Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Revela una sola palabra parte de la identidad de los chilenos

07/04/2011 15:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mucha gente en el mundo cree que Chile “es un país de huevones”, pero esto carece de un sentido peyorativo y tampoco implica una actitud despectiva para los ciudadanos del país, que por lo demás parecen aceptar sin problemas el calificativo. Porque el “huevón”, viene a ser una locución cuyos significados o significantes puede llevar al infinito y tiene una aplicación en cada circunstancia de la vida cotidiana y en la relación amigable o en la enemistad. Es prácticamente imposible escuchar una conversación coloquial de los chilenos sin oír la palabra huevón -o más a menudo sólo “on”- o sus derivaciones como vocativo, sustantivo, verbo, adjetivo, interjección, y, claro, muletilla. En definitiva, la palabra es tan utilizada que aparece como algo que identifica al chileno, lo caracteriza y hasta lo define. Los chilenos vienen a ser “los huevones”. Porque hay “huevones” para todos los gustos y situaciones y depende del sentido o carga simbólica que cada quien busque darle, con la intención de caracterizar, ofender o manifestar su admiración. Según explicó a Notimex el autor Cosme Portocarrero, la palabra “huevón sirve alternativamente para insultar, denigrar, desacreditar y también para expresar cariño o admiración”. Por ejemplo, en un diálogo cotidiano, se escucha a dos muchachas jóvenes hablar y tratarse de “huevón” para arriba y para abajo aunque el vocablo tiene su lado femenino que -a decir de los varones- puede ser ajustado a “linda”, “dulce”, “rica” o algunos otros calificativos menos publicables. En su estudio del término en cuestión, “La Palabra Huevón”, el autor, un serio catedrático que se oculta tras el seudónimo de Cosme Portocarrero, revela más de 30 usos del popular chilenismo que ha conquistado su lugar en el diccionario de la Real Academia (RAE). En el origen está el latín Ovum que ha derivado a “hueva”, y de la cual nacen una familia de vocablos tales como “huevada” (tontera), “hueveta” (tonto), “huevear (molestar)”, “huevoncito” o “huevoncete”, “huevonaje” (la multitud), “ahuevonado” (torpe). “Hueveo” es un sustantivo postverbal derivado de “huevear” y tiene el significado de la travesura, el perder el tiempo, la chacota, y que no reviste mayor gravedad ética. Es algo divertido y lo hacen los jóvenes, adolescentes y niños, pero también los adultos. Es parrandear sin mayores consecuencias ni gravedades, aunque a veces “el hueveo político”, es algo más condenable y el “hueveo” que desatan las “barras bravas” en un estadio puede ser considerablemente más molesto. Pero también hay “huevás” serias, trascendentes, “huevás” importantes, incluso “huevás” filosóficas o poéticas. O un “huevón” interesante o un “huevón inteligente”. Para el escritor y filólogo, Héctor Véliz Meza, autor de numerosos libros sobre el origen y significado de las palabras, en el uso o abuso del término hay una pobreza lastimosa del lenguaje oral del chileno. “En los últimos años en vez de enriquecerse, de inventar más palabras, de un total de más o menos 88 mil palabras que tiene el diccionario, creo que no se están usando más de 400”, comentó a Notimex. Así, el lenguaje chileno cotidiano no sólo se ha empobrecido, sino que también se ha vulgarizado, lo que ejemplifica señalando que “hoy día hay que identificar de acuerdo al contexto si a un huevón le están diciendo que es un amigo o un pelotudo”.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2135
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.