Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jairoserrano.com escriba una noticia?

Retención de placenta en bovinos

08/08/2012 05:00
0

Se considera retención placentaria si luego de 12 a 24 horas de haber expulsado el feto la hembra bovina no ha expulsado la placenta. Este fenómeno, que se presenta entre un 5% y un 10% de los partos, es de etiología multifactorial y es causante de una drástica disminución de la eficiencia reproductiva en hatos de carne y leche. A continuación algunas causas de este fenómeno.

image

CAUSAS NUTRICIONALES

Son las más comunes debido al poco valor nutricional de nuestros pastos y a la nula, poca o incorrecta suplementación de nuestras hembras. Las deficiencias de minerales, vitaminas, energía así como la obesidad y la caquexia pueden derivar en retención placentaria y otros problemas de parto.

Deficiencias de minerales

La deficiencia de Calcio (Ca) es común cuando la suplementación fosfórica es muy alta o cuando las vacas de alta producción son suplementadas con harinas de cereales. La deficiencia de Fósforo (P) en nuestro medio es mucho más común dada la resistencia de algunos ganaderos a dar sales mineralizadas. Un signo claro de deficiencia de P es la pica (perversión del gusto). La deficiencia de Magnesio (Mg) esta relacionada más con desbalances de otros nutrientes que a carencias del elemento en la dieta; por ejemplo, Dietas altas en P y bajas en Ca deprimen la absorción de Mg. Dietas altas en Potasio (K) y en proteína también reducen el Mg. El exceso de agua también incrementa la eliminación renal de Mg en orina. Algunos forrajes tienen sustancias quelantes que precipitan el Mg y reducen su solubilidad.

La deficiencia de Selenio (Se) produce distrofia muscular la cual redunda en contracciones musculares débiles las cuales redundan en retención placentaria. La deficiencia de Sodio (Na) causa perdida de peso que conlleva a partos distócicos y prematuros relacionados con la retención de placenta. La deficiencia de Potasio (K) produce retardo en el crecimiento, enflaquecimiento y debilidad muscular afectando el mecanismo de expulsión placentaria.

La sal mineralizada es un suplemento que mejora la productividad. La sal blanca es un condimento sin valor nutricional.

Deficiencias de vitaminas

La deficiencia de vitamina A produce degeneración placentaria (y abortos) debido a que las células de revestimiento se queratinizan. Estas células queratinizadas producen degeneración placentaria, aborto y retención. La deficiencia de vitamina E produce distrofia y debilidad muscular lo cual conlleva a problemas en la expulsión de las membranas y posterior retención placentaria.

Deficiencia de proteína y energía

La energía es el combustible de la actividad muscular. Vacas gestantes a las cuales se les suministra una dieta deficiente en energía tienen problemas musculares (disminución de la actividad) y por ende la fuerza de sus contracciones es insuficiente para lograr una correcta expulsión de las membranas.

Los principales signos de deficiencia de proteína son: ineficiencia en la conversión alimenticia, anemia, pérdida de peso, disminución de la producción láctea, síntesis de algunas enzimas y hormonas y debilidad muscular. Estas tres últimas pueden ser las de mayor consideración en el caso de retención placentaria ya que la expulsión de la placenta depende de algunas enzimas esto aunado a la debilidad muscular lo cual es un serio problema en el parto y en la expulsión de las membranas fetales.

CAUSAS CLÍNICAS

Brucelosis

El agente causal ingresa al organismo, se libera a través de células fagocitarías donde se multiplica, llega a los nódulos linfáticos regionales, destruye el tejido linfático y se disemina vía sanguínea o linfática al tracto genital, útero, nódulos linfáticos abdominales, placenta y órganos del sistema retículoendotelial (bazo, hígado, médula ósea y vasos linfáticos). En bovinos, esta bacteria induce una infección crónica que frecuentemente resulta en aborto, infertilidad, disminución en la producción de leche y retención placentaria.

IBR / DVB

La IBR (Rinotraqueítis infecciosa bovina) es una enfermedad que se transmite en forma directa por aerosoles o por contacto directo con otros animales infectados, así como también puede ser transmitida por el semen, bien sea por monta directa o por inseminación artificial. Ya dentro del organismo el virus se replica en las células epiteliales del sitio de entrada para luego diseminarse por vía sanguínea o por difusión entre célula y célula. Ocurre de 1 a 3 días después de la monta o inseminación y resulta en una severa reacción inflamatoria provocando edema, fiebre, pústulas y descarga mucopurulenta llevando como consecuencia infecciones bacterianas secundarias.

La DVB (Diarrea viral bovina) es una enfermedad infecciosa de los bovinos. Es responsable de severos cuadros entéricos y tiene dos presentaciones: 1. Enfermedad de las Mucosas ó 2. Diarrea Viral. El virus provoca lesiones agudas, inflamatorias y necróticas en las mucosas del aparato digestivo, causando trastornos entéricos y reproductivos. Es un agente infeccioso que produce inmunodepresión. Los bovinos persistentemente infectados (PI), se originan a consecuencia del contacto viral vía placentaria con el feto durante el primer tercio de la gestación. El mayor impacto económico de la infección con DVB es el ocasionado por los trastornos reproductivo.

Leptospira

Las manifestaciones clínicas son muy variadas dependiendo de la serovariedad involucrada y las condiciones medioambientales. Se considera a la variedad hardjo como la más importante en bovinos. Las principales manifestaciones son trastornos reproductivos como infertilidad, aborto, nacimiento de crías débiles y disminución temporal de la producción láctea. La bacteria ingresa por piel o mucosas, se distribuye por todo el organismo incluyendo el sistema nervioso y el humor acuoso. La fisiotopatología parece ser debida a una toxina pero no se aisló ninguna toxina que explique las alteraciones que caracterizan la enfermedad. Se ha aislado un lipopolisacárido pero no se ha demostrado que contribuya a la patogenicidad. La diátesis hemorrágica no es por disminución de protombina o trombocitopenia. Se evidencia una vasculitis severa y daño endotelial.

CAUSAS INTERNAS (DEL ANIMAL)

Dificultades de parto

Son las causas más comunes de retención placentaria. Dentro de estas dificultades tenemos: parto prematuro: por inmadurez de los placentomas debido al corto tiempo de gestación. Parto gemelar: causa cotiledonitis, deficiencia nutricional de la madre y atonía uterina. Parto inducido: causa cotiledonitis y atonía uterina dificultando la expulsión. Distocias: disminuye la inercia uterina impidiendo el desprendimiento de la placenta.

Gestaciones cortas y largas

Cuando la duración de la gestación se disminuye o se alarga un promedio de 5 días se presentan fallas en la síntesis de PGF2? lo cual aumenta la incidencia de retención placentaria. En el caso de las gestaciones largas, la retención se presenta por la avanzada involución de los placentomas.

Torsión y atonía uterina

Cuando se presenta torsión uterina se disminuye la inercia uterina impidiendo el desprendimiento normal de la placenta y causando la retención. Cuando se presenta la atonía uterina también hay retención puesto que parte del mecanismo de expulsión de la placenta depende de estas contracciones. Esta atonía comúnmente es causada por deficiencias nutricionales.

Desordenes hormonales

Se presentan principalmente en vacas recién paridas que no presentan cuerpo lúteo. En ellas predomina la acción estrogénica, por lo que la involución del útero es lenta y esto causa la retención. La retención también se presenta por la deficiencia de progesterona. Así mismo, los niveles de prostaglandina se encuentran bajos en los casos de retención y las prostaglandinas son esenciales para la correcta expulsión de la placenta.

Edad

La incidencia de RP en vacas primíparas está en torno al 3.5%, a diferencia de las vacas de noveno parto, en las cuales afecta un 24.4% lo que quiere decir que a mayor edad mayores probabilidades de presentar retención.

CAUSAS EXTERNAS

Estrés

En el caso de estrés calórico las vacas con piel negra o pelo negro absorben más calor por lo que pueden llegar a elevar su temperatura, lo cual es causa de infertilidad. El flujo de sangre de la circulación interior se desvía a la circulación periférica en un intento de reducir la temperatura corporal. La reducción del flujo de sangre a los órganos reduce los nutrientes disponibles e incrementa los productos bioquímicos de desecho a nivel de los tejidos. Dentro de los órganos que dejan de percibir sangre se encuentran los oviductos, ovarios y útero, este último muy importante si el estrés se presenta en el parto, ya que puede ser causa de retención.

Higiene

En aquellas explotaciones donde no se tiene la precaución de desinfectar periódicamente el lugar después del parto habrá mayor prevalecían de bacterias muy agresivas que se instalarán rápidamente en el útero produciendo infecciones agudas que podrían causar cotiledonitis o placentitis.

RECOMENDACIONES

Como vemos, la retención de placenta es un fenómeno multicausal. A continuación algunas recomendaciones para evitar este problema en sus fincas:

  • Suplemente: ningún pasto por verde, abundante y fresco que esté cubre la totalidad de los requerimientos nutricionales. La suplementación mineral no es un gasto, es una inversión que le ahorra mucho dinero en tratamientos costosos además del anestro por déficit nutricional.
  • Sea sensato: no insemine sus vacas y novillas estrechas con razas pesadas. Busque en sus catálogos aquellos toros con peso al nacimiento negativo (carne) o facilidad de parto (leche). Recuerde que el peso al nacimiento no guarda relación con el peso al destete.
  • Ayúdele a la vaca: una dosis de PGF2? al momento del parto puede ayudarle a expulsar correctamente todas las membranas.
  • Vacune: nuestros países están llenos de IBR/DVB/Leptospira/Brucela. Mantener unos animales sanos es la mejor inversión que puede hacer en su ganadería. Ahorrar en sanidad es ahorrar en crías.
  • Bienestar: si a usted no le gusta estar todo el día al rayo del sol a sus vacas tampoco. Todos los animales requieren sombra para protegerse de las altas temperaturas. Igual ocurre con la higiene. Corrales húmedos o llenos de excrementos causan estrés y enfermedades.
Bibliografía citada:

Causas de retención placentaria en el ganado bovino. Rocha Jaime, Cristóbal y Córdova-Izquierdo, Alejandro. Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco.

No hay artículos relacionados.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en