Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Anisky escriba una noticia?

Risas y lagrimas nos regala Disney con UP: Una aventura de altura

02/06/2009 23:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Te imaginas atar tu casa a decenas de globos de helio y partir volando rumbo a un lugar desconocido y vivir la más grande aventura de tu vida?

Señoras y señores, la fabrica de sueños està abierta nuevamente, y en esta oportunidad van a tener que estar preparados para reírse y soltar lágrimas en cantidades industriales.

Es que el gigante de la animación digital Pixar sacude el escenario, otra vez en colaboración con Disney, y regala al mundo UP: Una aventura de altura, el décimo filme de la productora que tiene metidas a las nueve anteriores entre las 100 màs taquilleras de la historia del cine. Aquí, a las salas el jueves, pero en los Estados Unidos la rompió en su primer fin de semana de estreno, con casi 70 millones de dólares en apenas tres días. Un excelente augurio, que incluso superó los 63 millones iniciales de WallE, esa verdadera joya de Pixar estrenada el año último.

­

Un viejo cascarrabias y gruñón, enojado con la vida desde la muerte de su adorada esposa, decide un día cumplir su postergado sueño de conocer Sudamérica, pero con el pequeño detalle de que se lleva su casa atada a miles de globos. En principio, el argumento no parecía estar a la altura de otras obras (maestras) de Pixar, como los juguetes que cobran vida en ausencia de sus dueños en Toy Story; el pescado de los chistes malos que cruza el océano para rescatar a su hijo en “Buscando a Nemo”; o la rata que sueña con ser el chef de un restaurante parisino en “Ratatouille”. Primer error, porque es una película inolvidable, un empujoncito para seguir adelante y una auténtica caricia al corazón. "Creo que la historia es de las más graciosas, y al mismo tiempo conmovedoras y hermosas que hicimos. Walt Disney siempre decía que por cada sonrisa tenía que haber una lágrima, y acá se logró con creces", dice con absoluta razón John Lasseter, el cerebro detrás de la compañía.

­

Se sabe que en Pixar no escatiman recursos. Si para hacer al robot basurero en Wall-E gastaron 180 millones de dólares, que ya era un récord, ahora en UP la inversión superó los 200 millones. ¿El resultado? En términos parrilleros, toda la carne està en el asador: nuevos programas de computación, especialmente creados para dar vida a los personajes y ambientes, miles de dibujantes y artistas trabajando al unísono, tres años y medio de labor para depurar el guión, viajes de exploración a lugares exóticos de Brasil, Venezuela y Guyana (los mismos sitios que provocaron tal impacto al escritor “Arthur Conan Doyle” hace cien años que terminó por escribir su novela de animales prehistóricos “Un mundo perdido”, cientos de músicos, y muchísimas ganas de hacer lo mejor posible conforman el cóctel que otorga a “UP” la sensación de pasión en cada segundo de metraje. "Siempre decimos que el objetivo es que nuestras películas queden en la cabeza del espectador cuando salga del cine", dice Pete Docter, el director de “UP”, que venía de hacer “Monster Inc”, esa de los monstruos que se la pasan asustando chicos para abastecer de energía a su ciudad.

Se sabe que en Pixar no escatiman recursos. Si para hacer al robot basurero en Wall-E gastaron 180 millones de dólares, que ya era un récord, ahora en UP la inversión superó los 200 millones

­

Carl Fredricksen es el nombre del anciano de 78 años que se escapa del insoportable dolor por la pérdida de su querida Ellie, de su pesada rutina (almuerza todos los días, invariablemente, a las 15.30 en punto) y fundamentalmente de la amenaza de un confinamiento en un geriátrico, encontrando aventuras por toneladas, para finalmente descubrir que lo m s importante son aquellas pequeñas cosas (tal como las canta un amigo catalán desde hace años). As¡, ese viejo con fea actitud, inspirado en otros carcamanes famosos del cine como los personajes de los grandes Walter Mathau o Spencer Tracy, vuelve a sentir la llama de la amistad en su gris alma con un pibe de ocho años -Russell- que lo vuelve loco, pero a quien no puede evitar amar hasta los huesos. "Hace unos años, con mi familia -mujer y dos hijos- fuimos a París. Nos hospedamos en hoteles de lujo, comimos en restaurantes sofisticados y todo eso, pero siempre nos acordamos de aquella tarde en que tomamos un chocolate caliente en un pequeño y sencillo bar. Eso es lo que quería para Up, que fuera sencilla pero entrañable", dice Docter.

­

Pixar hace películas de animación (digital), lo que no quiere decir que sean obras exclusivamente "para chicos", sino para todo el mundo. En la decena de largometrajes hay preocupación por el medio ambiente (Wall-E), la violencia ejercida para el sometimiento (Bichos), los complejos lazos familiares (Toy Story, Los increíbles y Nemo), las corporaciones que sólo buscan dinero (Monster Inc), o las oportunidades para todos (Ratatouille). Y lo mejor es que, a contramano de la industria que cocina productos sin mucho m s sentido que contar billetes, en Pixar se esmeran por hacer buen cine, siempre, al punto que parecen no saber cómo hacer una mala película. Esas máximas con Up siguen vigentes.

­

­

­

­

­

­

­

­


Sobre esta noticia

Autor:
José Anisky (2 noticias)
Visitas:
24207
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.