Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Responsabilizan a organizadores de accidente en Love Parade

28/07/2010 12:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ministro del Interior de Renania del Norte Westfalia, Ralf Jäger, afirmó hoy que las primeras investigaciones indicaron que la responsabilidad del accidente en el Love Parade recae en el organizador y comercializador del evento. La conferencia de prensa en la que se presentó el reporte provisional sobre las investigaciones que se llevan a cabo para esclarecer los motivos del accidente del sábado despertó gran interés en Alemania y fue transmitida en vivo por canales de noticias por televisión. El reporte provisional determinó que gran parte de la responsabilidad del accidente en el que murieron 21 personas y decenas resultaron heridas, corresponde al organizador, Rainer Schaller, propietario de la firma Lopavent, a cargo de la realización del evento. El número de personas destacadas por Lopavent para cuidar el orden fue insuficiente y además cometieron severos errores al efectuar su tarea en la zona del ingreso al área donde se llevó a cabo el evento, un túnel de 16 metros de ancho en el que se produjo la tragedia. El ministro del Interior dijo durante la rueda de prensa que las fuerzas de rescate actuaron bien y en forma coordinada para confrontar la emergencia y que gracias a eso se evitó un mayor número de víctimas. Jäger subrayó que la responsabilidad de lo que ocurrió en la zona del evento es completa responsabilidad de los organizadores, tal como ocurre en los estadios cuando hay partidos de fútbol. El gobierno de la ciudad es a su vez responsable de dar la autorización para la realización del evento. El organizador Schaller había culpado a la policía porque habría permitido el ingreso sin control de los asistentes al espectáculo, sin haber mediado un acuerdo con los organizadores. Según Schaller, se había acordado con la policía que se mantuvieran cerradas 10 de las 16 entradas hacia el túnel por el peligro de aglomeración en él. El jefe de la Policía de Duisburg, Dieter Wehe, informó que ese cuerpo expresó a los organizadores sus dudas en materia de seguridad en la zona de ingreso. Además, las compuertas de entrada fueron abiertas con mucho tiempo de retraso. Ese retraso hizo que se acumulara una gran cantidad de personas en la zona de entrada. En un inicio se planeó la apertura a las 11:00 horas locales y se efectuó una hora después, había gente esperando a ingresar desde las 10:00, por lo que se hubieran podido abrir las puertas más temprano para permitir el aforo, indicó el reporte. Los organizadores pidieron ayuda a la policía a las 15:30 horas locales y se instruyó a los guardias de la entrada que cerraran las puertas para frenar el flujo de asistentes e impedir que se siguiera llenando el túnel, pero la orden no se cumplió. Además, los organizadores retiraron parte de las barreras que cerraban el área con el propósito de dejar entrar las ambulancias, pero la gente aprovechó la ocasión para lanzarse de lleno al interior del área. Esas barreras de metal en el piso obstaculizaron en forma adicional el flujo de las personas. El número de guardias no alcanzó para controlar la situación, indicó el reporte. Los asistentes se “enfrascaron” en el túnel y dejó de avanzar mientras otra muchedumbre presionaba para entrar. Los organizadores habían previsto que los grandes camiones con bailarines y disc jockeys atraerían al público hacia el interior del área, pero no ocurrió así en suficiente medida. A las 17:02 horas se informó a la policía sobre las primeras víctimas. Los asistentes seguían entrando y una barrera fue derribada, lo que incrementó la presión de unas personas contra otras. La ministra presidenta (gobernadora) del estado de Renania del Norte Westfalia, Hannelore kraft, declaró por su parte que había tomado conocimiento de que el alcalde de Duisburg, Adolf Sauerland, descartaba renunciar. La funcionaria socialdemócrata advirtió que también la responsabilidad será política. Kraft evitó hacer alusiones directas de culpa sobre funcionarios públicos, pero dijo que el pánico mortal que invadió a la gente se registró en la entrada del área, donde las autoridades de la ciudad y los organizadores tenían la responsabilidad y no la policía. La ministra presidenta defendió a la policía e hizo recaer gran parte de la culpa en los organizadores. El número de muertos por la avalancha aumentó a 21 la noche del martes, ya que falleció una mujer de 25 años a consecuencia de las heridas que recibió.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2956
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.