Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pasalavida escriba una noticia?

Resuelto el misterioso caso de las manchas solares perdidas

07/03/2011 21:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este collage muestra los campos magnéticos en el interior del sol simulado mediante un modelo de dínamo solar (centro) y la corona solar observada en dos fases diferentes de la actividad solar: una fase de reposo durante el mínimo de los últimos años, inusualmente largo en la actividad solar (derecha) y una fase relativamente activa después de la mínima (a la izquierda). Crédito: NASA/Goddard/SDO-AIA/JAXA/Hinode-XRT, Artistic rendering: Cygnus-Kolkata/William T. Bridgman, Data: D. Nandy, A. Munoz-Jaramillo & P. Martens

La fuente de una misteriosa falta de manchas solares en los últimos años, aparentemente se originó en la cáscara solar de la estrella, según encontraron los investigadores.

Las Manchas solares son regiones oscuras y más frías de la superficie del Sol, dominadas por intensos campos magnéticos. Éstas son las áreas donde se forman las tormentas de partículas cargadas que generan las hermosas auroras de la Tierra, pero también pueden asolar la electrónica del espacio, afectando a los viajes sobre regiones polares, y bloqueando las redes de energía en la Tierra.

Las manchas solares se han observado de forma más o menos continua desde que Galileo enfocó su telescopio hacia el Sol a principios del siglo XVII", dice el astrofísico Dibyendu Nandi del Instituto Indio de Educación Científica e Investigación en Kolkata, quien lideró el estudio.

El Sol, periódicamente muestra una subida y bajada en el número de manchas solares, un ciclo que dura aproximadamente 11 años. Sin embargo, cerca del final del Ciclo Solar 23, que tuvo su pico en 2001, la actividad solar entró en un "mínimo" inusualmente largo, con un gran número de días sin manchas solares y un campo magnético polar muy débil.

"Tenemos que remontarnos casi 100 años para encontrar un mínimo solar con un número de días sin manchas solares tan grande", explica Nandi.

Sin embargo, esta sequía acabó finalmente en 2009. El Sol está actualmente en el siguiente ciclo solar, el Ciclo Solar 24.

El secreto de las manchas solares

Para comprender cómo perdió el Sol sus manchas, los científicos desarrollaron simulaciones por ordenador del campo magnético del Sol para simular 210 ciclos de manchas.

A la vez, variaron la velocidad de la circulación norte-sur, o meridional, de plasma súper-caliente en el Sol, en el tercio superior del interior de la estrella. Los investigadores descubrieron que el flujo meridional rápido en la primera mitad de un ciclo solar, seguido de un flujo más lento en la segunda mitad, lleva a un mínimo profundo de manchas solares, reproduciendo de manera efectiva el mínimo del Ciclo 23 que sufrió el Sol.

"Los resultados son emocionantes debido a que demuestran que pequeños cambios en la dinámica interna de nuestra estrella madre, el Sol, pueden afectar profundamente a nuestra sociedad basada en la tecnología", comenta Nandi a SPACE.com.

Estos días sin manchas llevaron a algunos investigadores a sugerir que podrían ver una repetición del Mínimo de Maunder, una falta de manchas solares durante 50 años que algunos investigadores han vinculado con la Pequeña Edad del Hielo del siglo XVII.

Nandi y sus colegas Andrés Muñoz Jaramillo y Petrus Martens detallan sus hallazgos en el ejemplar del 3 de marzo de la revista Nature.

La velocidad del flujo de plasma aún desconcierta

Sigue siendo incierto qué induce los cambios de velocidad en el flujo meridional que provocan la sequía de manchas solares.

Esta circulación meridional está dirigida en parte por el arrastre de energía del enturbiado interior solar y las pequeñas diferencias de temperatura entre el ecuador solar y los polos, y las variaciones en esta circulación pueden estar provocadas por cambios en estos factores, o por la retroalimentación de los potentes campos magnéticos con los flujos. "No comprendemos las sutilezas de estos procesos con gran detalle", dice Nandi.

Aún así, en principio, se podría extender este modelo, junto con observaciones del flujo del plasma solar, para crear predicciones a corto plazo de actividad solar, sugiere Nandi.

"Podemos predecir si vamos a tener un clima suave en el espacio y sobre las regiones polares durante un periodo de tiempo mantenido, y usar este conocimiento para planificar misiones espaciales y programar el tráfico aéreo en las rutas polares", comenta Nandi.

Artículo traducido y posteado en Ciencia Kanija, el original se publicó en SPACE, su autor es Charles Q. Choi.


Sobre esta noticia

Autor:
Pasalavida (795 noticias)
Fuente:
pasalavida.org
Visitas:
4814
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.