Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Resuelto el misterio de los asombrosos tsunamis solares

23/11/2009 21:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay veces en que debemos confiar en lo que vemos, y no dudar y razonar tanto por muy increíble que sea lo que estemos viendo. Esta es la conclusión que se saca después de analizar las observaciones del observatorio solar STEREO de la NASA sobre el misterioso caso de los asombrosos y controvertidos tsunamis solares.

Hace años cuando los físicos solares vieron por primera vez una ola enormemente alta de plasma caliente moviéndose a lo largo de la superficie solar, dudaron de lo que veían. Las dimensiones de la ola eran impresionantes: se elevó más que el diámetro de la Tierra y se extendió desde un punto de manera circular millones de kilómetros. Los observadores escépticos sugirieron que podría ser una sombra de algún tipo o un artificio en la cámara del satélite, pues no podía ser una ola real.

Video sobre el fenómeno de los "tsunamis solares"

"Ahora sabemos que en los tsunamis son reales", comentó al respecto Gurman del Laboratorio de Física Solar del Centro Espacial Goddard de la NASA

Las naves gemelas STEREO confirmaron la realidad de este fenómeno en febrero del 2009 cuando inesperadamente la mancha solar 11012 entró en erupción. La explosión lanzó una nube de gas de mil millones de toneladas (una eyección de masa coronal o CME) hacia el espacio y creó un tsunami que recorrió la superficie solar. STEREO registró la ola desde dos posiciones separadas por 90°, dando a los investigadores una visión privilegiada de este evento.

"Realmente era una ola" señala Spiros Patsourakos de la Universidad George Mason, y a un toro líder de un artículo sobre este descubrimiento en la revista Astrophysical Journal Letters. "No es una ola de agua, sino una gigantesca ola de plasma caliente y magnetismo."

El nombre técnico de este fenómeno es "onda magnetohidrodinámica de modo rápido", o "onda MHD" pará abreviar. La ola que vio STEREO se levantó a 100.000 km de altura, y se movió a una velocidad de 250 km/segundo (de 900.000 kilómetros/hora), liberando una energía de 2400 megatones.

Los tsunamis solares fueron descubiertos en 1997 por el satélite de observación solar SOHO. En mayo de ese año, se produjo una CME a partir de una erupción en una región activa de la superficie solar, y el satélite SOHO registró un tsunami extendiéndose lejos del lugar de la erupción.

Gurman recuerda el momento: "nos preguntamos si en la una ola, o tan sólo una sombra de la CME que se hallaba por encima"

La órbita privilegiada de las naves gemelas STEREO permite a los científicos observar el sol desde ángulos diferentes. Ahora STEREO ha podido confirmar la existencia de los tsunamis solares (click para ampliar). Créditos: NASA

Al disponer el satélite SOHO de únicamente un punto de visión, no fue suficiente para responder esta pregunta, ni esta primera ola ni sucesos similares registrados por SOHO durante los siguientes años.

El tema permaneció abierto hasta después del lanzamiento de los satélites solares STEREO. En el momento de la erupción de febrero del 2009, STEREO-B estaba directamente sobre el lugar de la erupción, mientras que STEREO-A se situaba en ángulo recto, "una geometría perfecta para aclarar el misterio", señala el coautor del artículo Angelos Vourlidas del Naval Research Laboratory en Washington, D.C.

Los científicos observaron por primera vez las olas de un tsunami solar en julio de 1996 mediante el satélite SOHO. Crédito: SOHO (ESA & NASA)

La realidad física de las olas fue confirmada posteriormente por películas en las que estas olas rompían. "Hemos visto las olas rebotadas por las manchas solares", añade Vourlidas. "Existe una maravillosa película de una prominencia solar que oscila después de que sea alcanzada por una ola. La llamamos 'prominencia danzante'."

Los tsunamis solares no representan ninguna amenaza directa a la Tierra, pero son procesos importantes para estudiar. "Podemos utilizarlos para diagnosticar las condiciones del Sol", señala Gurman. "Observando como las ondas se propagan y rebotan, podemos obtener información sobre la baja atmósfera del Sol que de otra forma no podríamos conseguir."

"Estos tsunamis pueden ayudarnos a predecir el tiempo espacial", añade Vourlidas, "como el ojo de un toro, marcan la mancha donde tiene lugar la erupción. Localizar el lugar del estallido nos ayuda a la predecir cuándo una eyección de masa coronal alcanzará la Tierra."

Las eyecciones de masa coronal producen fuertes tormentas solares que afectan el estado de espacio en torno al Sol (tiempo espacial). En ocasiones puede alcanzar la Tierra una fuerte cantidad de partículas cargadas generadas a partir de estos violentos fenómenos. Potencialmente pueden inutilizar satélites y afectar las redes de distribución eléctrica en la Tierra, al igual que producir vistosas auroras en los polos.

Fuente original NASA

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
13342
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.