Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Naturalezacantabrica escriba una noticia?

La selección sexual en las aves: adornando el nido

07/04/2011 23:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Han pasado solo unas pocas semanas desde que los millones de estorninos que acudían todas las noches al dormidero del centro de Asturies se han marchado a sus lugares de cría. La mayoría de los estorninos pintos ( Sturnus vulgaris ) que pasaron el invierno entre nosotros han emigrado hacia el norte de Europa, pero muchos se han quedado para reproducirse. Hace pocos años esta especie no nidificaba en Asturies pero en poco tiempo ha empezado a críar y ahora es una especie abundante, sobre todo en las zonas de campiña.

Desde hace varias semanas los machos de estornino han comenzado a buscar un lugar apropiado para hacer el nido, y desde allí han empezado a cantar y a exhibirse para atraer a las hembras. Algunos lo consiguen en poco tiempo mientras que otros pueden pasarse días y días sin que ninguna hembra se fije en ellos. En la elección por parte de la hembra influye tanto el canto y el plumaje (indicadores honestos de la calidad genética del macho) como el lugar elegido para hacer el nido. Y no sólo eso, sino que las hembras visitan los agujeros elegidos como nidos potenciales y se fijan en su contenido para evaluar la calidad del macho.

image Hojas verdes añadidas por un macho de estornino antes de la puesta

Según han comprobado los investigadores Vicente Polo y Pablo Veiga, los machos de estorninos introducen en el nido hojas verdes como indicadores de calidad. Las hojas son reemplazadas cuando empiezan a secarse y contrariamente a lo que se pensaba no se introducen como material de construcción sino como adorno. Un macho que acarree muchas hojas y mantenga la casa bien adornada será un buen macho.

Una vez que la hembra se ha convencido de que el macho será el mejor padre para sus hijos empezarán a construir el nido. Pero contrariamente a lo que se cree, la selección sexual no sólo tiene lugar en los machos que quieren atraer a las hembras, sino que en algunas especies las hembras también deben demostrar que ellas también tienen suficiente calidad genética para que el macho gaste sus energías en criar a sus hijos. Y en el caso de los estorninos tienen varias maneras de demostrarlo durante distintas fases de la cría.

image Plumas de anátidas introducidas por una hembra de estornino

Como hemos visto, los machos introducen hojas verdes para atraer a las hembras. Pues las hembras responden ante este estímulo introduciendo plumas vistosas como indicadores de su propia calidad genética. Al igual que ocurría con las hojas verdes, primero se pensó que las plumas eran introducidas por las hembras como material para acolchar el nido o hacerlo mas confortable, pero los mismos investigadores demostraron en otro artículo publicado en la revista Journal of Animal Ecology en 2006, que las plumas, al igual que las hojas verdes en los machos, eran introducidas como ornamento durante las primeras fases de incubación y  luego desaparecían.

image

Y aun mas, ellos comprobaron que había una relación directa entre la cantidad de hojas verdes introducidas por los machos y el número de plumas que colocaba la hembra. Para demostrarlo hicieron un experimento en el que en unas cajas nido introdujeron hojas extra y en otras las quitaron. En aquellas cajas donde se habían añadido hojas para dar la apariencia de que el macho propietario era mas atractivo y potencialmente un buen padre, las hembras acarrearon mas cantidad de plumas para demostrarle a él que ellas también serían buenas madres y que merecía la pena que trabajara duro para sacar adelante a sus hijos en común. La conclusión era que tanto la capacidad de decorar con hojas verdes por parte de los machos y de plumas por parte de las hembras podían ser vistas como dos comportamientos de señalización implicados en el cortejo mutuo y en la señalización del estatus social.

Pero una vez realizada la puesta y comenzada la incubación, la hembra seguirá señalizando su calidad gracias al color de los huevos. El color será un reflejo de la condición física de la hembra, y como ya vimos en otro artículo en este mismo blog, los machos cebarán con mas intensidad y frecuencia a los pollos procedentes de huevos mas oscuros, que también eran indicadores de una mejor condición.

Referencias

Polo, V., & Veiga, J. (2006). Nest ornamentation by female spotless starlings in response to a male display: an experimental study Journal of Animal Ecology, 75 (4), 942-947 DOI: 10.1111/j.1365-2656.2006.01103.x

Veiga, J., Polo, V., & Vinuela, J. (2006). Nest Green Plants as a Male Status Signal and Courtship Display in the Spotless Starling Ethology, 112 (2), 196-204 DOI: 10.1111/j.1439-0310.2006.01148.x


Sobre esta noticia

Autor:
Naturalezacantabrica (481 noticias)
Fuente:
naturalezacantabrica.blogspot.com
Visitas:
6616
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.