Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Sarkozy cumple hoy su segundo año en el Elíseo con un balance marcado por la crisis

06/05/2009 11:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 6 de mayo de 2007 Nicolas Sarkozy se convertía en el sexto presidente de la V República francesa y en vísperas de cumplir su segundo año en el Elíseo, el proyecto reformista del ya bautizado como 'hiperpresidente' se ha visto alterado por la irrupción de la crisis económica mundial.

La promesa de convertirse en el presidente que mejoraría el poder adquisitivo de los franceses con el famoso lema 'trabajar más para ganar más' se tropieza ahora con un país que va camino de convertirse en el campeón europeo del gasto público, con un 54,7 del PIB en 2009, una deuda pública que llegará al 78% en tres años y un déficit cuatro décimas por encima del límite autorizado por Bruselas.

A ello se añaden el goteo de despidos, con un paro del 7,8%, y la sensación de que los trabajadores no encuentran la protección que el Gobierno da a bancos y empresas, situación que ha gestado una unidad sindical inédita en los últimos años en Francia y sacado a la calle a millones de franceses tres veces en lo que va de año.

Sarkozy se ha visto así obligado a revisar a la baja sus promesas de orden económico y social ganándose las críticas de la oposición que le acusa de escudarse en la crisis para no cumplirlas. Así, para los socialistas franceses, la situación del país en mayo de 2009 es "peor" que hace dos años "y no solamente debido a la crisis".

En un documento de 38 páginas titulado 'El fracaso', el principal partido de la oposición sostiene que "la ausencia de resultados es la principal característica de su presidencia".

"Es un fracaso incluso desde el punto de vista de los objetivos que se habían fijado públicamente y muestran la reducción del poder adquisitivo, el aumento del paro, el incremento de la delincuencia violenta, las dificultades para encontrar alojamiento, de asistencia sanitaria, etc", denuncia el PS.

El presidente vive también no pocas dificultades con la reforma educativa, la investigación y los hospitales, sectores que han mostrado una gran beligerancia frente a los proyectos gubernamentales.

Con todo, Sarkozy ha logrado sacar adelante la reforma constitucional, terminar con los regímenes especiales de jubilación, aprobar una ley de servicios mínimos o imprimir una inflexión a la política exterior y de defensa con el regreso de Francia al núcleo duro de la OTAN.

Algunos analistas consideran pues que, si bien la crisis ha desbaratado el programa que Sarkozy había construido sobre el crecimiento, la competitividad, el trabajo y la desaparición del paro, su método consistente en concentrar el poder, reaccionar con urgencia y la voluntad de hacerlo todo, y todo al mismo tiempo, se ajusta bien a los actuales tiempos de crisis.

Al menos, este activismo se reveló eficaz para acudir en ayuda del sistema financiero y convocar con celeridad las reuniones del G-20 sobre la crisis internacional en las que Sarkozy impuso la obtención de resultados como requisito previo.

APERTURA

Pero la crisis económica, que no es exclusiva de Francia, y el creciente malestar social no conducen necesariamente a una crisis política porque no existe una alternativa al 'sarkozysmo', en parte porque la política de 'apertura' practicada por el inquilino del Elíseo ha desestabilizado al socialismo francés.

La incapacidad del PS para solucionar sus problemas de liderazgo y el espectáculo del Congreso de Reims en el que quedó al descubierto un partido minado por la división, ha facilitado la tarea de Sarkozy, que hila con facilidad discursos en los que la izquierda puede reconocerse sin problemas.

Ayer, durante un discurso sobre el futuro de Europa pronunciado en Nimes, Sarkozy defendió el balance de estos dos años al frente de la presidencia en los que Francia "ha tenido el valor de reformarse". "Ha derribado los conservadurismos que, paralizándola, la condenaban a un declive irremediable", dijo.

Mientras, su cota de popularidad se mantiene en niveles bajos y más de la mitad de los franceses, el 56%, según el sondeo de Ifop para París-Match, no aprueba la gestión de Sarkozy como presidente. El 69% cree que defiende bien los intereses de Francia en el exterior y el 53% confía en su capacidad para reformar el país.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1787
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.