Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chandier escriba una noticia?

El selfie planetario de Ellen DeGeneres y otros grandes momentos de los Oscar 2014

04/03/2014 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La 86ª edición de los Oscar será recordada como aquella en la que dos películas, Gravity y 12 años de esclavitud, compartieron gloria. Pero más allá de su palmarés, la de 2014 será aquella gala en la que Ellen DeGeneres elevó la moda del selfie a un nuevo nivel con la que es ya la fotografía más retuiteada de la historia.

image

Comenzó haciéndose una foto a sí misma para presuntamente mofarse de las autofotos... y terminó tuiteando una imagen que se ha convertido en un fenómeno masivo.

En la fotografía de marras aparece DeGeneres acompañada de parte de la flor y nata de Hollywood: Brad Pitt, Kevin Spacey, Jennnifer Lawrence, Lupita Nyong'o, Meryl Streep Angelina Jolie, Julia Roberts y Bradley Cooper, que es quien sujeta la cámara. Se ve incluso un pedazo de la cabeza de Jared Leto, el hombre de moda de la noche.

"Si el brazo de Bradley fuera más largo. La mejor foto de la historia #oscars". Con esta frasecita acompañó la presentadora la imagen. Dicho y hecho. En pocas horas este 'megaselfie' fue compartido por más de dos millones de personas y marcado como 'favorito' por más de un millón.

En definitiva, la foto más retuiteada de la historia, superando a la que publicó Obama junto a su esposa tras ser reelegido. Una imagen por la que DeGeneres incluso tuvo que pedir perdón, siempre con la boca pequeña, durante la gala. El boom del selfie en directo desde el Dolby Theatre hizo que Twitter sufriera problemas técnicos por saturación.

SELFIES, PIZZAS Y LIZA MINELLI Fue el momento más brillante de una DeGeneres que en su labor de maestra de ceremonias estuvo eficaz, aunque con ciertos altibajos. Su monólogo inicial empezó con una broma que no sentó nada bien a una de las divas presentes en patio de butacas. "Creo que es uno de los mejores imitadores de Liza Minelli que he visto nunca. Buen trabajo, señor", dijo Ellen. La cara de la protagonista de Cabaret era de muy pocos amigos.

A partir de ahí algún selfie, varios chistes fallidos, un ridículo disfraz y un momento entre divertido y bochornoso a cuenta de unas pizzas que repartió entre los asistentes. Un refrigerio al que no dudaron en echarle mano Brad Pitt, Kevin Spacey o Julia Roberts, siempre dispuestos a entrar en el juego de DeGeneres y a saciar su apetito. Son muchas horas de ceremonia como para decir "no" a una pizza.

Pero como no solo de Twitter, de pizza y de DeGeneres viven los Oscar, en la gala hubo otros momentos destacados. Especial mención merecen los números musicales, con un Pharrell que no contento con aparecer en la alfombra roja en pantalones cortos, minutos después revolucionó el patio de butacas con su Happy sacando a bailar a varios nominados.

También destacaron Idina Menzel, su interpretación de la canción ganadora del Oscar Let It Go fue todo un alarde de voz, las heterodoxas actuaciones de los otros nominados, U2 y Karen O, y la poderosa irrupción de Pink para versionar Somewhere Over The Rainbow con motivo de los 75 años de El mago de Oz.

LAS ESTRELLAS QUE SE APAGARON Otro de los momentos más emocionantes de la gala se vivió cuando Glenn Close apareció en el escenario para presentar el video In Memoriam, el recuerdo de la Academia de Hollywood a las estrellas que nos dejaron durante el pasado año. Un emotivo clip que abrió James Gandolfini, protagonista de Los Soprano, y que cerró el ganador del Oscar Philip Seymour Hoffman.

Entre ellos nombres como los de Paul Walker, Shirley Temple, Esther Williams o el recientemente fallecido Harold Ramis. Aunque hubo quien echó en falta menciones a figuras como la estrella de Glee Cory Monteith, el protagonista de El príncipe de Bel-Air James Avery o el guionista y escritor Tom Clancy. Tampoco estaba la actriz española Sara Montiel.

Más espontáneo, y por tanto incluso más emotivo, fue el recuerdo que tuvo Bill Murray para su compañero de antaño en Cazafantasmas al que incluyó entre los nominados al premio que presentaba junto a Amy Adams, el Oscar a la mejor fotografía.

"Hemos olvidado uno (de los nominados), Harold Ramis por El club de los chalados, Cazafantasmas y Atrapado en el tiempo", dijo antes de anunciar el ganador, que fue Emmanuel Lubezki por Gravity, y desatar una de las mayores ovaciones de la noche.


Sobre esta noticia

Autor:
Chandier (2120 noticias)
Fuente:
mundoandorra.info
Visitas:
1903
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.