Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamaenalemania escriba una noticia?

Resolución (¿pacífica?) de conflictos (o cómo hay veces que no queda otra que matar al mensajero)

08/11/2010 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

(Inciso prevacacional)

Bando 1: Cara de golfo y mucho salero (a.k.a. soy un sensiblón de cuidado). Casi 4 años. Último día de guardería y en pleno colocón de ibuprofeno (fiebre oportuna post-guardería y prevacaciones controlada).

Bando 2: Rubio angelical y caidita de ojos profesionalizada (a.k.a. irradio bondad pero soy un pieza de cuidado). Casi 1 año y 11 kilos. A punto de andar y en plena fase destroyer total. Muela despuntando y muy mal café.

Campo de batalla: Lluvia infernal de pseudoverano alemán, así que esta tarde toca alfombra mullida del salón de casa.

Mensajero: Por supuesto, Moi-misma. Mamáenalemania con bombo creciente (ya no puedo dormir ni bocaabajo ni bocaarriba) que tira y molesta y todavíasinnombre comodón dando pataditas. 2 noches sin dormir (la muela del angelito) y en pleno follón organizativo prevacacional (compra cremas, potitos, sombrilla, coordina lavadoras...etc. incluso post despedida-vacacional publicado).

Acontecimientos:

Sensiblón quiere construir un castillo con sus piezas de madera (retro por supuesto).

A Destroyer ya le están haciendo chiribitas los ojos imaginándose el estruendo de las torres al caer (por un golpe de su manita rechoncha, obvio).

Mensajero ve el percal y se pone en medio. Destroyer adopta pose de tanque soviético y se pone a trepar por encima del Mensajero.

Sensiblón divisa al enemigo y grita "¡Nooooooooooooooo!".

Destroyer ríe maléficamente (...y enseña sus 7 dientes esos que le han salido tan al tuntún que le cabrían monedas de 2 euros entre cada uno... está divino).

Mensajero se pone a construir un castillo para desviar el ataque de Destroyer.

Parece que cuela.

Sensiblón llora amargamente porque su castillo no es el más alto.

Mensajero procura construir un castillo más cutre (difícil).

Destroyer compara castillos y se decide, obviamente, por el de Sensiblón.

"¡Noooooooooooooo!" "huahuahuahuahau (risa maléfica)"

Mensajero consigue agarrar a Destroyer por el pie en el último momento.

Destroyer se tira (lo juro) y llora amargamente, dándose cabezazos contra el suelo (mejor que no se dedique a la interpretación, porque lo hace fatal).

Sensiblón hace honor a su nombre y le trae un cojín a Destroyer para que no se haga daño en la cabeza, mientras le consuela y le dice que le deja tirar una torre (se me cae la baba y bajo la guardia).

Destroyer deja de llorar, le mira, le enseña los dientes y se acerca feliz al castillo de Sensiblón (ahora os parecerá poco menos que un héroe romántico ¿no?), que mira la escena resignado.

Destroyer rompe los esquemas cuando coge una pieza y la pone encima.

Silencio.

Bocas abiertas y aplausos del Mensajero y de Sensiblón.

Sensiblón se hace ilusiones.

La paz dura 1 segundo: Al bajar su morcilla, digo su brazo, Destroyer ha tirado la torre (para la que, en teoría, tenía permiso).

Sensiblón llora.

Destroyer no comprende.

Mientras mensajero consuela a Sensiblón (y le recuerda que esa torre podía tirarla), se oye PUMPUMCRASH... "huahuahuahua"...

Adiós castillo.

Sensiblón llora muuuuuuucho más.

Destroyer irradia felicidad absoluta rodeado de lingotes de madera y se lo restriega a Sensiblón rematando lo poco que quedaba en pie (y Mensajero tiene que aguantarse la risa, pero es que está divino de verdad).

Mensajero le promete a Sensiblón que le ayuda a reconstruirlo.

Manos a la obra.

Mensajero se pregunta cómo narices un niño de 4 años (casi) se puede acordar tan exactamente de dónde iba cada una de las piezas. Y se lamenta, claro, porque Sensiblón se ha convertido en arquitecto y sólo da órdenes y Mensajero es el que pringa.

Destroyer se relame y adopta posición de ataque.

Mensajero no sabe qué hacer (y se lamenta de no haber comprado un parque).

Galletas. Sí, Mensajero se pasa las normas de la Übermutter-tipo por el forro, saca las galletas de animales y prepara un circuito-gourmet alejado del futuro castillo.

Destroyer empieza a comer.

Sensiblón ve el circuito y quiere comer también.

Mensajero le ofrece galletas durante la obra, pero Sensiblón prefiere hacer el circuito con Destroyer(¿y vengarse?).

Mensajero se tumba en la alfombra (de lado, claro) y desea que su marido llegue YA.

Acabado el circuito sin dramas (Destroyer todavía no entiende de cantidades), se colocan los Bandos en posición inicial.

Vuelta a empezar.

Esta tarde no he podido hacer NADA de lo que tenía pensado y, ahora que duermen plácidamente después de haberse dado besitos, arrumacos y quererse mucho los hermanos, ni ganas que me quedan.

Mensajero quiere irse de vacaciones... (solo...).


Sobre esta noticia

Autor:
Mamaenalemania (130 noticias)
Fuente:
mamaenalemania.blogspot.com
Visitas:
1545
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.