Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro A. Gómez R. escriba una noticia?

Sanando a papi y a mami

16/11/2010 02:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La salud de un bebé enfermo no se puede descuidar y se deben hacer todos los esfuerzos posibles para que la recupere. Pero de igual forma hay que cuidar el bienestar de los padres durante el proceso, es indispensable para el propio bebé

Una de las situaciones mas duras, incomprensibles e injustas es ver a un bebé de corta edad con alguna afección grave.

Estamos acostumbrados a pensar que nuestros malestares de gente grande son consecuencias de nuestras acciones equivocadas, de nuestros descuidos personales, de nuestros pecados o hasta de nuestro karma; y de alguna forma cualquiera de estos orígenes puede ser el correcto.

No debemos olvidar que hay afecciones que viene heredadas o congénitas, que si bien en estas no parece que tengamos responsabilidad, algunas personas hablan de ‘ decisiones del alma’ , ‘ escogencia de situaciones de vida’ , para aprender o enseñar aspectos particulares a nosotros mismos o a los demás.

Cualquiera que sea la razón que se desee creer, la realidad es que cuando un bebé está enfermo, los padres y los familiares cercanos también comprometen su bienestar, su salud.

Por eso es un hecho que en esos casos no solo el bebé necesita sanar, sino que hay que hace

r lo propio con los padres.

En el plano mas lógico y terrenal, el ambiente del bebé debe ser el mas tranquilo y armónico posible para ayudar en su proceso de sanación o de adaptación a la vida; y para eso es importante que los padres hagan un trabajo sincero tratando de sanar su ansiedad, su estrés, tratando de manejar su adaptación activa para que le puedan brindar al bebé lo que necesita. Este trabajo puede ser de esfuerzo personal o asistido por personas preparadas.

En el plano místico, si suponemos que la dolencia es una ‘ decisión del alma’ , definitivamente el bebé escoge esa situación para su propio aprendizaje y para enseñar a sus padres, que necesitan vivir también esa experiencia (Principio de Sincronicidad). En este caso sigue siendo una realidad que los padres necesitan sanar, ya que en sentido místico sanar se refiere a aprender a sobrellevar las situaciones complicadas de forma que les permita vivir en armonía para ayudar en todo el proceso de sanación o para poder aceptar estas situaciones.

Por tanto, cuando nos ocupemos de bebés enfermos en nuestros papeles de médicos, terapeutas, consejeros, sanadores o personas comunes, no nos preocupemos solo por los pequeños, ocupémonos también de los padres; los mismos bebés lo agradecerán ya que en cualquiera de los casos ellos quieren ver a sus padres tranquilos.

Namasté

(Original: noviembre, 08 del 2010)


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro A. Gómez R. (23 noticias)
Visitas:
9338
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.