Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Megustasermama escriba una noticia?

Salir de paseo con dos Chiquininis...

28/02/2011 22:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Madre mía, es agotador, antes de salir por la puerta ya está uno agotado. Salir con dos niños pequeños y además en invierno, con capas y capas de ropas, abrigos, guantes y bufandas, que hay que ponerles y quitarles a los dos, además de las nuestras, es como para pensárselo dos y tres veces....

Chiquinini, vamos cerca, así que vas andando. O vamos medio cerca, cojo el patín por si acaso. Vamos lejos y con varias cosas que hacer, mejor llevamos tu silla también. De la mochila para la Chiquinina ni hablamos, no le gusta nada así que mi gozo en un pozo. Además, no sé cómo meterte ahí con el buzo hija...

Más sobre

Vale, ya tenemos clara la logística de hoy, dependiendo también de si hay dos manos o cuatro para llevar a los Chiquininis.

Chiquinini, ponte la bufanda. - Mamá, tengo mocos. Cojo el pañuelo y por el camino el gorro de la Chiquinina. - Chiquinina, no llores, ya salimos...Chiquinini cuidado, se te ha caído una manopla. Ay, mi móvil. Voy por él y de paso cojo el chupete de la niña que también se me estaba olvidando, y lo paso por el grifo porque no sé por dónde ha andado...-Mamá, tengo mocos otra vez .Joé...-Mamá, quiero llevar galletas para el camino. Ni que fuéramos a hacer el de Santiago. -Venga, vamos. Ve llamando el ascensor. No, no puedes llevarte a Batman además de los animalitos. Uy, los pañales de la Chiquinina por si se hace caca. -Mamá, tengo caca. Vaya, qué casualidad. ¿ Y justo ahora que vamos a salir por la puerta?

Mamá, mamá! - Chiquinini, ¡me vas a gastar el nombre!

Al final lo conseguimos, salimos, y a la vuelta otra vez a quitar abrigos, jerseys, bufandas, guantes y de todo.

En la calle daría para otra entrada. El otro día salí yo solita, que fue ponerme el abrigo y cerrar la puerta, y sentía una ligereza tal que ni con alas en los pies, vamos. Sin agujetas en los brazos, sin dejarme los riñones en las cuestas, y andando a paso ligerito sin esfuerzo. Y por "atajos", cruzando plazas por donde me apetecía, sin tener que buscar el camino y los bordillos aptos para cochecitos. Qué sensación tan rara salir sin mis apéndices! Y la de cosas que hice en una hora!


Sobre esta noticia

Autor:
Megustasermama (183 noticias)
Fuente:
megustasermama.blogspot.com
Visitas:
2812
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.