Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El sector privado acaricia el negocio de la ciencia espacial

11/02/2010 03:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el inevitable retiro de la veterana flota de transbordadores, previsto para septiembre de 2010, científicos de todo el mundo, buscando llevar a cabo experimentos en órbita, recibirán un duro golpe. Aunque Endeavor, Discovery y Atlantis tienen un gran compartimiento de carga, capaz de despegar con un gran número de experimentos científicos a órbita terrestre baja. Una vez que se hayan retirado del servicio, las compañías espaciales privadas pasarán a atender este negocio, aunque el destino de la presencia científica en el espacio es algo que todavía no se ha decidido.

El cohete Falcon 9 de SpaceX podría proporcionar nuevas oportunidades para los científicos que necesitan poner sus experimentos en órbita

La Administración Obama ha propuesto la concesión de 6000 millones dólares en cinco años a empresas privadas, a través de distintas subvenciones de la NASA, para el desarrollo de alternativas a los transbordadores. Sin embargo, el énfasis está puesto en conseguir que los astronautas nortemericanos regresen a la órbita, y no tanto en la realización de experimentos científicos en el espacio. Pero con la decisión de cancelar el Proyecto Constellation va a haber nuevas posibilidades. Compañías privadas como SpaceX, Virgin Galactic, Orbital Science Corporation y Bigelow Aerospace, están muy interesadas en desarrollar todo tipo de naves espaciales, que van desde aviones suborbitales a cápsulas espaciales capaces de llegar a la Estación Espacial Internacional.

Más sobre

Bajo la nueva propuesta de presupuesto, la ISS se mantendrá hasta 2020, pero actualmente no existen sistemas de reemplazo disponibles para sustituir los transbordadores y sus capacidades. Por lo tanto, los científicos deberán poner su mirada al sector privado, con la única condición de que puedan permitirse el precio asociado para garantizar el despegue de una nave espacial de este tipo. Universidades y otros institutos de investigación tendrán que competir con turistas espaciales, que tengan el suficiente dinero para comprar un billete a la órbita por sí mismos.

"Los turistas normalmente vuelan una o dos veces - por ello van a comprar billetes en pequeñas cantidades. Pero cuando los gobiernos o la industria compren billetes de vuelo las van a comprar por docenas o cientos. Los precios están ahora por debajo del rango de un beca de un sólo investigador", explica el director de operaciones de Bigelow Aerospace, Mike Gold. Además, la compañía planea construir estaciones espaciales comerciales, que también podrían proporcionar a los científicos una plataforma para instalar sus experimentos. "No se puede hacer un buen trabajo de investigación científica cuando sólo te estás centrando en evitar que la ISS se caiga del cielo, " añade Gold.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
2506
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.