Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Fernando Torres escriba una noticia?

El rol de la iglesia católica

06/04/2010 17:34

1 La iglesia se fortaleció después de la semana santa

1

IDU HO ANTHROPUS, ECCE HOMO

Con esas palabras, el romano Pilatos, en forma cínica, le presentó a Jesús ante la multitud, diciéndole “mirad, este es el hombre” que dice llamarse Hijo de Dios, un hombre maltratado, destrozado, roto, casi como un gusano. Unos siete siglos antes del sufrimiento de Jesús en el Calvario, el Profeta Isaías ya anticipó como moriría el Hijo de Dios.

A lo largo de la Cuaresma los católicos tenemos la oportunidad de descubrir al Hombre, en la persona de Cristo. La Misa Crismal, la Pasión, la Muerte y la Resurrección, en no más de tres días, nos conducen al Cristo del Evangelio, ayudados por la Iglesia que El mismo instituyó. La Iglesia Católica delinea el camino por donde debemos transitar para llegar hasta donde se encuentra Jesús.

En una época en que se ha perdido “toda noción de moralidad, donde el ser humano no conoce ninguna medida, ni quiere, por supuesto, conocerla porque vería en ella una amenaza a su libertad, el tema del pecado se ha convertido en uno de los temas silenciados de nuestro tiempo”, como decía, con sobrada razón, el Cardenal Joseph Ratzinger, el mayor teólogo del mundo, en su libro Creación y Pecado.

El poderoso mensaje de la Iglesia es como el agua que cae sobre un desierto. Nos recuerda que existe el pecado, que éste destruye la relación con nosotros y con los demás y que el hombre peca cuando quiere ser Dios en las más diversas manifestaciones humanas, desde la ciencia hasta el arte y la diversión. Solamente cuando descubre que no es más que una Criatura se le abre el camino de la salvación.

Cristo le transformó a la Cruz en el verdadero árbol de la vida, en el eje mismo del universo. El día de su Resurrección la Cruz deja de ser parte del martirio y el oprobio y se convierta en el gran árbol de la vida.

Se quiso devaluar el rol de la iglesia poco antes del inicio de semana santa

Los ritos católicos y las costumbres religiosas marcan las conmemoraciones de la Semana Santa. La cultura popular de cada pueblo le da a la celebración una riqueza especial. Al igual que en Sevilla la Madrugá y en Quito la Procesión de Viernes Santo, en otros lugares se levantan manifestaciones religiosas y culturales de alta espiritualidad. Grande, pequeña, sencilla o fastuosa, al final, alguna manifestación de fe y devoción se recrea en las calles y plazas de las ciudades y pueblos donde existe una Iglesia Católica.

Días antes que la Iglesia entrara de lleno en la Semana Santa, los ataques en su contra proliferaron desde diversos flancos mediáticos. Ni siquiera el Sumo Pontífice estuvo al margen de las peores invectivas.

¿Por qué no esperaron que pasara la Semana Santa?. Seguramente porque no eran cristianos ni católicos los autores de los ataques y, en su perversa estrategia, se proponían devaluar el rol de la Iglesia en la mayor celebración del año.

Fracasaron en su objetivo. Si bien lograron que se hablara de los abusos sexuales cometidos por ciertos sacerdotes en el pasado, la verdad es que, durante la Semana Santa, nadie abordó el tema y los católicos practicantes pudimos expresar nuestra fe dentro de la Iglesia.

Después de la familia, la Iglesia es el más importante reservorio de enseñanza moral. A pesar de todos problemas mundanos de organización y de comportamiento de sus integrantes, la Iglesia es la Institución de más larga duración en la historia, lleva más de dos mil años. Seguirá como tal en la medida que oriente a los hombres y mujeres a encontrar la salvación en Cristo.

Benedicto, el mayor teólogo del mundo, ha sido la principal víctima de despiadados ataques del laicismo más ortodoxo

Publicado en El heraldo de Ambato, con 10.000 números diarios y 50.000 lectores

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

tu papi (14/07/2012)

aburrido