Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espnoticias escriba una noticia?

Ronaldinho, o el llanto de un ángel sin alas

23/10/2009 18:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ronaldinho, o el llanto de un ángel sin alas

La fama, el dinero y el éxito provocan ceguera. Ausencia de pálpito con la realidad e incapacidad de sentir la caída. Ronaldinho es un futbolista más al que añadir a una larga lista de deportistas que lo fueron todo para acabar dando pena. De lo que fue a lo que es hay un abismo imposible de calcular. Fue el mejor del mundo y este reconocimiento le abrió las puertas de un camino erróneo por el que se apresuró a explorar. Un camino que se abre a todos los que alcanzan grandes éxitos, y rechazar su suculento sendero otorga carácter y personalidad para consagrar a la estrella en el Olimpo de los jugadores. Como cualquier objetivo en esta vida, el fútbol implica trabajo y sacrificio, y la constancia es el atributo más valorado después de las florituras y los títulos.

Ronaldinho decidió echarse a perder por disfrutar más de los beneficios que ofrece el éxito que de su propio talento sobre el campo. Se enamoró más de su cuenta corriente que de sus piernas, más de los tambores que de su visión del fútbol; y ahora paga el haberse volcado con un entorno materialista y pasajero antes que haberlo hecho con su talento innato. La comparación era inevitable. Recordar a aquel Ronaldinho que salió aplaudido del Bernabéu por su velocidad, su desborde, su regate y su pasión por el fútbol fue duro; mientras se observaba anoche a un mediocre jugador al trote, entregando el balón en los pies e incapaz de desequilibrar al contrario. Lo consiguió una vez, más por desméritos del Madrid que por méritos propios.

Más sobre

El brasileño sigue manteniendo su calidad con el balón en los pies. Se permite el lujo de acariciar la pelota con gestos vistosos, pero poco efectivos. De vez en cuando abre un resquicio por el que sale a cuentagotas su talento, seco en su interior por el poco uso de él en los últimos años. Se ha ganado a pulso que se le señale con el dedo como un jugador excelente que le ha dado la espalda al fútbol, su pasión de pequeño hasta que la codicia lo envenenó. Muchos como él se lamentan, cual pintor que llora la pérdida de su musa en lugar de aprovechar el lienzo para encontrar su sustituta. El último que echó la vista atrás con arrepentimiento fue Cassano. Otro talento que echó a perder sus cualidades por elegir un camino incorrecto.

Ronaldinho es un ángel sin alas. Su palmarés, su carrera deportiva y los éxitos cosechados le otorgan el premio de ser un jugador que pasará a la historia como uno de los mejores. Pero su declive al final de su vida c

omo futbolista no le permite entrar en ese suculento y escaso listado de grandes nombres que sí volaron a lo más alto hasta que colgaron las botas. Personajes para los que el fútbol lo significó todo desde el primer al último día, que se vaciaron sobre el césped en finales y en amistosos y que aprovecharon su éxito y su notoriedad para seguir vinculados al deporte de sus amores cuando las piernas dejaron de responderles. Una cumbre a la que nunca llegará Ronaldinho, por su desprecio a su propio talento.

Sobre esta noticia

Autor:
Espnoticias (119 noticias)
Visitas:
6415
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.