Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Sarkozy y Merkel apoyan la reelección de Barroso al frente de la Comisión pero le piden un programa

11/06/2009 15:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, apoyarán "sin ambigüedades" la candidatura del portugués Jose Manuel Durao Barroso para presidir de nuevo la Comisión Europea, pero le han pedido que "formalice" sus intenciones para su segundo mandato y presente un programa.

"Su deber es proteger a los europeos, que se comprometa sobre un trabajo al servicio de una mejor regulación financiera y que lleve una voluntad política para Europa", declaró Sarkozy en una conferencia de prensa conjunta en el Elíseo con Merkel tras mantener una reunión para preparar el Consejo Europeo de la próxima semana.

En la misma línea, Merkel apuntó que es "crucial" que se tomen las "decisiones adecuadas" y que se trata tanto de una cuestión "de fondo" como "de personas". "Alemania y Francia han decidido apoyar la candidatura de Barroso pero pensamos que su programa debe ser objeto de concertación con el Parlamento Europeo", aseguró la canciller. "Es un procedimiento --agregó-- que nos parece sensato".

En todo caso, el Parlamento podrá ratificar su candidatura el 15 de julio, tal y como estaba previsto, y la decisión final podría adoptarse por escrito, según dijo Sarkozy. Así pues, Francia y Alemania desean que se tome una decisión política sobre la candidatura de Barroso en la cumbre europea antes de tomar una decisión jurídica formal.

"Nos hemos puesto de acuerdo sobre un nombre y, si las condiciones se reúnen en el Parlamento, estamos dispuestos a dar nuestra aprobación", subrayó la canciller tras insistir en que la UE trabaja con las reglas de Niza pero que la perspectiva de Lisboa exige "encontrar un buen método".

"No es sólo una cuestión de personas, es también una cuestión de programa", abundó Sarkozy que reiteró a Barroso un compromiso sobre "principios y valores". "La elección que hemos hecho es clara: Barroso y un programa o un programa y Barroso", resumió el francés en tono desenfadado.

EL VOTO DE IRLANDA

Durante la hora larga que duró el encuentro en el Elíseo, ambos hablaron igualmente de la necesidad de formalizar el acuerdo jurídico para que los irlandeses puedan ser consultados de nuevo sobre el Tratado de Lisboa "con las mejores probabilidades de éxito".

Merkel se dijo "optimista" porque cree que se ha creado un marco "apropiado" para un segundo referéndum en Irlanda sin crear problemas en otros países. "La crisis ha cambiado mucho las cosas, ningún país puede aislarse y todo lo que podamos hacer para ayudar a los irlandeses a elegir Lisboa, lo haremos", apostilló el mandatario francés.

En cuanto a la fecha del referéndum Sarkozy avanzó que se hará en septiembre u octubre, pero que la decisión corresponde a los irlandeses y que el primer ministro Brian Cowen, "siempre ha mantenido su palabra".

La reunión sirvió también para que ambos líderes mostraran su unidad de cara a la próxima cumbre del G8 que se celebrará en Italia y en la cita "crucial", en palabras de Sarkozy, sobre la protección del medio ambiente que tendrá lugar a finales de año en Copenhague.

El jefe del Estado galo recalcó que "no se puede volver atrás" en las decisiones adoptadas en las reuniones del G-20 en Washington y Londres y que ahora hacen falta "hechos y resultados". "Hay una voluntad franco alemana muy fuerte para no reducir las ambiciones sobre la regulación financiera", advirtió.

EXIGENCIAS MEDIOAMBIENTALES

En la misma línea, dejó claro que en las citas cruciales sobre la protección del medio ambiente París y Berlín reafirmarán que no quedará "sin consecuencias" la actitud de los países no europeos que "no jueguen el juego de la defensa del medio ambiente".

Así pues, insistió en que Francia y Alemania hablarán "con una sola voz" en la próxima reunión del G, para convencer a los norteamericanos y a los países emergentes de que la cumbre de Copenhague tiene que ser un "éxito absoluto".

Al respecto, Merkel incidió en que debe evitarse que otros países se escuden en la crisis para plantear problemas en los objetivos de reducción de emisiones contaminantes. "No sirve de nada tener una protección del clima formidable si somos los únicos que reaccionamos de esta forma", avisó la canciller, que adelantó que Berlín planteará objetivos "extremadamente ambiciosos".

COMISARIOS

Ni Merkel ni Sarkozy quisieron avanzar si habían hablado entre ellos sobre los futuros comisarios alemanes y franceses del futuro Ejecutivo comunitario. "Primero habrá que hablar de las carteras y luego de las personas", zanjó Merkel.

"Francia apoyará la elección de Alemania y he creído entender que Alemania apoyará el de Francia", dijo por su parte Sarkozy quien no obstante mostró su confianza en Michel Barnier, actual ministro de Agricultura y ex comisario europeo, cabeza de lista de la UMP en las elecciones al Parlamento Europeo.

Finalmente, ambos mostraron su preocupación por el estado de salud de la premio Nobel de la Paz y opositora birmana Aung San Suu Kyi y adelantaron que pedirán la ayuda de China e India para que la Junta birmana respete sus derechos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1776
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.