Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rosaliakj escriba una noticia?

Secretos de belleza natural

27/08/2009 20:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cosmética natural es una posibilidad artesanal de cuidar nuestro cuerpo

La cosmética natural es una posibilidad artesanal de cuidar nuestro cuerpo. Es además respetuosa con el medio ambiente e incluso más barata. Marirpi Gadet ha recopilado en su libro "Secretos de belleza natural" unas recetas, elaboradas con flores, plantas y sustancias procedentes de la naturaleza, que han demostrado su eficacia generación tras generación. Este curso gratuito reúne algunas de las fórmulas más eficaces de esta autora para el cabello, la piel, las manos, los pies... y mucho más. Mantente atractivo y saludable lección a lección.

Capítulo 1 - Para empezar, algunos consejos

Consejos para recolectar plantas:

- Hazte con una guía de plantas silvestres. Poco a poco, irás familiarizándote y, poniendo un poquito de interés, cada día conocerás más especies.

- Selecciona siempre ejemplares sanos, que se encuentren lejos de las carreteras y los lugares contaminados.

- Asegúrate de que no estén fertilizadas, ni fumigadas químicamente: los herbicidas y pesticidas tampoco son nada gratos para estos menesteres. Por lógica, los lugares más asilvestrados, descuidados y lejos de tierras de explotación agrícola son los mejores.

- No recolectes en días de lluvia, correrías el peligro de que se te enmohezca la cosecha.

- Hazte con una cestita de mimbre: aunque parece más práctico utilizar una bolsa de plástico, este material, al conservar el calor, hace que las plantas suden y se descompongan en muy poco tiempo.

- Selecciona las partes más tiernas de las hojas, y las flores lo más cerradas posible.

- Pon cuidado en no arrancar nunca las plantas de raíz, de esta forma la planta seguirá su proceso evolutivo y otras personas, o quien sabe su tú mismo, podrán beneficiarse de sus propiedades en otra ocasión.

- Respeta todas aquellas especies que estén protegidas por peligro de extinción.

- Con la recolección podrás obtener cremas, aceites de hierbas, licores, tinturas, esencias, suavizantes, mascarillas capilares, etcétera.

- Has de tener en cuenta que nunca puedes permitirte el fallo de elegir una planta equivocadamente. Si no estás completamente segura, es mejor que la dejes en su sitio.

Consejos para fabricar tus propios cosméticos:

- Procura preparar poca cantidad de cualquiera de las fórmulas: piensa que los conservantes son naturales y, en algunos casos, el cosmético dura muy poco tiempo sin perder propiedades. A medida que te familiarices con el producto, podrás ir modificando poco a poco la fórmula para adaptarla a tus necesidades y gustos.

- Las cremas y demás productos han de ser homogéneos, por lo tanto tendrás que batirlos bien hasta conseguir una textura cómoda y fácil de aplicar.

- Utiliza etiquetas adhesivas para ponerles nombre a tus preparados. Es la única manera de distinguirlos. Evitarás más de una confusión, sobre todo cuando te acostumbres a la cosmética natural y casi todos tus cosméticos estén formulados por ti.

- Los ingredientes básicos de la cosmética natural no incluyen los que generalmente son causantes de alergias cutáneas: excipientes, siliconas, parafinas, conservantes y colorantes artificiales, que no suelen ser productos de origen natural. Esto no garantiza que algunas recetas puedan ser causantes de reacciones alérgicas, piensa que cada ser humano reacciona de forma diferente. Si una persona es alérgica al melocotón, no podrá utilizar una mascarilla que contenga esa fruta.

- Si tienes alguna duda sobre algún cosmético, puedes probarlo previamente en la piel de la cara interna del antebrazo, zona extremadamente sensible: cualquier efecto negativo o intolerancia será evidente en pocos minutos.

Capítulo 2:

Limpieza

La higiene es una práctica diaria indispensable para la buena salud de tu piel. Para ello utilizaremos productos destinados especialmente para este menester. Éstos han de reunir una serie de cualidades para que no resulten agresivos y, de esta manera, evitar un posible desequilibrio del pH natural. La elección del producto adecuado puede convertirse en una ardua tarea: leches limpiadoras, jabones, aceites desmaquilladores o toallitas desmaquilladoras invaden las estanterias de centros de belleza, perfumerías, farmacias y hasta supermercados. Por otro lado, está la opción de fabricarte en casa tu cosmético utilizando una receta de la abuela.

LECHE LIMPIADORA DE LIMÓN Y YOGUR

El limón fue introducido en Europa por el pueblo árabe. Forma parte de nuestra cultura mediterránea, y no falta en ningún hogar. Es muy utilizado en recetas para productos faciales, corporales y capilares, y también es muy apreciado como aromatizante en infinidad de productos cosméticos.

Son muchos los efectos beneficiosos que nos aporta el yogur, además de ser un alimento muy común dentro de nuestra civilización, es muy utilizado en cosmética, sobre todo natural. Este ingrediente suele aparecer en infinidad de recetas recopiladas a través de los tiempos. Es apropiado para pieles grasas y con problemas de acné, ya que la mayoría de los organismos patógenos son atacados por el ácido que contiene. Si dispones de tiempo suficiente, prueba a hacer tu propio yogur artesanal, no sólo con intenciones cosméticas, sino alimenticias.

Esta mezcla es ideal para desmaquillarse con toda suavidad. Te aseguro que muchas personas la utilizan a diario.

Mezcla en un bol una cucharada sopera de yogur natural con una cucharadita de café de zumo de limón. Aplica sobre tu rostro y escote esta mezcla, y retírala con un algodón.

LECHE DE ALMENDRAS

Las almendras son un alimento que se consume desde la época medieval. El aceite de almendras es uno de los más antiguos en cosmética, y ha sido utilizado en las recetas cotidianas de muchas bellezas célebres a lo largo de la Historia. Hoy en día sigue siendo un componente principal de numerosos preparados cosméticos comerciales. Si pruebas esta mezcla, estoy segura que te sumarás a la innumerable lista de adeptas a ella. Se trata de un fluido suave, sedoso y de fácil aplicación.

Muele unas cuantas almendras peladas (para ello puedes utilizar el molinillo de café). Mezcla cuatro cucharaditas de café de almendras molidas y 125 ml de leche entera. Bátelo todo y coloca la mezcla en un recipiente, a ser posible de vidrio. Agita la mezcla con frecuencia, y déjala reposar; pasadas ocho horas, ya podrás utilizarla. Guárdala en la nevera, así podrás aplicarla durante aproximadamente los tres días siguientes a su preparación. Es ideal para desmaquillar las pieles secas. También puedes usarla como hidratante corporal después de la ducha o el baño.


Sobre esta noticia

Autor:
Rosaliakj (888 noticias)
Visitas:
8240
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.