Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Resuelto el misterio sobre cómo se forman las enanas marrones

24/11/2009 22:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Telescopio de la NASA Spitzer ha contribuido al descubrimiento de la enana marrón más joven observada hasta ahora, un hallazgo, que si fuera confirmado, podría resolver el misterio astronómico de cómo se forman este tipo de astros.

Las marrones son astros que parecen estar en terreno de nadie, demasiado pequeñas para ser estrellas y demasiado grandes para ser planetas. Las enanas marrones son más frías y ligeras que las estrellas ordinarias más masivas y normalmente más calientes que los planetas. Esto ha generado un debate entre los astrónomos: ¿se forman las enanas marrones como los planetas o como las estrellas?

Las enanas marrones nacen en las mismas nubes densas y polvorientas que dan origen a las estrellas y planetas. Pero aunque su lugar de origen sea el mismo, son frecuentemente llamadas "estrellas fallidas" o "estrellas abortadas" puesto que carecen la masa de sus parientes estelares más calientes y brillantes. Sin esa masa, el gas de su núcleo no tiene la suficiente temperatura como para provocar las reacciones nucleares de fusión termonuclear que "queman" hidrógeno (el componente principal de estas nubes moleculares) para transformarlo en helio. De esta forma son incapaces de prender su horno termonuclear las enanas marrones terminan siendo objetos más fríos y menos luminosos y por tanto mucho más difíciles de detectar, un desafío que Spitzer superó en este caso mediante su visión infrarroja.

Para complicar el asunto, las enanas marrones jóvenes evolucionan con rapidez, haciendo difícil cazarlas cuando acaban de nacer. La primera enana marrón fue descubierta en 1995, y aunque cientos de ellas se han descubierto desde entonces, los astrónomos hasta ahora no habían podido descubrirlas de una forma clara durante su primera etapa de formación, la fase llamada de "protoenana marrón" mientras se encuentra en su lugar de nacimiento. Un equipo de astrónomos guiado por datos obtenidos por Spitzer en 2005, concentraron su búsqueda en la nube oscura Barnard 213, una región del complejo Taurus-Auriga que es bien conocida por los astrónomos como un lugar habitual de búsqueda de estrellas jóvenes.

Esta imagen muestra a dos enanas marrones, objetos a medio camino entre los planetas y las estrellas en cuanto a temperatura y masa. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Calar Alto Obsv./Caltech Sub. Obsv.

Imagen original

"Decidimos dar varios pasos hacia atrás en el proceso cuando las enanas marrones están realmente ocultas", explica David Barrado del Centro de Astrobiología en Madrid, España, y autor líder del artículo del descubrimiento en la revista the Astronomy & Astrophysics journal. "Durante esta fase estos astros tienen una envuelta opaca, una especie de capullo, y esto haría más sencillo su identificación debido a su fuerte emisión infrarroja. Utilizamos esta propiedad para identificarlas. Sin esta ventaja habría sido imposible."

La cámara infrarroja de Spitzer penetró en la polvorienta nube para observar una enana marrón bebé llamada SSTB213 J041757. Los datos, fueron confirmados por observaciones en el infrarrojo cercano del observatorio de Calar Alto en el sur de España, revelando no una sino dos de lo que podría probarse que son las enanas marrones más débiles y frías observadas hasta ahora.

Barrado y su equipo se embarcaron en esta búsqueda internacional para obtener más información de estos dos objetos. Su objetivo global científico en la observar y categorizar la presencia de este envoltorio de polvo, un útero cósmico que indicaría la presencia de esas enanas marrones ahí, encontrándose de hecho, en sus estadios más primitivos de evolución.

Las estrellas nacen en polvorientos capullos cósmicos

Estas enanas gemelas fueron observadas en todo el mundo, y sus propiedades se midieron y analizaron utilizando poderosas herramientas astronómicas. Una de las armas de los astrónomos fue el Observatorio Submilimétrico de Caltech en Hawai, que captó la presencia de este capullo de polvo en torno a estos dos jóvenes objetos. Esta información, junto con la que se obtuvo mediante el telescopio espacial Spitzer, permitió a los astrónomos elaborar un diagrama de distribución espectral, está gráfica muestra la cantidad de energía emitida por los objetos en cada longitud de onda.

Además de Hawai, los astrónomos utilizaron otros observatorios en España (Observatorio de Calar Alto), en Chile (Very Large Telescope) y en Estados Unidos (Very Large Array). También se valieron de datos de 10 años de antigüedad compilados en los archivos de la Centro Canadiense de Datos Astronómicos que les permitieron medir comparativamente cómo se movían estos objetos en el cielo. Después de más de un año de observaciones, ahora publican sus conclusiones.

Barrado explicó al respecto: "Pudimos estimar que estos dos objetos son los más débiles y fríos descubiertos hasta ahora". Barrado añadió que estos descubrimientos potencialmente resuelven el misterio de si las enanas marrones se forman como las estrellas o como los planetas. ¿Cual es la respuesta? Se forman como las estrellas de baja masa. Esta teoría estaba reforzada debido al cambio de brillo en los objetos en diversas longitudes de onda se ajustaba bastante bien con lo que se observaba en las estrellas jóvenes de baja masa.

Posteriores estudios confirmarán si estos dos objetos celestes son de hecho protoenanas marrones, hasta ahora son nuestras mejores candidatas, añadió Barrado. El viaje que ha llevado hasta su descubrimiento, aunque complejo, ha sido divertido. "Es una historia que se desarrolla paso a paso. A veces necesitamos tiempo para arrebatar los secretos a la naturaleza."

Estas observaciones se realizaron antes de que Spitzer se quedara sin su refrigerante líquido el pasado mes de mayo de 2009, comenzando su misión "caliente".

Fuente original JPL

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
3478
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.