Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dsignia escriba una noticia?

Todos somos igual de diferentes

27/01/2011 18:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Sobreviven los más fuertes o los que mejor se adaptan?. ¿Son las emociones una ayuda colectiva o un arma de dispersión?. ¿Cómo explicamos que los animales de una misma especie sean solidarios entre ellos y los humanos debamos ser motivados e incitados a serlo?

Charles Darwin postuló en sus conclusiones de su afamado El Origen de las Especies que "existen organismos que se reproducen y la progenie hereda características de sus progenitores, existen variaciones de características si el medio ambiente no admite a todos los miembros de una población en crecimiento. Entonces aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente".

Queda claro atendiendo a esta conclusión que no sobrevive el más fuerte sino el que mejor se adapta al medio y este precepto es aplicable a cualquier aspecto de la vida de las personas y las empresas. Y de la relación entre ellos saldrán ventajas o desventajas competitivas que ayuden o perjudiquen esa adaptación al medio.

Las relaciones estás regidas en parte importante por las sensaciones, emociones y sentimientos a lo que las personas adultas añadimos el raciocinio y el discernimiento lógico llegando al punto de juzgar las primeras a través de las segundas lo que provoca una deshumanización de los entornos sociales.

Un negocio, una empresa, un grupo de personas unidas por un interés profesional y con objetivos de rendimiento económico poco tienen que ofrecer, a priori, en cuanto a emociones y sensaciones. El día a día profesional aturde y el frenesí del tiempo, los plazos y los objetivos diseñan un ciclo confuso y cerrado del que hemos perdido la noción de dónde está el principio.

Frenesí comercial, acumulación de procesos, objetivos estratosféricos, reuniones interminables o raciocinio disperso son algunos de los aspectos que prevalecen en muchas de nuestras empresas consecuencia de la afección de la crisis a las misma, crisis que nos da a entender que si no somos tan buenos como pensábamos ni tenemos tan seguro nuestro puesto como creíamos. Sin embargo es en momentos de crisis cuando las empresas deben activar protocolos que reactiven la innovación y creatividad de procesos de forma que el día a día desgastado e inevitable se vea compementado por nuevas visiones de negocio.

Y aquí entra el mundo de las personas con algún tipo de discapacidad. Si las empresas no suelen contratar a personas con minusvalías en tiempos de bonanza menos se decidirán por ellas en momentos de incertidumbre global donde el recorte de personal y la inconsistencia empresarial gobiernan los destinos del negocio.

Todos somos igual de diferentes y nuestras diferencias definen nuestra igualdad

Sin embargo es en momentos de crisis cuando las empresas deben activar protocolos que reactiven la innovación y creatividad de procesos de forma que el día a día desgastado e inevitable se vea compementado por nuevas visiones de proyección. Y sobre todo hay que atender a la recuperación de las emociones, a la canalización del cómo somos a través del cómo queremos ser, a la aplicación de nuestras sensaciones y sentimientos al mundo de la empresa y todo con el objeto de humanizar de nuevo el entorno de trabajo y la relación con las personas.

Si como persona vivimos momentos difíciles en nuestro entorno personal y profesional qué ocurre con las personas que el destino les ha deparado una línea de vida marcada por una discapacidad?. El tenerla transforma la percepción de las cosas y construye un día a día condicionado por la problemática derivada, pero al parecer no es suficiente carga y la sociedad se encarga de discriminar sistemáticamente a las personas que considera que "no son iguales".

Este hecho parece no ser cierto a nivel mediático donde todo el mundo habla de solidaridad con las personas discapacitadas pero cuando profundizas en las personas en sí o en las asociaciones que estoicamente las agrupan para ayudarlas vemos que la confusión mediática predomina.

Por ello es esencial activar cuanto antes un cambio cultural a este respecto que permita adquirir conciencia real sobre estas problemáticas, pero sobre todo debemos detectar como irrenunciable el hecho de reconvertir nuestra carga emocional, de generar empatía y detectar en nosotros la complejidad que supone cualquier situación cotidiana para una persona discapacitada.

Y es en el tejido empresarial donde las personas discapacitadas encuentran un muro infranqueable que les impide desarrollarse como tales y sentirse integradas en la sociedad, un lugar del que nunca debieron ser excluidas. Por ello el diseño de estrategias emocionales de marketing integrativo cuyo resultado sea la generación y gestión de proyectos y recursos con agrupaciones de personas discapacitadas es un eje de desarrollo empresarial social que ninguna empresa debería dudar en adquirir.

La socialización de las empresas, su grado de implicación interna y externa y vinculación con el marketing emocional integrativo y la transmisión de sus capacidades solidarias en acciones proactivas definen un nuevo modelo de actuación que marcará el devenir de muchos modelos de negocio influyendo de forma imperativa en su crecimiento y sostenibilidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Dsignia (4 noticias)
Visitas:
3891
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.