Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Graciela Parra Chacon escriba una noticia?

¿Sabe usted cuanto demora la biodegradación o descomposición de algunos residuos en el Medio Ambiente?

06/08/2009 00:09

0 Todo material se considera biodegradable, pero muchos tardan hasta siglos en descomponerse, entérese de como la iresponsabilidad de muchos puede estar acabando con el medio ambiente, con la vida

0

En condiciones óptimas de descomposición (biodegradación), sea presencia de aire (oxígeno), luz solar y humedad, los desechos que a continuación se detallan pueden tardar lo siguiente en biodegradarse:

desechos orgánicos, 3 semanas a 4 meses. ROpa o género de algodón y/o lino 1 a 5 meses

un par de medias de lana 1 año. zapato de cuero 3 a 5 años. Papel 3 semanas a 2 meses

celofán 1 a 2 años. TRapo de tela 2 a 3 meses. EStaca de madera 2 a 3 años. Estaca de madera pintada

12 a 15 años. Bambú 1 a 3 años. ENvase de lata 10 a 100 años. ENvase de aluminio 350 a 400 años

materiales de plástico 500 años. Vidrio Indefinido en descomponerse

TIPOS DE RESIDUOS QUE PUEDEN SER RECICLADOS EN NUESTROS HOGARES

Existen muchos productos en nuestros hogares, en las empresas, en todo lugar, que desechamos al no encontrarles ningún valor, uso o utilidad para nosotros, sin embargo muchos de ellos pueden servir para algo distinto que llenar el tarro o bolsas de basura e ir a acumularse y descomponerse en el relleno sanitario o vertedero de nuestros pueblos o ciudades; por ejemplo: se pueden usar los envases de yogur, leche larga vida, huevos y helados para producir almácigos; cuando las plantitas hayan brotado, pueden plantarlas en el huerto de la escuela o en el jardín.

Mientras menos cosas nos sobren, menos basura vamos a acumular. La basura, en el fondo, es aquello que sobra porque ya no es posible darle alguna utilidad. Sin embargo, casi el 100% de lo que botamos en verdad no es basura: puede reutilizarse, es posible sacarle algún provecho. Muchos de los materiales que botamos diariamente a la basura son reciclables. Otros, sin embargo, no lo son debido a su composición, falta de tecnología adecuada, baja demanda o escasez de recursos financieros, como por ejemplo: papeles y trapos sucios, papel plastificado o encerado, algunos residuos hospitalarios y la mayoría de los residuos especiales (tóxicos), entre otros.

Pero a la vez existen muchos elementos que sí pueden ser reciclados. Dentro de los que se pueden reciclar están:

  • Desechos orgánicos: constituyen la mayor parte de los residuos sólidos domiciliarios, tales como: las heces/fecas, los restos de comida, poda de jardines y plazas, desechos de ferias. Pueden ser reciclados transformándolos en abono orgánico o compost. Este abono es similar a la tierra de hojas, pero es más nutritivo al ser producto de más elementos orgánicos que se descompusieron.
  • Papeles y Cartones: casi todos son reciclables, excepto aquellos que están muy sucios o plastificados. En el proceso de reciclaje se utiliza el papel o cartón como base para la fabricación de nuevo papel. Por ejemplo para cuadernos, envases y embalajes, papel higiénico, toallas de papel y servilletas.
  • Vidrios: Es un material duro e higiénico, usado principalmente en botellas y frascos. A través de un proceso de fundición puede ser continuamente reciclado para producir botellas nuevas.
  • Plásticos: es fabricado a partir del petróleo, es un material liviano y resistente que sirve para hacer muchos productos, tales como envases (bolsas, frascos, bidones, etc.), cañerías, artefactos domésticos; existiendo muchos tipos de plásticos, sólo algunos de ellos pueden ser reciclados industrialmente, como por ejemplo algunos envases de bebidas.
  • Metales: A nivel de consumo doméstico se usan principalmente para la fabricación de latas o tarros para conservas y bebidas entre otros; pueden ser fabricados de diferentes metales: aluminio, estaño, acero. La producción de estos envases metálicos es bastante más costosa que la del vidrio e igualmente implica usar recursos naturales no renovables (metales), y producir contaminación atmosférica y acuática. Actualmente el aluminio está siendo cada vez más usado y su reciclaje también va en aumento.

PODRIA HABER RESIDUOS PELIGROS EN NUESTRAS CASAS?

Sin que lo sepamos, en nuestras casas mantenemos muchos productos peligrosos y contaminantes: tarros con restos de pintura, solventes, baterías de auto dadas de baja, remedios en desuso, pastas de zapatos, aerosoles, limpiadores de horno, cloro, desinfectantes, anticongelantes, pegamentos, limpiavidrios, cintas de máquina de escribir, etc. Lamentablemente, en Chile no existen sistemas para recolectar esta clase de basura tóxica, la que puede producir envenenamientos accidentales.

Para entender la magnitud del problema te damos un ejemplo: las pilas contienen metales pesados como cadmio, níquel, plomo, zinc y litio, que se liberan cuando el envase de metal se rompe. El óxido de mercurio de una pila botón (las que se usan en las máquinas fotográficas y relojes) liberado a un curso de agua, subterránea o superficial, puede afectar a dos millones de litros de agua, poniendo en peligro la salud humana y la de otros seres vivos.

Por otra parte, los vertederos clandestinos de basura constituyen, casi siempre, focos insalubres que provocan serios impactos al medio ambiente, sea por la fetidez del aire; por las plagas de ratones, moscas y cucarachas (vectores sanitarios); o por el gas metano que emana del basural hacia las casas aledañas, las que además sufren el hundimiento de sus cimientos debido al vaciado de bolsones de gas. La acción del líquido percolado, un líquido venenoso proveniente de la pudrición de la materia orgánica, también es nociva porque puede mezclarse con las aguas subterráneas, contaminándolas.

La mayor parte de los residuos sólidos domiciliarios llega a los rellenos sanitarios legales que constituyen una buena alternativa. Son sitios especialmente acondicionados para recibir estos materiales. En este sistema se colocan capas alternadas en un gran orificio: 7 metros de basura tapados por 1 metro de tierra. Así, el mal olor no escapa a la superficie. Por otra parte, mediante un sistema de tubos, se extrae el gas que produce la descomposición de la materia orgánica de los rellenos y ese gas es aprovechado por las compañías distribuidoras de gas enviándolo a los domicilios.

Otra parte de la basura llega a los vertederos ilegales. No se sabe cuántas toneladas de residuos son depositadas mensualmente en ellos. Se sabe que la mayor parte proviene de las actividades de la construcción.

Tú puedes ayudar a mejorar las condiciones de ambientales de tu entorno, denunciando en la Municipalidad correspondiente los microbasurales o vertederos no autorizados donde la gente tira basura indiscriminadamente. Además, podrías organizar con algunos amigos una Campaña de Limpieza del Colegio y del Barrio o una Campaña de Reciclaje para juntar fondos para mejorar algún área verde.

NOSOTROS PODEMOS HACER ALGO PARA AYUDAR A SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE LAS BASURAS?

Así como somos los responsables en generar basura debemos hacernos cargo de lo que pase con ella, no podemos pensar que el manejo y control de la basura es sólo una función de instituciones del Estado o del Municipio. Es importante tener presente que debemos esforzarnos por cambiar hábitos para reducir los residuos que producimos; estos podrían resumirse en el principio de las “4R”: Rechazar: no compremos productos que dañan el ambiente (aerosoles, empaques no reciclables, etc.), y tampoco aquellos productos que hayan sido ensayados en animales. Rechacemos también productos sobre envasados, muchas veces estos envoltorios sólo tienen una función decorativa.

Reducir: Compremos sólo lo necesario. Llevemos nuestras propias bolsas al supermercado, evitemos al máximo los envoltorios; reduzcamos el consumo de bienes materiales. Quizás no podamos dejar de producir residuos, pero sí podemos disminuir su cantidad.

Reutilizar: saquemos el máximo de provecho a las cosas que tenemos, muchas de estas cosas pueden servir para algo distinto a su función original, por ejemplo tarros y frascos de comestibles nos pueden servir como recipientes para guardar otros productos, y cuando la ropa nos quede chica o ya no nos interese seguir usándola, vendámoslo o regalémoslo... siempre habrá alguien a quien le pueda servir.

Todos podemos reciclar, en nuestras casas, colegio o lugares de trabajo. También se puede reciclar en forma masiva en el barrio, comuna o ciudad

Recuperar para reciclar: enviemos a centros de acopio todos los materiales susceptibles de reciclar como papel, cartón, latas de aluminio, vidrio, algunos plásticos y hagamos abono orgánico con los restos vegetales y de comida que producimos.

Lo que nos debe quedar claro es que lo primero que podemos hacer para solucionar el problema de la basura es ir cambiando nuestros hábitos de consumo, es decir saber qué cosas compramos y usamos, ver si realmente necesitamos algo, comprar cosas durables y procurar de que efectivamente duren el mayor tiempo posible, dar un nuevo uso a aquello que ya nos parece inservible, arreglar o mejorar algo que está viejo o en mal estado. Y si de todas maneras quedan residuos, la mejor alternativa es reciclarlos, hoy en día sólo se recicla un 10% de todos los residuos que generamos.

QUE ES EL RECICLAJE? El reciclaje es un proceso que forma parte del ciclo natural, de esta forma, por ejemplo, un árbol del bosque crece, se desarrolla, envejece y comienza a descomponerse; el producto de su descomposición sirve de abono y nutriente al suelo de ese mismo bosque y así ayuda a que otras plantas puedan vivir. Es decir reciclar significa seguir formando parte de un ciclo sin alterarlo.

Reciclar hoy en día implica que un producto se vuelve a usar como materia prima, para producir un producto nuevo, gracias a tecnologías modernas o a conocimientos específicos. Por ejemplo: las latas de aluminio, se juntan y se llevan a un Centro de Acopio, posteriormente las trasladan a una fábrica que las usa como materia prima para fabricar nuevas latas.

Reciclar también puede ser entendido como reutilizar, es decir volver a usar un producto en su estado original, destinándolo a otro uso, sin embargo se trata de conceptos distintos.

Ahora piensa en aquellas cosas que continuamente usas y después botas al tarro de la basura ¿hay alguna a la cual podrías darle otro uso (reutilizar)? ¿Hay alguna que pueda reciclarse?

Haz un listado de los desechos que semanalmente se botan en tu casa y marca con una X, o subraya, aquellos que puedan ser reciclados y/o reutilizados. ¿Qué efecto crees tú que provocaría el que efectivamente sean reciclados y/o reutilizados?

CUAL ES LA IMPORTANCIA DE RECICLAR?

El reciclaje permite ahorro de energía, recursos naturales y reduce la contaminación, a la vez que disminuye el volumen de basura acumulada.

El reciclaje de papeles y cartones permite ahorrar un 62% de energía y un 86% de agua, además permite cuidar los árboles, puesto que reciclar una tonelada de papel evita cortar 14 árboles. También disminuye la contaminación, ya que el papel reciclado no utiliza blanqueadores que son sustancias químicas dañinas para el medio ambiente, tal como el cloro, cuyos residuos son arrojados a los cursos de agua.

El reciclaje de vidrio disminuye en un 20% la contaminación del aire y en un 50% la contaminación atmosférica en comparación con la producción tradicional.

Por su composición, el plástico se degrada muy lentamente, es decir puede estar entre 400 – 500 años en un vertedero. Reciclarlo significa reducir su presencia y acumulación en vertederos, disminuyendo el volumen de basura acumulada. Por otra parte, se ahorra materia prima (petróleo y energía) y disminuye la contaminación del agua, puesto que la fabricación del plástico utiliza muchos productos químicos contaminantes, cuyos residuos son arrojados a cursos de agua.

La fabricación de una tonelada de aluminio nuevo necesita de 4 a 6 toneladas de petróleo, estas se ahorran cuando las latas de bebida se reciclan. Producir aluminio reciclado ocupa un 92% menos de energía que su obtención a partir del mineral natural. Además disminuye la contaminación del aire producida en el proceso en un 95%.

Beneficios:

Esto nos puede significar muchos provechos, además de los beneficios ambientales relacionados con la protección del medio ambiente (conservación de recursos naturales, menor contaminación). Para quienes recolectan desechos y venden aquellos que pueden ser reciclados a empresas recuperadoras les significa un beneficio económico. Por otra parte, al disminuir la cantidad de basura el Municipio ahorra en gastos de transporte y disposición final en rellenos.

Un reciclaje masivo puede mejorar el aspecto de nuestra ciudad al reducir el volumen de desechos depositado en las vías públicas y reducir la cantidad de vertederos legales e ilegales en sus alrededores. Puede también mejorar las condiciones de trabajo para los recolectores y de quienes viven del reciclaje y como si todo esto fuera poco nos ayuda a nosotros a organizarnos, trabajar en conjunto y responsabilizarnos de lo que hacemos.

Un listado de los desechos que semanalmente se botan en tu casa y marca con una X, o subraya, aquellos que puedan ser reciclados y/o reutilizados. ¿Qué efecto crees tú que provocaría el que efectivamente sean reciclados y/o reutilizados?

De todos nosotros, sin excepción, depende que el medio ambiente se mantenga sano, que nuestros hijos puedan respirar sin temor, es solo concientizar a su familia, a sus compañeros, de que reciclando podemos disminuir un 80% el gran problema de contaminación ambiental

gpch.

Fuent .ecoeduca.cl/portal

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en