Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Revive crisis de California fantasma de proposición antiinmigrante

12/07/2009 09:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El fantasma de la proposición 187 que negaba servicios públicos a indocumentados en California en 1994, ha sido revivido con la más severa crisis presupuestal que enfrenta el estado. En 1994 la proposición que fuera impulsada por el entonces gobernador republicano Pete Wilson, fue aprobada por votantes californianos, pero meses después declarada anticonstitucional por un juez de una corte de apelaciones. En aquellos tiempos la persecución de indocumentados y la polarización de la sociedad fue marcada, además de que surgieron grupos antiinmigrantes que los acusaban de ser causantes de la crisis, como esta ocurriendo ahora. Con la crisis presupuestal en California de más de 26 mil millones de dólares y bajo el mando de otro republicano, Arnold Schwarzenegger, la administración estatal se encuentra a un paso del colapso financiero. Tras anunciar severos recortes en programas, despidos de empleados y hasta actividades sin goce de sueldo, además del cierre de oficinas en determinados días, el gobierno ha empezado a pagar adeudos con pagarés. Pero ahora, autoridades estatales han dejado entrever que la administración se ahorraría entre cuatro mil a seis mil millones de dólares si se negaran servicios a indocumentados en prisiones, escuelas y hospitales. Se ha indicado que también con esa prohibición en el estado con el mayor número de indocumentados en el país, habría ahorros si se negaran otros servicios en oficinas públicas, en policía, bomberos, bibliotecas y otros. En California se estima que hay más de dos millones 700 mil inmigrantes indocumentados y se consideró que tan sólo en recortar el pago de asistencia pública a niños estadunidenses hijos de indocumentados se ahorrarían 640 millones de dólares al año. El gobernador ha lanzado mensajes contradictorios, porque abiertamente ha declarado que no se puede considerar que los indocumentados sean culpables de la crisis presupuestaria en el estado. En cambio y ya en la práctica, en las últimas semanas ha estado anunciando recortes a programas que eran utilizados por inmigrantes indocumentados y que ha enviado al Congreso local para su aprobación. Otra propuesta del gobernador, que ahorraría 77 millones al año, es que se de ayuda económica a niños nacidos en Estados Unidos sólo por un periodo de cinco años, lo que afectaría a unos cien mil niños en unas 48 mil casas en California. De acuerdo con el Centro Hispano Pew, en la población escolar en California de seis millones 300 mil, alrededor de 300 mil son indocumentados que cuestan al estado cerca de dos mil 300 millones de dólares anuales. En las prisiones en donde se estima que hay unos 19 mil inmigrantes indocumentados recluidos, California espera gastar alrededor de 834 millones de dólares sólo por costos de justicia criminal, defensa y detención. En salud, 780 mil indocumentados generan gastos por 703 millones de dólares para el año fiscal 2009-2010 y de esos 486 millones van en servicios de emergencia. La mayoría de los servicios de no emergencia para inmigrantes indocumentados fueron autorizados por el Congreso estatal en la década de 1980. En demérito del enfoque antiinmigrante, esta semana el Comité de Servicios Sociales y de Presupuesto de California rechazó de manera tajante que la comunidad indocumentada sea la causa de la emergencia financiera en esta entidad. "No hay ayuda a madres solteras desempleadas indocumentadas. Es ridículo. Para recibir esa asistencia hay que ser ciudadano estadunidense", declaró el presidente del comité de Asistencia, Bill Beall. "Me parece que hay mucho prejuicio y que éste es un tema recurrente porque (los indocumentados) son pobres y son blancos fáciles" de políticos que buscan usarlos como excusa a los problemas económicos", manifestó. Pero activistas antiinmigrantes no han dejado de insistir en cuestionar si los contribuyentes deban seguir pagando impuestos para que residentes ilegales sigan recibiendo servicios públicos y ayudas económicas. Estos activistas exigen que se suspenda la ayuda económica que reciben los niños estadunidenses nacidos de padres indocumentados y quienes reciben beneficios automáticos de asistencia sólo por nacer aquí. Estos indicaron que indocumentados pagan impuestos por compras de productos, gasolina o de propiedad, pero la mayoría de esos recursos se van a las arcas federales y no a autoridades locales. Sin embargo, la Administración del Seguro Social consideró que los indocumentados contribuyeron con 12 mil millones de dólares al sistema tributario nacional y gran parte de esa cifra no retorna en beneficios a esos inmigrantes. En abril pasado la Universidad de California en Los Angeles proyectó que la legalización de 12 millones de indocumentados aumentaría la recaudación tributaria en 66 mil millones de dólares de 2007 a 2017.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
3179
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.