecuencia de la crisis, que no disimula el esfuerzo que le supone pedir ayuda. Siempre ocupa la misma repisa. Su forma correcta de vestir, su aseo, junto a los mimos, caricias y arrumacos con los que obsequiaba a su mascota, eran gestos entrañables que te movían a la dádiva.

Soy plenamente consciente de la pena que siente Francisco por la pérdida de Trino. Le va a ser bastante difícil llenar de nuevo ese vacío por la dolorosa pérdida. Es posible que con el tiempo, otro cachorrito disipe su dolor y le haga recuperar algo de alegría. Seguro que será difícil volver a los sentimientos y satisfacciones que le aportaba Trino con su compañía. Pero al final, el tiempo todo lo apaña. Hasta la soledad se puede acompañar de sombras. <a href=

Yo entiendo de esto. He vivido el trance. Se del cariño que se le toma a una mascota, máxime si has convivido en su compañía largo tiempo. Tanto como el que determina su etapa vital con el agotamiento por edad. Nunca llegas a olvidar lo que un pequeño ser, peludo y juguetón, representa en una vida. Todos los animales domésticos acaparan el afecto de sus dueños, pero los canes tienen algo especial. No es necesario que tengan pedigrí para disfrutar las bondades de su compañía. Son cariñosos, obedientes, conformistas, pacientes, respetuosos, humildes, protectores, fieles, amistosos, entrañables y, ante todo, leales compañeros y amigos. Les he vivido. Por eso comprendo y comparto el llanto de Francisco.

Es muy triste que, además, un pobre llore.


Sobre esta noticia

Autor:
Dysart (258 noticias)
Visitas:
1053
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.