Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Portalgameover escriba una noticia?

RetroGamingMonday: RetroGamingSaturday desde Madrid

25/04/2011 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¡Cómo añoramos aquellos 8 bits! Esas casetes, esos juegos que tardaban en cargar la vida y coloreaban la merienda con sus pantallas de carga, ¿y qué decir de ese ruido tan, tan entrañable de los juegos cuando se iban cargando?

Que época, ¿verdad? Antes los juegos sí eran buenos, no como ahora, que son todo secuelas, clones unos de otros, sin originalidad, sin aquellas ideas de entonces… ¿a que sí?

Una mierda.

image

El Spectrum. Origen de los juegos más raros de los 80.

Lo que pasa es que en los 80, entre el pestazo a goma del teclado, la laca para el pelo que flotaba en el ambiente, la epilepsia que provocaban las pantallas de carga con esas lineas de colores y el puñetero tuuuuuriiiiituuu de las cintas, estábamos con un tueste que ni el Kojima.

Ah, ah, que no, ¡que tuvimos la época dorada del software español! ¡Lo que tuvimos fue una rave que duró una década, hombre!

¿No estáis de acuerdo? Pues tranquilos, que vengo preparado para demostraros que en los 80 nos tragábamos lo que fuera como excusa para sentarnos delante del Spectrum. Y ojo, que no es que los juegos sean malos, es que las ideas y argumentos son de lo más peculiar.

Y para empezar vamos a hablar de un juego, por llamarlo de alguna manera, titulado "It's a nockout!", que por lo visto sale de un programa británico de los 80.

Yo ya tiemblo.

Pero es que cuando nos enfrentamos al juego la cosa va cuesta abajo y sin frenos, porque estamos ante una colección de minijuegos de un corte… bueno, corte el que tenia la coca que se metieron los programadores, porque las pruebas son tan curiosas como el lanzamiento de flan… en el que dos tipos musculosos y de torso desnudo lanzan flanes con una catapulta a un mayordomo que debe recogerlos.

¡Dádselo en la mano, hijos de puta!

image

Con el martillo en los huevos les daba yo

Pero bueno, la estrella de It's a nockout es Diet of worms: dieta de gusanos. Suena mal pero es que ES peor… Aquí no hay mayordomos ni tíos cachas ni nada: hay gallinas. Somos una maldita gallina. Ah, claro, pensareis: un plataformas en el que controlamos a… ¡NO!

¿Qué hacen las gallinas? Comer gusanos. Y de eso trata el juego… de mover a una gallina a izquierda o derecha y coger gusanos.

Es apasionante ¡No, no lo es!

Imaginemos que ese juego sale ahora… No sería posible, claro… bueno… sí, seamos sinceros. Sería de DS, tendríamos que sujetar el stylus con la boca y picar en la pantalla. Lo publicaría Ubiusoft y se llamaría Imagina ser ave de corral.

Pasemos al siguiente título cuyo nombre ya nos dice todo lo que necesitamos saber: How to be a complete bastard. Como ser un auténtico bastardo.

En el juego interpretamos a un punkie que se cuela en una fiesta de pijos con el único fin de arruinarla. Y aquí aprovecho para comentar uno de los pilares sobre los que se construyó la época de los 8 bits: los punkies. Recordad los grandes juegos de la época: todos tienen punkies. Double Dragon, Robocop, Target Renegade… de hecho, en Dragonninja eran punkis disfrazados de ninjas. Miradlo en Google. Es cierto.

Pero no nos desviemos. En How to be a complete bastard tenemos que hacer que la gente abandone la fiesta, así, por joder. ¿Y como lo hacemos? ¿Violencia? ¿Criticar el padel? ¿Hablar sobre Nietszche?

No, amigos: a pedos. image

Punkis y fiestas. Los 80. Hell yeah,

Sí, gentes de bien. Nuestro personaje es un verdadero deshecho social y tiene cuatro barras que controlarán nuestras posibilidades: borrachómetro, olorómetro, meómetro y pedómetro.

Y no dudará en utilizarlas.

Nos mearemos en la gente, beberemos pintura y nos zurraremos hasta rasgarnos el esfinter frente a la niña pija de turno con tal de que salga espantada.

Oh, sí.

Así pues, tenemos una fiesta y punkis. ¿Que falta? ¿No echáis de menos nada?

Más sobre

¡Tetas!

Seamos serios: una fiesta sin tetas es una convención de Star Trek.

image

Gente que cuando va de putas, le piden suplemento. Él.

Pero no vayáis a pensar que las ideas de mierda dan juegos de mierda siempre.

Por ejemplo, el próximo juego, también fiestero, es una maravilla.

¿Recordáis los Toi? Si, hombre, aquellas pegatinas de los bollicao que eran "Toi alegre", "toi dormido", ·"toi cianótico"… que veías una carpeta llena de pegatinas y te daban ganas de decir· "¿estás qué? ¿estás qué? ¡decídete, coño!".

Pues los Toi tuvieron un gran rival, los Acid, que hoy conocemos como smiley o emoticono de mierda. Por alguna razón se convirtió en el símbolo de la música tecno del momento. Supongo que es por la cara de gilipollas que se te queda cuando pagas 12€ por un cubata con esa música de fondo.

Sea como sea, alguien decidió que los dos personajes lucharan a muerte en un juego. Y como el argumento de novia secuestrada siempre cuela (que se lo digan a Nintendo) pues allá vamos: el doctor Acid secuestra a Zoi, la novia de Toi, mientras están en la discoteca y se la lleva a su castillo.

Con el culo torcido se queda uno con estos creativos.

Y el juego es buenísimo, pero ¿os imagináis al logo de Coca Cola y Pepsi peleando a muerte rollo Killer Instinct?

Ah… el juego también tiene tetas.

image

La de... reflexiones... que dio esa pantalla de carga...

Música, punkies, tetas… ¡falta la música!

¿Y qué mayor exponente musical de los ochenta que ese grupo que fueron Los Inhumanos?

Sí, amigos. Los cracks de "Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000" y "Me duele la cara de ser tan guapo" también tuvieron su propio juego. Y yo tengo dos cosas que decir: "qué difícil es hacer el amor, así, en general" y "era necesario?".

Porque vamos a ver, ¿cómo haces un juego sobre un grupo musical? Si estáis pensando en un guitar hero o similar, ¡mal!

Necesitas algo que tenga que ver con el grupo: pongamos el simca.

Algo que recuerde al estilo del grupo: un troglodita.

Y a eso le añades el ingrediente infalible: novia secuestrada por malvado.

¿Qué tenemos? La novia del protagonista, Zufuru, es secuestrada por una banda rival, que no contentos con levantarle la chica, le destrozan el simca. Nuestro primitivo protagonista recorrerá Nueva York para rescatarla en un épico enfrentamiento en el Empire State.

Me voy a permitir un comentario al crack que escribió ésto: ¿Qué te habías metido, amigo? En serio, este tío es el puto David Lynch de los videojuegos. ¿Enanos hablando al revés y sueños chungos? Donde se ponga un cavernícola atacando Manhattan porque le han cascado el coche que se quite todo.

image

"Versión menos light"... hijos de puta...

Y seguimos con la explotación de cosas ochenteras. Porque también le tocó al cine. Ah, ya estáis pensando en Robocop o Tiburón, ¿eh? Juegazos.

Pues no. Por lo visto, en una noche en la que alguien abusó de sustancias que sólo podemos calificar en términos botánicos, Dinamic decidió hacer una parodia de La Guerra de las Galaxias, pero a lo chanante. Así, nos encontramos con cosas como Darth Water… la Estrella Pringosa… Pobre Juan que-no-ve… y hacemos cosas como pelar cactus con un pelapatatas o usar una cachiporra de luz.

Detrás de toda la chufla se encuentra una magnífica aventura conversacional, pero el grado de ojiplatismo que provoca el juego es tremendo… y si no jugadlo, y a ver que cara ponéis cuando os ataquen naves en forma de taza de café.

Y no quería acabar sin nombrar mi favorito de la lista.

¿Recodáis, de la historia de PacMan, que el personaje nació cuando los creadores comían pizza? Es lo que se llama inspiración, no lo negaremos.

Pues el último de los juegos, del que ni hablaremos, se llama Ke Rulen Los Petas.

image

"La kalle". Hay que ser muy punky para escribir "La kalle"


Sobre esta noticia

Autor:
Portalgameover (443 noticias)
Fuente:
portalgameover.com
Visitas:
136
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.