Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Productos Ecológicos escriba una noticia?

Senos firmes y cuidados de forma natural.

04/04/2011 00:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

senos

La piel del busto debe tener cuidados tan esmerados como los del cutis.

Al ser considerados como uno de los grandes atractivos, conseguir un busto firme y un escote tonificado se ha convertido en uno de los objetivos más buscados por la mujer.

El pecho es una de las zonas más sensibles a la mencionada pérdida de firmeza. Los senos están compuestos de tejido glandular y graso y al estar sostenidos sólo por la envoltura cutánea sobre el músculo pectoral, tienden a denotar los efectos de la gravedad fácilmente.

Además, el volumen del seno sufre variaciones a lo largo de la vida debido a la presión hormonal que rige su actividad. Especialmente en determinadas etapas de la vida en las que la forma y volumen se ven drásticamente alterados, tales como la pubertad, cambios bruscos de peso, el embarazo y la menopausia.

Todos estos factores hacen que el pecho sea una de las partes del cuerpo que hay que cuidar con más atención, para evitar su relajación natural, siendo de vital importancia la hidratación y el cuidado específico de la zona.

Los senos propiamente no tienen músculos, sino que los mismos están por debajo de las glándulas mamarias, pegados a la caja toráxico. Sin duda alguna que toda la tensión recae en la piel. Así, para evitar la flacidez tenemos que enfocarnos en la piel para que la misma tenga buena concentración de colágeno. El colágeno es una glicoproteína sintetizada por fibroblastos y para obtenerlos se necesita consumir vitamina A, B, D y algunos minerales como el hierro, magnesio y zinc.

Trucos de belleza natural para un súper escote

Gracias al seguimiento de unos buenos hábitos en el cuidado diario de la zona del pecho, no sólo se pueden optimizar los efectos del tratamiento para lucir un escote firme, sino que también puede preservarse su buena salud.

  • Hidratación constante. Aplicar al menos una vez al día una crema específica para el pecho.
  • Realizar un suave masaje, siempre con movimientos circulares y ascendentes hacia la base del cuello, aprovechando el momento de aplicación de la crema.
  • Terminar la ducha con un chorro de agua fría en los senos, para estimular la tonificación de la piel de la zona.
  • El frío contrae y logra un efecto de turgencia, puedes recorrer todo el pecho con un cubito de hielo envuelto en una toalla fina.
  • Utilizar un buen sujetador (sostén o brassier) y jamás prescindir de su uso durante la práctica de deporte o actividad física. En caso de que tengas implantes mamarios debes usar los corpiños tipo deportivos, sin arco metálico, hasta para dormir porque las siliconas al contrario de lo que muchas mujeres creen, también pueden caerse.
  • Adoptar una buena postura, manteniendo la espalda recta con el pecho erguido. Ir encorvada provoca la caída de los senos.
  • Practicar deportes (como la natación) o realizar ejercicios específicos que ayudan a conseguir la tonicidad de la musculatura pectoral sobre la que se sostiene el busto.
  • Evitar los cambios bruscos de peso, ya que los tejidos pierden elasticidad lo que provoca flaccidez y pérdida de firmeza.
  • Protegerse del sol. La exposición a los rayos solares provoca una aceleración en el envejecimiento de la piel que conlleva la aparición de manchas en el escote, así como la pérdida de tersura y suavidad.
  • Los rayos UVB y UVA dañan de manera irreversible las fibras de colágeno de la piel lo que hace que pierdan su vigor y elasticidad natural contribuyendo a la flacidez.
  • No olvidar la autoexploración de los senos mensualmente y visitar al especialista una vez al año.

La doctora naturópata Maritza Ruiz Avilés, de Naturaleza, recomienda una planta conocida como fenogreco, cuya semilla y retoños asegura que aumenta el tamaño del seno, gracias a un compuesto llamado diosgenina y no causa retención de líquidos en las mamas, como lo provocarían otras cremas hormonales sintéticas.

"Se pueden probar los masajes de fenogreco en polvo mezclado con aceite vegetal de preferencia de canola, oliva o almendras, se mezclan en una batidora y luego se aplican en forma de pasta, la cual podría dejarse por algunas horas, para luego retirarlas con un jabón suave", apunta la entendida.

Los fangos naturales de origen también resultan un aliado a la hora de reafirmar y levantar el busto.

Dieta para mantener sanos los pechos

Además, de los trucos de belleza que hemos mencionado, los senos pueden mantenerse sanos y hermosos con la siguiente dieta:

  • Tomar aceite de onagra por día, o aceite de borraja. Los ácidos grasos esenciales que contienen mejoran el aspecto de la piel en general y garantizan la elasticidad.
  • Eliminar los lácteos y sus derivados de la dieta, ya que éstos desequilibran las hormonas femeninas al contener las hormonas femeninas de la vaca. En su lugar tomar leche de soja y suplemento de calcio.
  • Pescados azules y aceites de prímula y de borraja: por su contenido en ácidos grasos esenciales que hidratan la piel por dentro.
  • Cereales, en especial: malta, cebada, centeno, trigo, maíz, avena y alforfón que proporcionan mayor turgencia a los senos.
  • Germen de trigo: por su extraordinaria riqueza en vitamina E que retrasa el proceso de degradación de los tejidos.

Si estás embarazada...

El pecho es la angustia de toda futura mamá, pero si se siguen estos consejos no hay de qué preocuparse:

  • Ante todo, ponte un sujetador desde el primer momento ¡que sostenga bien!, a poder ser de algodón suave y con tirantes anchos fáciles de regular. Ves adecuando la talla a medida que pasan los meses y, si el pecho te hace daño, déjatelos puestos también durante la noche.
  • Hidrata y suaviza el pecho en profundidad dos o tres veces al día y utiliza una crema especial antiestrías.
  • Para calmar los dolores puedes darte un masaje suave con un guante de baño mojado en agua tibia.
  • Durante la lactancia sigue hidratando el pecho todos los días, pero no los pezones sin antes haberle enseñado la crema al pediatra que te sabrá decir si hay algún riesgo para el recién nacido.

Fuente: www.estetica-natural.com


Sobre esta noticia

Autor:
Productos Ecológicos (665 noticias)
Fuente:
blog.productosecologicossinintermediarios.es
Visitas:
7763
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.