Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Livingviajes.com escriba una noticia?

Ruinas mayas en el Yucatán

20/03/2010 14:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Piramide de Kukulkan

Viajar a México es una experiencia fascinante. Hay tantas cosas por ver en este país, mezcla impresionante de culturas y poseedor de un patrimonio que abarca siglos de historia. Hoy queremos centrarnos en las ruinas mayas en el Yucatán, una península en la que se encuentran los mejores vestigios del mundo con respecto a esta civilización.

Podemos empezar nuestro recorrido por las ruinas de Chichén Itzá, a unos 120 kilómetros de Mérida, la capital del Yucatán, uno de los mejores templos mayas que podéis ver en la actualidad. Se tratan de las ruinas más grandes de América Central, y cuenta con un área de 15 kilómetros cuadrados. Su nombre proviene del antiguo dialecto Itzá Maya, y su principal atractivo es la célebre Pirámide de Kukulkán.

Chichén Itzá fue un importante centro de enseñanza filosófica, y todos sus edificios estaban relacionados con la enseñanza de ciertas artes. La ciudad se divide en dos partes, la científica y la religiosa.

La sección religiosa alberga el Juego de la Pelota, el Templo de Tzomplanti, el Templo de las Águilas, el Templo de Venus, la Pirámide de Kukulkán, el Cenote Sagrado, el Templo de los Guerreros, el Osario y el Viejo Chichén. La sección científica recoge la Casa de los Ciervos, el Observatorio Astronómico, la iglesia y el Monasterio de Dab Dzib.

Pararos un momento a contemplar la Pirámide de Kukulkán, con sus 24 metros de altura y 55 de ancho. Cuenta en total con 9 secciones y 91 escalones, representando la pirámide los 365 días del año solar. Es impresionante comprobar cómo los escalones son los días que hay entre cada solsticio, demostrando los mayas sus amplios conocimientos de astronomía.

Sin embargo, el efecto más impresionante es el que se produce durante los equinoccios, dos veces al año. Durante cada uno de estos equinoccios, siete triángulos de luz se proyectan en las escaleras de la cara norte de Kukulkán. Cuando estos triángulos se combinan con la cabeza de la serpiente que hay en la base, parece como si la serpiente cayera del cielo y estuviera subiendo la escalera.

Resulta increíble visitar estas ruinas sea la época del año que sea. Imaginaros cómo pudo ser esto hace cientos de años. El misticismo y la espiritualidad que vivieron los mayas nos transporta a un mundo de dimensiones lejanas para nosotros. El ambiente que se respira en Chichén Itzá es más que fascinante.

Foto Vía Gtercero

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Livingviajes.com (610 noticias)
Fuente:
livingviajes.com
Visitas:
16143
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.