Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Laduermeveladelvisionario escriba una noticia?

Saga "Guardaespaldas" de Shayla Black

04/01/2013 12:00
0

image

1. Dominada por el deseo (336 páginas, 16'95€)

2. Fantasía prohibida (352 páginas, 16'95€)

3. Deliciosa rendición (FALTA. No he podido hacerme con él)

4. En las redes del placer (336 páginas, 16'95€)

5. Me perteneces (336 páginas, 16'95€)

6. Mía para siempre (Todavía no leído)

Autora: Shayla Black

Saga: Guardaespaldas

Género: Romance, erótico

Editorial: Pàmies

Sinopsis de cada libro, por fecha de publicación a excepción del tercero:

Ella no sabía que había algo por lo que estaría dispuesta a suplicar...

Morgan O'Malley ha sido testigo de muchas cosas extravagantes como presentadora de un programa de televisión sobre sexo. Pero nunca había conocido a un hombre como Jack Cole, un reconocido maestro de las artes eróticas que desea proporcionarle todo aquello por lo que ella suspira en secreto.

Aunque Jack es guardaespaldas y pretende protegerla del acosador que la persigue, Morgan no se siente en absoluto segura en su presencia. Cuando comienza a participar en los juegos sexuales que él le propone, que la someten a su voluntad, intuye que sus motivos no son tan inocentes como parecen, pero no imagina lo personales que pueden llegar a ser. Y así, seduciéndola, dominándola, Jack hará realidad sus más profundas fantasías...

¿Cómo puede una chica inocente atraer a un famoso y atractivo cantante al que la prensa sensacionalista atribuye prácticas sexuales para las que ella no está preparada?

Kimber Edgington está decidida a hacer cualquier cosa para convencer al hombre de sus sueños, el popular cantante Jess McCall, de que están hechos el uno para el otro.

Resuelta a probar que es lo suficiente mujer para él, Kimber recurre a Deke Trenton y le pide que sea su tutor sexual. Atrevido y descarado, Deke le advierte que está jugando con fuego, lo que no impide que la tome bajo su tutela y que, junto con su primo Luc, le enseñe los placeres de ser compartida. Aunque ella se reserva para Jesse, pronto descubrirá que Deke es el único hombre capaz de satisfacer todas sus fantasías. Y cuando Kimber le pide más... él no será capaz de resistirse.

Una fantasía secreta

Hunter tenía todo lo que deseaba hasta que una bala le hizo replantearse su trayectoria como SEAL. Inquieto e inseguro sobre su futuro, acepta una intrigante proposición: realizar con su amigo Ben y la novia de éste, Kata, la más secreta fantasía de la joven: un trío. Lo que iba a ser una aventura sexual sin importancia cambia de cariz al conocerla. Audaz y sexy, Kata es, además, vulnerable y distante. Decidido a que sea suya para siempre, sabe que para conseguirlo necesitará mucho más que una noche y que el tiempo corre en su contra.

Una obsesión incontrolable

Kata jamás deseó renunciar a la cómoda relación que mantenía con Ben y comenzar algo peligroso y prohibido con un desconocido. Sin embargo, a pesar de resistirse a él con todas sus fuerzas, se rinde finalmente al abrumador placer y a Hunter, el hombre capaz de satisfacer todas sus fantasías. Pero mientras se abandonan al poderoso deseo, comienzan a acechar las sombras del pasado.

Ahora, para mantenerla a salvo, Hunter le hace una atrevida proposición. Aceptarla le destruirá el corazón, rechazarla podría acabar con su vida.

A pesar de haberse visto obligado a romper con Tara de forma traumática hace ya diez años, Logan ha sido incapaz de superar su amor por ella, lo que le ha llevado, entre otras cosas, a enrolarse en el ejército y convertirse en un Amo especializado en dominación.

Ahora, Tara, que ha terminado siendo una mujer de espectacular belleza y agente del FBI, se ve en la obligación de salvar a su mejor amiga, secuestrada por una red de trata de blancas oculta tras la fachada de un elitista club de Dominación. Para conseguir su objetivo, tendrá que introducirse en un mundo completamente desconocido para ella, que va en contra de sus principios más elementales, pero que descubre con sorpresa que la excita mucho más de lo que hubiera podido llegar a imaginar.

Sin embargo, se encuentra con un problema: Logan reaparece en su vida, ya que resulta ser el Amo que la preparará para llevar a cabo la peligrosa misión, que puede acabar con su vida y, peor aún, romperle de nuevo el corazón...

Más sobre

Opinión de MJ :

Después de leer Cincuenta sombras de Grey quise leer más del tema, y buscando en San Google me encontré con recomendaciones de chicas que decían que esta saga estaba mejor y explicaba más extensamente el mundillo del bdsm, así que ni me lo pensé y me hice con ellos... O con la mayoría, ya que el tercero ni lo tienen amigas, ni bibliotecas ni nada.

El primer libro, Dominada por el deseo , no me pareció gran cosa, todo sea dicho, pero sabiendo que era una saga y que en parte servía como introducción, lo dejé pasar y seguí con el resto de los libros. En esta novela tenemos a una reprimida sexual (tal cual) y a un hombre libertino que tiene muy claro qué y cómo conseguir y dar placer, eso sí, mediante sexo no convencional.

Lo que no me gustó de la novela fue que todo era sexo, sexo y más sexo, y aunque sé que el libro es erótico, también es romántico y e incluso de misterio, ya que él es guardaespaldas y se pone a trabajar para ella, chica indefensa a la que están amenazando de muerte. Pensaba que me encontraría con más misterio y acción y al no encontrar nada de esos géneros me llevé un buen chasto.

¿Algo a favor de esta primera parte? Pues sí, en parte se entiende porque ella es una periodista/presentadora que en ese momento trabaja en un estudio sobre las diferentes maneras de llevar a cabo el sexo, y claro, ¿qué mejor forma que probarlo por una misma a manos de un experto? Por ahí se escapa.

Fantasía prohibida es la segunda entrega de la saga y bastante diferente de su predecesora. Aquí la chica no es que sea un reprimida, es una inexperta que decide meterse de cabeza en el bsdm para funcionar con su novio y decide practicar con un amigo de la infancia. Vamos, lo normal, lo que hacemos todas. ¿Problema? Pues no hay uno, hay tres. Primero que ese amigo de la infancia está enamorado de ella, segundo que ella será el objetivo del pirado de turno y él tendrá que protegerla, y tercero, al protagonista lo que le gusta es practicar tríos.

Una ve este panorama y sale corriendo, pero Kimber no, y todo para que la historia con su novio funcione... ¿Alguien más no le ve mucho sentido a esto? Lo bueno de este libro es que la autora cambia de 'registro sexual', ya no hay dominación ni cosas así, nos muestra algo diferente; y además tenemos la problemática de que él tiene que practicar sexo con ella sin involucrarse más de lo que ya está porque ella ya tiene pareja y porque él sabe que no es un buen partido para ella.

Sigue sin haber mucha acción hasta el final pero reconozco que me gustó más que el anterior libro, aquí se nota mucho más el lío de emociones que primero tiene el guardaespaldas y después ella al darse cuenta de que le gusta. Porque sí, porque pasa eso y no es ningún spoiler, todas sabemos cómo acaban estos libros.

Seguí con En las redes del placer , libro en el que ya la acción se va consolidando en la saga y además la chica aún estando perdidamente enamorada de su guardaespaldas no da el brazo a torcer, siendo ella la que marca el ritmo, los límites y hasta las rupturas.

Lo que me gustó de la novela fue el enorme carácter de la chica, su tozudez, cómo pone contra las cuerdas al protagonista, cómo sufren ambos, cómo los sentimientos de ambos chocan y con todo tienen que luchar contra una tercera persona porque alguien quiere matar a la chica... Chica que sigue cabezota queriendo estar sola, sin que nadie le haga de guardaespaldas; y él, pobre hombre que no logra entenderla intenta por todos los medios llegar a ella como profesional y como persona.

Se podría decir que este libro se caracteriza por ser un remolino de emociones totalmente contradictorias dentro de cada personaje y entre ellos.

Con Me perteneces terminó de gustarme esta saga, digamos que para mí se consolidó. Esta vez tenemos a dos personajes poderosos, cabezotas, que saben lo que quieren y aún así luchan entre ellos por un suceso peliagudo del pasado. Pero no solo por ello me gustó, sino porque gran parte de la novela transcurre en un lugar donde los secuestros para la trata de blancas está a la orden del día, y además van los dominantes con sus sumis@s para adiestrarl@s y mostrarl@s, pero la autora consigue que el ambiente no sea burdo, no lo sobrecarga para que terminemos hasta las narices de tanto sexo. Sí, el ambiente está ahí, y como es un ambiente sobrecargado sexualmente, Shayla Black se centra entonces en la trama de misterio y acción. Así es como se consigue una buena obra de este tipo, con su halo de erotismo y sexo pero con algo más que lo complemente y que no termine por cansarnos con tanto toqueteo (por ponerlo finamente).

Por cierto, como suele pasar con este tipo de sagas, no importa que se lean correlativamente o solo el que te apetezca, nadie se va a perder en la lectura por saltarse uno o varios libros.

Y ya para terminar os diré que me faltan dos libros por leer, el tercero que no lo encuentro y el sexto que en teoría me lo pasarán en unas semanas. Esta saga va de menos a más, las dos primeras historias no me entusiasmaron porque era todo sexo menos al final donde se resolvía todo en un suspiro, pero a partir del cuarto hay mucho más misterio y acción que hacen una historia redonda que ya no gira entorno a lo mismo.

Saga que mejora con el tiempo, como el vino.

Puntuación (saga completa) :

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en