Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

¿Se puede robotizar la asistencia sanitaria? Llega Sara, el robot enfermero

01/01/2020 20:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El androide tiene un aspecto muy similar a EVA, la compañera de aventuras del filme de Disney Wall-E.

Cuando se habla de robotización de la sanidad los expertos siempre puntualizan: posible si es para ayudar al profesional sanitario pero no en su sustitución. Por ello, al hacerse públicos informes como el de la Universidad de Oxford en los que se aseguraba que el 35 por ciento de las profesiones corren riesgo de ser sustituidas por androides, los médicos y enfermeros no veían su empleo 'peligrar'. Pero la tecnología avanza muy rápido y la Inteligencia Artifical (IA) hace a estas máquinas aprender de prueba y error como un humano; por eso, cada vez son más los robots capaces de 'quitar' el empleo a cualquier profesional, incluido, una enfermera.

El último de ellos, concretamente, viene desde Países Bajos. Una startup holandesa BrightCape ha desarrollado un robot enfermero creado para apoyar al personal de Enfermería en el cuidado de los ancianos. Sara, que es el nombre que ha recibido esta particular ayudante, puede ayudar a los pacientes de mayor edad a hacer sus ejercicios, contarles historias o advertir a las enfermeras si algo sale mal.

Bajo un nombre aparentemente normal pero que en el fondo responde a las siglas en inglés de Asistente de Salud Robótica Social y Autónoma, Sara está destinado a reducir la carga de trabajo en la asistencia sanitaria y garantizar la calidad de la atención en general.

La diferencia entre Sara y otros muchos robots para la salud, según sus creadores, es que se trata de un androide totalmente autónomo y va a aprendiendo con el paso de las sesiones como si se tratara de un dispositivo de inteligencia artificial.

Aunque ahora mismo esté trabajando solo en residencias de ancianos y enfocada a la atención domiciliaria, el objetivo de Sara es que esté disponible para hospitales. En estos momentos, el robot puede interactuar con los pacientes mostrándole videos, recitando música y jugando a juegos de palabras. También ofrece entrenamiento físico básico, mediante un dictado de ejercicios y su posterior 'evaluación'.

Tal y como han confirmado fuentes de la compañía, el autómata está programado para preguntarle al paciente cómo van las cosas y dar retroalimentación a los profesionales de la salud creando un registro de visitas. Esto, según sus creadores, hace que los profesionales sanitarios puedan recibir una señal de que alguien "está experimentando más dolor de lo habitual".

"El envejecimiento de la población presenta desafíos a la sociedad europea", dice Emmy Rintjema, líder de la actividad Sara dentro de Bright Cape. "El número de personas mayores y el número de personas con enfermedades crónicas está aumentando, mientras que al mismo tiempo las instituciones de atención y los hospitales luchan con la escasez de personal y la gran carga de trabajo. En estas situaciones, es necesario no trabajar más y más, sino trabajar de manera más inteligente".

Reducir la carga de trabajo

Uno de los proyectos piloto está instalado en Elde Maasduinen Care Group y en un hogar de ancianos en Finlandia. "Sara todavía está en una versión prototipo que estamos ajustando junto con los centros de atención residencial. Imitamos el trabajo de un profesional de la salud y probamos las funcionalidades", explican desde la organización.

Los resultados del piloto son positivos, aseguran. "Los empleados experimentan que Sara puede reducir su carga de trabajo" poniendo al robot a 'trabajar' para los residentes con juegos de palabras o vídeos teniendo sus manos libres para ayudar a otros residentes.

"Los profesionales de la salud pueden, por ejemplo, cargar la entrada de un plan de salud en el archivo de Sara. De esta manera, el androide sabe que un paciente prefiere escuchar historias y cual necesita de una estimulación musical", añaden.

Una de las áreas en las que este robot puede tener más futuro es en la atención de las personas con demencia senil. "La estimulación mental y física tiene un efecto positivo en la desaceleración del proceso de la enfermedad de la demencia", dicen sus creadores de este autómata que, en su apariencia externa, puede recordar a EVA, la compañera de aventuras del filme de Disney Wall-E.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (21131 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
322
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.