Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Segundarepublica escriba una noticia?

Segunda República:Diáz-Balart por una Cuba de propietarios, no de proletarios

05/02/2014 23:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Instituto La Rosa Blanca, con sede en Miami, apuesta por la resurrección de Cuba como un nuevo país, y en términos históricos y constitucionales, por una Segunda República

El Instituto La Rosa Blanca, con sede en Miami, apuesta por la resurrección de Cuba como un nuevo país, y en términos históricos y constitucionales, por una Segunda República, así lo expuso Lincoln Díaz-Balart, presidente del instituto en entrevista con martinoticias.com.

“Es un “think-tank” enfocado en el día después, en la reconstrucción y en la cooperación y colaboración con las fuerzas de la oposición y disidencia en Cuba”, explicó el ex congresista republicano y recordó que recientemente el instituto acaba de respaldar tres importantes proyectos dentro de Cuba que buscan ser diseminados y firmados entre los cubanos: La Demanda Ciudadana por Otra Cuba, promovida por Antonio Rodiles; El Proyecto Emilia, del Dr. Oscar Elías Biscet y El Camino del Pueblo del Movimiento Cristiano Liberación.

Diaz-Balart aclaró que también apoyan otros grupos de oposición o activismo cívico dentro de Cuba, como el movimiento Damas de Blanco, Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), el Frente Nacional de Resistencia Cívica y Desobediencia Civil Orlando Zapata Tamayo, que lidera Jorge Luis García-Pérez “Antúnez”, porque el contacto con la oposición es un planteamiento permanente de La Rosa Blanca.

Berta Soler junto a los hermanos Díaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen y Joe García.Berta Soler junto a los hermanos Díaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen y Joe García.

Para el ex congresista conocer a opositores, disidentes y activistas de la sociedad civil cubana que han visitado en los últimos meses a los Estados Unidos “ha sido una de las más gratas y emocionantes experiencias” de su vida. “Es como si nunca nos hubiéramos separado, como si nos hubieramos criado juntos”, dice el político, quien estuvo de 1986 a 1992 en el congreso estatal floridano en Tallahassee.

Para la Rosa Blanca el futuro de Cuba pasa por la creación de una Segunda República que no arrastre los errores de la primera, en la que incluye la llamada anti-Cuba, como llama el ex congresista al periodo posterior a 1959. Esa Segunda República es el resucitar de la nueva Cuba.

Para el ex congresista conocer a opositores, disidentes y activistas de la sociedad civil cubana que han visitado en los últimos meses a los Estados Unidos

El político comentó la obra España inteligible. Razón histórica de las Españas, del  historiador y filósofo español Julián Marías Aguilera, en la que se asegura que cada proceso de resucitación es diferente pues no se resucita a lo mismo. “Cuba lo hará en una Segunda República, mejor que la primera”, dice Díaz-Balart.

Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Lincoln Díaz-BalartIleana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Lincoln Díaz-Balart

En esa Segunda República “tenemos que hacer todo lo posible porque el pueblo de Cuba tenga acceso al financiamiento y una de las ideas claves del Instituto es que la ayuda internacional o por lo menos una parte significativa, estén disponibles para que los cubanos puedan tener acceso al empoderamiento económico. A la creación de medianas y pequeñas empresas le urge la creación de un Banco de Fomento de la Pequeña y Mediana Empresa y recrear el BANDES (Banco de Desarrollo Económico Social) y el BANFAIC (Banco de Fomento Agrícola e Industrial de Cuba”.

El congreso estadounidense está dispuesto a dar una importante ayuda para la reconstrucción de Cuba, pero el pueblo tiene que tener acceso a ella, afirma Díaz-Balart.

La Cuba del futuro no puede ser similar a la que nació a inicio del siglo XX en la que  los independentistas cubanos quedaron sin poder económico y limitados solo a la política nacional.

“Los cubanos de ahora, a diferencia de los luchadores independentistas, deben tener el poder económico y político para crear un nuevo país. Los trabajadores de esas empresas cubanas tienen que ser accionistas de ellas para que sea un país de propietarios, no de proletarios”.


Sobre esta noticia

Autor:
Segundarepublica (7 noticias)
Visitas:
709
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.