Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antorchaplanet escriba una noticia?

Review: Presas del diablo

06/01/2012 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

No hay lugar a dudas que el nombre de John Carpenter ha resaltado como uno de los grandes directores del cine fantástico y de terror americano en las décadas del 80 y 90. Con gran pulso para la narrativa y empleando generalmente bajos recursos ha brindado joyas del cine como The Thing o In the Mouth of Madness sin olvidarnos también de uno de los slashers más famosos, Halloween. Carpenter quién trás su film Ghost of Mars del 2001, permanecería en silencio durante diez anos hasta este su nuevo estreno. Durante su período asusente, Carpenter aportó su talento para la serie Masters of Horror con dos espisodios personales, dotados de su particular visión siendo quizás Cigarette Burns el mejor episodio de toda la serie. Es pues, que los aficionados estuviésemos impacientes por ver su regreso a la pantalla grande, pero éste sería de forma dispareja, pues The Ward es su film más impersonal. La historia nos sitúa en 1966 en North Bend, Oregon, donde una jóven llamada Kristie es encerrada en una institución mental trás ser capturada por la policía cuando incendió una casa. Sin tener memoria de porque lo hizo, Kristie es confinada en la institución en cuyo pabellón conoce a sus companeras quiénes son tratadas por el Dr. Gerald Stringer. Los métodos empleados por el Dr. incluyen el uso de drogas y en casos más extremos el electro-shock. Cuando pasa el tiempo, Kristie empieza a notar que sus companeras van desapareciendo uno a una, mientras ella misma se percata de la presencia de un fantasma que la empieza a acosar. La motivación por la supervivencia obliga a Kristie a organizarse con sus companeras y tratar de escapar del recinto antes que sea demasiado tarde..

The Ward no fue escrita por Carpenter, sino por los debutantes Michael y Shawn Rasmussen (quiénes pronto debutarán también en la dirección con Dark Feed que se encuentra en post-producción), algo que evidentemente juega en contra del film, pués el guión toma varios elementos ‘prestados’ de otros films ni que decir de su final ni de sus numerosos momentos de susto imprevistos. SPOILERS El final del film es equiparable a la última obra maestra de Scorsese, Shutter Island, la cuál se estrenó meses antes que The Ward viera la luz. Además, los distintos personajes que representan cada una de las personalidades de Kristie, ya se había retratado de mejor forma en el excelente film Identity de James Mangold. Dos comparaciones que disminuyen notablemente la calidad del producto final. No olvido mencionar igualmente la última escena del film, dedudora de Phantasm y A Nightmare on Elm Street, cuya finalidad en The Ward carece de sentido. FIN SPOILERS.

Los diálogos son escuetos y hacen ver mal a los personajes pobremente caracterizados y claramente forzados por los clichés del psicoanálisis visto desde celuloide. Sólo Amber Heard y su doctor (Jared Harris) lográn trasmitir algún sentimiento en el espectador haciéndonos interesar por la historia. Amber, una confesa admiradora del cine de Carpenter, ha participado en dos thrillers revisitados, The Stepfather y And Soon the Darkness, en esta última haciendo también las veces de productora, mostrándo su predilección por este tipo de films. Amber combina belleza y talento que la pueden llevar más lejos si sabe escoger bien sus papeles. Ahora, si obviamos los clichés, los momentos de susto fácil y el CGI tan evidente, hay que decir que The Ward no aburre en ningún momento. El film se sostiene por Amber Heard y por la capacidad de Carpenter para narrar. La sobresaliente fotografía acompana la visión de Carpenter para crear atmósferas. El director toma su tiempo para mostrarnos el pabellon, construyendo poco a poco la tensión de la protagonista.

The Ward no es el regreso triunfal de Carpenter, pero es un regreso al fin y al cabo. Se extrana el uso de las composiciones musicales de Carpenter y su aporte en el guión, elementos que nos hace pensar de éste como un film impersonal. Pero en definitiva es un film entretrenido, y nos alegra que el artesano este de vuelta. Ojalá que en su siguiente película tome más control sobre su producción….


Sobre esta noticia

Autor:
Antorchaplanet (1272 noticias)
Fuente:
antorchaplanet.com
Visitas:
3203
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.