Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aidil escriba una noticia?

Señales de amor. . .

04/06/2009 19:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para alguien muy especial que me ha dejado en claves de amor las mejores enseñanzas de la vida. .

SEÑALES DE AMOR…

Hoy se cumple otro año más que no estas físicamente con nosotros, ya son diez años, y aún te seguimos añorando y recordando con todo el amor que sembraste en nosotros, para mí este año hace un poco mas difícil que los demás que he pasado sin ti, y este día en especial me llena de mucha tristeza porque precisamente un diez de mayo de hace diez años decidiste irte a un mundo mejor madrecita, yo todavía me pregunto porque Dios se tiene que sentir solo para llevarse a las personas tan lindas como tú, me imagino que este día debes de estar muy contenta verdad…?

Te acuerdas cuado platicamos de quien se iba a morir primero, sabemos y lo hemos comprobado que nadie en este mundo tenemos ni el tiempo contado ni todo el tiempo del mundo, la muerte Madre es el misterio mas grande quizá tanto en este mundo como en los que pudieran existir, no sabemos ni cuando, ni donde, ni como, pero eso si ese momento va llegar, duro Madre, directo, sangrante e inexplicable el momento en que tienes contacto con la muerte… es un nada es un todo!!!, es como la mínima ráfaga de aíre fuera la punta de una cortante espada fina que no deja marca al rasgarte el alma, pero que la herida existe y te parte en dos, es de esa heridas que no sanan aunque hayan cicatrizado, su interior sangra lenta e ininterrumpidamente, matando las esperanzas y deseos de vivir…

Ya no estas con nosotros físicamente claro, porque se que desde donde estés siempre nos estarás bendiciendo, cuidando y lo más seguro es que también te hagamos pasar malos momentos por no portaros bien, pero que quieres somos humanos. No necesito decirte cuanto me ha dolido tu partida, tu más que nadie lo sabe, pasa el tiempo y creo que con el crece mi dolor, son de esos dolores que por mas que quieres que se te pase simple y sencillamente “no pasa nada” como siempre en esta época me resulta más dolorosa no es porque únicamente me acuerde de ti estos días ehhh, tu sabes que a diario lo hago y como no ¡si ere el amor de mi vida!, ves sigo estando igual de loquita a lo mejor un poquito más, pero así me querías y me sigues queriendo verdad? Yo se que siiiii….!soy un encanto! Alguien me dijo eso poco, te acuerdas? que tu me lo dijiste una vez… fue un momento inolvidable momento, yo lo tengo presente y siempre lo recuerdo.

Yo siempre me queje de que no me querías tanto como yo, ahora ya se y la vida me ha enseñado que cada quien quiere a su manera, y tú me querías mucho no tengo la menor duda, pero igual yo siempre he pensado que soy diferente y que necesitaba que siempre me lo dijeran… ya, ya se que tu siempre me lo decías “a tu manera” pero siempre lo hacías.

Te acuerdas cuando me enseñaste a amarrarme las agujetas de los zapatos… como te di lata verdad?... que quieres en ese tiempo todavía no era perfecta, te fastidiaba tanto que a los cinco minutos se desamarraran y siempre me decías “debes de aprender hacerlo porque yo o siempre te las voy estar amarrando” y yo siempre pensaba era que no me compraras zapatos con agujetas… digo lista siempre he sido a poco no!...pero, no te gustaba hacerme sufrir, hoy que lo recuerdo se que, que era una “señal de tu amor”

Ahora sé que la sencillez de que aprendiera atar las agujetas de mis zapatos fuerte y resistentes para que no cayera cuando caminara o jugara, es una de las muchas lecciones y señales de tu amor, porque creo que lo hiciste con el único propósito de enseñarme que en esta vida hay que amarrar todo no hay que dejar cabos sueltos porque nos puede hacer caer y tenemos que estar agachando la cabeza a cada rato para querer hacer un nudo y poder caminar otro rato, pero que a lo largo del tiempo eso nos va a cansar, lo he aprendido y tu sabes que se atar las agujetas de mis zapatos gracias a ti lo aprendí… GRACIAS MADRE!

Sabes siempre quise que cuando sacará un diez en la escuela brincarás de alegría igual que yo, pero nooo!... Siempre me decías: “que bien ese es tu deber siempre debes de sacar un diez, para eso te mando a la escuela”… rompías el encanto ese momento, aquella niña se iba triste pensado que no la querías, pero al rato se proponía sacar otro diez haber si ahora si te ponías contenta.

Esa fue otra ”señal de amor” en esta vida hay que buscar la perfección en nuestra vidas no importa que a los demás no les alegre nuestros triunfos lo importante es como vivimos el momento de ese pequeño triunfo que fue fruto de nuestro esfuerzo, ahora lo entiendo Madre y se que a tu manera esos dieses te alegraban y no dudo que si te llegaron arrancar muchas sonrisas. Como me molestaba que cuando ibas a la escuela por mí siempre y que siempre me preguntaras: “te portaste bien?, no hiciste ninguna travesura, no tomaste nada, no te pelaste con nadie?” y un montón de preguntas que me hacías, nuevamente ahí Lidia pensaba que no me querías.

Eso, eso era preocupación… hoy lo sé no era que me fueras a castigar por haberme portado mal, tu querías esta segura que no tenía ningún rasguño que estaba completa y que tonta era, esa fue otra “señal de tu amor” en su momento únicamente veía en tu rostro enojo por si hubiera hecho una travesura, pero no, no era eso…( que quieres a veces pienso otra cosa muy diferente de lo que pasa) …lo que sentías era angustia y miedo de saber que el rato que no me tenías a tu lado me pudiera haber pasado algo…!GRACIAS MADRE POR PREOCUPARTE!

Y te acuerdas como te fastidiaba cuando no me comía tu famosa sopa de “coliflor” ¡huácala!... Nunca me va a gustar lo juro… siempre me decías debes de aprender a comerla es buena y te va hacer bien, siempre me la trague pero sabia muy mal, con eso aprendí que la vida no toda sabe a miel y que a veces sin querer tenemos que tragar eso que no nos gusta y que nunca nos va a gustar pero su amargo sabor va a pasar y va ser por nuestro bien…!GRACIAS MADRE TAMBIEN POR ESA SEÑAL DE AMOR”

Tu nunca te quejabas de nuestras pobrezas es mas siempre hiciste que nosotros fuéramos felices con lo que teníamos, decías que el hombre sufría por añorar lo que no tenía y que por eso no disfrutaba lo que tenía frente a él, eso es cierto últimamente he aprendido que no necesitas riquezas materiales para se feliz, es mas creo que no solo hacen sufrir al hombre sino que también lo vuelven egoísta e insensible de lo que hay a su alrededor, tu me enseñaste que no necesariamente necesita una muñeca de porcelana para ser feliz y que por ese simple hecho ocurriera el milagro y aquella muñeca hablara… en cambio Madre me regalaste una muñeca de cartón… que por mucho tiempo fue mi amiga, fue mi motivo para echar a volar mi imaginación, recuerdo que a veces decías que te preocupaba porque me encontrabas hablando con una simple muñeca de cartón… (tenías razón Madre desde ahí estaba loquita!)… pero para mi no era una simple muñeca de cartón Madre…si tu supieras que a veces si me contesto lo que le preguntaba…!no te asustes Madre te dijo que sigo igual de loquita que de niña!

Pero a esa edad e serio que nuestra imaginación no tiene limites, son nuestros sueños, nuestro motivo de vivir, nuestras ilusiones de un futuro maravilloso, sabes me hubiera gustado no crecer!!!duro mucho tiempo mi muñeca te acuerdas que incluso aguanto una bañada que Lidia le dio, me acuerdo que yo lloraba porque mi muñeca se esta muriendo porque se estaba haciendo chiquita y se quería romper, tú enojada me dijiste que yo tenía la culpa por haberla mojado, pero al rato la llevaste al sol y se seco y no se rompió al contrario se hizo mas dura, más resistente aunque la expresión de su cara cambio, por que era muy dulce y dejo de serlo para ahora tener una carita muy sería y parecía casi enojada, tu decías que si esta enojada y que era conmigo porque la había bañado, te dije que no y te pregunté que como habías hecho para que no se rompiera y tu me dijiste “solo la puse a que le diera la Luz”

No fue sólo eso yo aprendí que las malas experiencias, que todos los problemas que nos pasan, cuando buscamos la luz por muy débiles que seamos siempre vamos a salir mas fuertes pero que igual nuestra idea de la vida va cambiar completamente, nuestro carácter y nuestra simple expresión corporal también van a cambiar, pero que nos va a ser madurar para enfrentar lo que venga a futuro, esa, esa también fue “UNA SEÑAL DE TU AMOR”

Te acuerdas que te dije una vez que te “odiaba” perdóname por ese momento nunca lo dije de corazón, fue porque me habia roto mi tobillo y tu me dejaste toda la noche sola en el Hospital, no me importo que me dijeran que toda la noche no dormiste por no saber como estaba, yo te dije que Dios te había castigado por dejarme sola y que por eso no te pudiste dormir, me acuerdo que no te defendiste, pero solo mencionaste algo de “algún día serás madre y sabrás que a veces hay que dejar sufrir a los hijos, porque no siempre vamos a estar con ellos” tenias razón y en este momento no tengo argumentos para darte la razón, porque son una de las cosas que todavía no aprendo al 100% todavía no me acostumbro a enfrentarme sola a la vida todavía te necesito y quisiera que estuvieras aquí.

Si yo te siguiera contando cuantas “señales de amor” conservo nunca terminaría porque me dejaste un legado que no me terminaré en toda la vida, y se que me sigues bendiciendo en donde quiera que estés, también sabes que hecho muchas cosas que tu no me enseñaste, de las cuales yo misma me siento mal, y que sabías que tu las estabas viendo, tú sabes también que ya no lo hago, a ti no te puedo mentir tu sabes lo que siento y lo que hago porque mi imaginación sigue siendo la misma que tenía de niña, mi ilusión de la vida o ha cambiado aunque muchos piensen lo contrario, yo sigo pensando mediocremente que quieres así soy feliz!

Tú me diste las armas para ser feliz en esta vida, me demostraste con tu ejemplo que hay que ser fuerte y luchar por lo que queremos pero que siempre debemos de revisar nuestra mochila y sacar las piedritas que no nos son necesarias para seguir en nuestro camino, piedras siempre vamos a encontrar mas adelante sin necesidad de cargarlas, se que te referías a muchas cosas, lo estoy haciendo, no estoy tirando precisamente esas piedras pero si las voy dejando a un lado y se que también muchas veces va a ser necesario regresar atrás a descansar sobre de ellas aunque dolorosas pero son parte de nuestra vida, y sí en efecto Madre uno aprende mas de los fracasos que de los triunfos, los triunfos de alimentan los fracasos te fortalecen…

Sin embargo Madre, cargo una piedra muy enorme y de la que se que nunca voy a encontrar una respuesta ni el lugar exacto para dejarla… y quizá si tenga ya dos respuestas pero me resisto a saber cual debo tomar como la verdadera tu no estas aquí para que me digas… como quisiera que estuvieras, tú eres la única que me la puede dar… tú sabes que para nadie fue fácil todo el tiempo que estuviste dependiendo de circunstancias muy tristes los últimos días de tu vida que estuviste con nosotros…

Hoy por la mañana cuando estuvimos a un lado de tu tumba de verda hice la visita de corazón… se que tu no estas ahí, han pasado diez años, tu cuerpo tampoco sigue ahí, no quiero ser egoísta se que tú pensabas cosas muy diferentes sobre las visitas al cementerio y sabes muy bien que no lo hago ya a menudo porque se que tú estas en donde quiera que mi imaginación te vea, para mi no has muerto en mi corazón y mientras mi amor y mi pensamiento por ti sigan no morirás jamás para mi.

Al ver tu tumba no puedo recordarte como la mujer que describí antes dándome señales de amor, perdóname! Pero el ver tu tumba me recuerda una lucha que perdiste ante la vida, significa para mi una derrota compartida… de que valió Madre? Ojalá me pudieras contestar de que valieron esos siete meses de sufrimiento si al final perdimos la batalla… estos días y la etapa que estoy viviendo de mi vida entre médicos y hospitales me hacen revivir esos momentos en los que postrada ante una cama y conectada a un sin fin de maldito tubos y mangueras luchabas por la vida mientras la familia que tu habías construido se destruía a tu alrededor…no quiero imaginar lo mal que te hicimos pasar a parte de tu dolor físico el moral que todos te causamos, tu tumba me recuerda la impotencia que sentí al verte por última vez físicamente, precisamente entre mucho más personas que como tu perdieron la batalla en esta vida… me revive el momento en que toque tu cara y estaba fría, en que pude sostener tu mano por última vez, pero que ya no sentí la fuerza que me transmitía, no es que en ese momento me haya hecho fría ante la vida, pero si creo que perdí algo de mi sensibilidad humana, ese momento cambio mi vida yo pensé que cuando sucediera iba a romper en llanto, tú sabes que hasta la fecha no me he dado la oportunidad de llorar tu muerte, quizá porque no me resigno a lo que paso y el hecho de llorarla significaría aceptar que te has ido del todo…

Perdóname si estos días me vuelvo mas fría de lo normal y que me afecte tanto tu partida se muy bien que eso no te haría feliz, pero comprende dame chance no!?, también te he dicho que si no voy a ganar esta batalla que ahora libro hables con el de allá arriba y le digas que me de una oportunidad para seguir…nunca sabré si fue lo correcto luchar tanto tiempo por una batalla que sabíamos estaba perdida, sé también que si regresarás y me dijeras que estuvo bien la decisión de mantenerte atada un sin fin de tubos y viviendo tus últimos siete meses en un hospital…te diría que lo haces para no hacerme sentir mal y por supuesto me voy a sentir mal, pero igual si aceptaras que no querías sufrir más y que hubiera sido mejor evitarte esos últimos meses creeme que me sentiría mas falta y también me bajarías mucho la batería en este instante porque por si algo lucho y soporto tener que vivir dependiendo de medicamento y visitas al médico es por esa gran batalla que tu diste en esta vida…te diré algo, esa batalla por la vida no la perdiste sola Madre la perdimos junta, porque a pesar de saber que era una derrota segura dimos batalla y sobre todo te goce inmensamente los últimos momentos y nunca me cansaré de decirte que eres y serás siempre el AMOR DE MI VIDA, y aunque ya no estés aquí físicamente siempre recordaré tus “SEÑALES DE AMOR.”

Mayo 2009.

Aidil A. A.


Sobre esta noticia

Autor:
Aidil (1 noticias)
Visitas:
28217
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.