Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Seduccionysuperacion escriba una noticia?

Respuesta a: "No soy alguien que atraiga ni muy poco..." por Rubén Bouso

05/07/2010 23:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Carlos nos comenta que siente que a su cuerpo le molesta y le duele no tener un contacto femenino profundo. Lejos ya del ego ¿Qué hacer cuando no se es alguien que atraiga demasiado (ni muy poco) al sexo opuesto?.

Carlos, tú mismo acabas de describir tu círculo vicioso sin darte cuenta de ello. Mientras no puedas romper el círculo será como la pescadilla que se muerde la cola, darás vueltas sin rumbo pero no solucionarás nada. Fíjate que hay una contradicción muy grande en tu interior. Por un lado dices "lejos ya del ego" y entonces pasas a describirte como "alguien que no atrae ni muy poco". Ahí está la trampa porque tan solo tu ego puede hablar de ese modo. Él cree que eres una persona que no atrae demasiado y has formado de esta creencia parte de tu identidad. Pero no es más que tu ego haciéndose pasar por ti, no es real.

El hecho de considerarte poco atractivo proviene de alguna creencia del pasado. Tal vez te hayas encontrado con algunas situaciones en la vida donde te hayan dicho que "tú no vales" y te la colaron hasta el punto de que ahora ni siquiera te llegas a cuestionar si esto es verdad o no. Incluso llegas a creer que es algo que viene de más allá del ego. De cierto modo es normal que lo creas pero es absolutamente falso. Te diré que a ti, a mí y a una gran cantidad de gente también nos "colaron" tremenda mentira cuando éramos pequeños. Nos vendieron la moto y nosotros la compramos sin cuestionar el precio siquiera. Y ahí estamos ahora, con 30 o 50 años y todavía pagando el coste de una moto que resulta que nunca se termina de pagar.

La identidad de una persona que se cree "poco atractiva" tiene una parte positiva y por eso es tan difícil renunciar a la moto, lleva tanto tiempo contigo que le has cogido cariño. De cierto modo podríamos decir que es "atractivo" para la persona sentirse "poco atractiva". ¿Absurdo? Sí, pero cierto.

Tal vez tu creencia te ayude a resolver situaciones que se te van presentando más fácilmente porque las creencias crean una falsa sensación de "seguridad". Mientras te muevas dentro de tus creencias estás en lo que llamamos "zona de confort". Dentro de esa zona tú piensas "Yo no puedo ligar porque soy poco atractivo". Quizá ni lo intentes siquiera porque ¿Para qué? Y si lo intentas esa creencia se hace fuerte porque tú la defiendes a capa y espada. Entonces tú mismo te encargarás de "auto-descalificarte" del terreno de juego, tendrás miedo a ganar.

Es como buscar la manera de "rendirte" antes de comenzar el partido. Observa lo astuta que es tu mente y cómo se camufla tu ego en ti. Si te rindes tendrás la falsa sensación de que no has perdido porque tú mismo te has "rendido". El miedo al rechazo es tal que te resulta más cómodo y seguro "rechazarte" a ti mismo antes de que otros puedan hacerlo. Así al menos conservarás algo de tu orgullo. "En el fondo no me han rechazado, me retiré yo porque quise", pensarás. Tu ego de cierto modo se siente satisfecho así, por eso mucha gente ni siquiera llega a comenzar los partidos. Más vale la "rendición" que arriesgarse a "perder" y que otros vean que "has perdido". Si profundizas un poco en esto verás que se trata de un consuelo miserable. ¿Perder el qué? En realidad no hay nada que perder por mucho que te empeñes en razonar lo contrario. La derrota no es posible, tan solo existe en tu mente. Es una invención tuya. Jamás podrás perder nada.

De modo que sal ahí fuera y juega todos los partidos que puedas. Si quieres juega dispuesto a perderlos todos, pero juega hasta el final. Poco a poco verás que perder un partido no es para tanto. Y poco más tarde verás que perder un partido es tan divertido como ganar. Y entonces es ahí y no antes cuando realmente empezarás a ganar todos los partidos. Descubrirás que lo que habías estado haciendo hasta ahora había sido marcar los goles en tu propia meta. ¡No eran otros los que te marcaban los goles, eras tú mismo!

A continuación te comento algo que también es importante porque si hay algo que tema más tu ego es que lo descubran y lo peor es que lo están descubriendo todo el tiempo y él no se entera: "Estás transmitiendo todo el tiempo lo que tú piensas de ti durante la comunicación". Quieras o no, esa "chica" sabrá qué es lo que tú crees porque tu lenguaje no verbal se encargará de transmitirlo. Su intuición lo detectará y no querrá ligar con un chico que se considere poco atractivo. Es normal, no le interesan este tipo de hombres. De modo que si "sí o sí" ella va a saber que te consideras poco atractivo ¿Qué es lo que puedes perder ahora? Ella ya sabe que te consideras "un perdedor". Trata al menos de jugar y si sigues perdiendo que sea por méritos propios y no por tirar los balones fuera o en propia como habías hecho siempre.

En la otra cara de tu creencia encontramos algo muy diferente. Se trata del dolor del que hablas. Comentas el dolor que te ocasiona no tener contacto con el femenino y entonces ese dolor te crea resignación. Para poner las cosas más complicadas, seguramente también tengas asentada la creencia de que el dolor es malo porque a todos nos han hecho creer semejante barbaridad y relacionamos el dolor como algo negativo. Pero no es malo tener ese dolor, de hecho ¡Es necesario que lo sufras, dale las gracias!

Ese dolor te está diciendo todo el tiempo "Tío, no puedes seguir pensando que no eres atractivo, haz cambios, busca el modo de resolver esto". Él te avisa de que hay creencias que te limitan, que hay contradicciones serias dentro de ti. Si no fuese por ese dolor, nunca harías nada por intentar cambiar. Te quedarías tirado en el sillón el resto de tu vida ya que sería lo más cómodo. Y puede que efectivamente el sillón sea muy cómodo, pero yo no estoy aquí para recomendarte esto ahora.

La próxima vez que sientas ese dolor escúchalo atentamente, sonríele. No trates de evadirte, no trates de buscar otra cosa en que entretenerte para tratar de no sentirlo. Las drogas legales e ilegales tampoco son solución. Él volverá a aparecer, te dirá que hay cosas pendientes por resolver, es su misión hacértelo ver y lo hará hasta el final. Ese dolor está ahí para ayudarte así que acéptalo, siéntelo, observa cómo es, donde lo sientes… cómo te afecta. No luches contra él, hazlo tu amigo, tu aliado en el desarrollo personal que estás llevando a cabo.

Cuando sientas ese dolor puedes repetirte "estoy sintiendo este dolor porque he de aprender algo, estoy dispuesto a escucharme y aceptar que hay algo que requiere un cambio dentro de mí". Él te ayudará a encontrar el camino, sé valiente y paciente. Te traerá las respuestas que necesitas pero solo si eres capaz de escucharlo. Entonces, problema y dolor desaparecerán juntos. Tal y como habían venido a ti aquella vez que compraste una moto…

Abrazos.

Rubén Bouso


Sobre esta noticia

Autor:
Seduccionysuperacion (788 noticias)
Fuente:
seduccionysuperacion.com
Visitas:
2084
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.