Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Las rentas altas pagarán más en concepto de IRPF

30/08/2018 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

PSOE y Podemos han acordado subir el IRPF a aquellas personas cuyas rentas del trabajo sean superiores a 150.000 euros anuales. Todavía se debaten el aumento del impuesto de sociedades, las SICAV y el impuesto a la banca

 

Producto del acuerdo entre el PSOE y Podemos, que adelanta una futura alianza para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado del 2019, han acordado la subida del IRPF para aquellas rentas de más de 150.000 euros anuales.

Con ello, se «pone negro sobre blanco» a una de las promesas estrella de Pedro Sánchez en la moción de censura a Rajoy, aunque se trata de una reforma limitada, después de que Podemos intentase que el aumento del impuesto fuese a partir de 60.000 euros.

Conversaciones con «viento de cola»

Actualmente, la relación entre el partido que dirige Pedro Sánchez y la formación morada goza de muy buena salud, y este acuerdo sobre el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas solo es el preámbulo de un acuerdo de mayor calado como es la aprobación de los PGE para el año que viene.

IRPF, un terreno minado

Tocar el IRPF es algo que «escuece» mucho a los ciudadanos, sobre todo a los que dependen de una nómina y trabajan por cuenta ajena, esto es, a la mayoría de los trabajadores.

Debido a ello, todos los gobiernos tienen un cuidado exquisito en que los aumentos de tributación sean lo menos traumáticos posibles.

Es por ello por lo que, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haya puesto como «línea roja» en la negociación con Podemos no tocar las rentas del trabajo de menos de 150.000 euros anuales, cuando la formación morada quería que el incremento de la tributación fuese a partir de los 60.000 euros.

De haberse tomado la medida impulsada por el partido que preside Pablo Iglesias Turrión, se hubiesen visto afectados muchos profesionales liberales, como puedan ser médicos, abogados o arquitectos, un electorado al que Sánchez quiere mimar.

Las rentas de 120.000 euros anuales, sujetas a negociación

El negociador principal de la coalición electoral de la que forma parte IU, Pablo Echenique, aunque no logró un aumento en tributación de las rentas de más 120.000 euros anuales, al menos ha hecho que el PSOE someta la propuesta a negociación.

De cualquier modo, como ya se ha explicado, la promesa en caso de que Pedro Sánchez se hiciese con la presidencia del gobierno, como ha sido, era revisar al alza la carga tributaria de las rentas mayores de los 150.000 euros anuales.

Con ello, además, crea un nuevo tramo tributario, que será del 52%, modificando los módulos de tributación del IRPF impuestos por los gobiernos del Partido Popular.

Una negociación que no ha concluido

La importancia que tiene para Podemos la negociación sobre el IRPF y los Presupuestos Generales del Estado para el 2019 se traslucen en el «peso» de los negociadores de la formación política heredera del 15M.

En el elenco podemita que ha negociado con la ministra de Hacienda se encuentran, además de Pablo Echenique, Carlos Sánchez Mato, de IU, Nacho Álvarez y los diputados Txema Guijarro y Josep Vendrell.

Aunque la negociación todavía no ha concluido, porque quedan «flecos» muy importantes por cerrar, de lo que se puede hablar es de la buena sintonía existente entre las dos formaciones políticas predominantes en la izquierda.

Además, la medida tiene mucho de cosmética, ya que el número de contribuyentes que se verían afectados por la medida no supera los 70.000; otra cosa sería aumentar el IRPF de aquellas personas que superan 60.000 euros anuales de ingresos, ya que ahí estaríamos hablando de 600.000 contribuyentes afectados.

Entre estos temas, y no menores, se encuentran el tratamiento fiscal a las grandes fortunas o los impuestos que pagan las SICAVS

Objetivo: no tocar el bolsillo de la clase media

El equipo económico de Pedro Sánchez, quiere hacer compatible el aumento de los ingresos del estado sin tener que aumentar la tributación de las clases medias, un objetivo en el que también puede contar con Podemos.

Para ello, lo que se busca es aumentar la tributación del impuesto de sociedades, de manera que, en dicho impuesto, al menos, las empresas tributen un 15% real.

Otra de las maneras que puede aumentar los ingresos del estado, y este es un «caballo de batalla» exclusivo de Podemos, es aumentar los impuestos a las rentas del capital, que hoy por hoy se sitúan en un 21%.

Para lograr todos esos objetivos, y cada partido político los suyos, también va a ser necesaria, y ahí el PSOE contará sin duda con los votos de la bancada de Podemos, la modificación de la Ley Presupuestaria, ya que con la actual el Senado tiene capacidad de veto sobre lo decida en Congreso.

Seguir como hasta ahora implicaría que, con una mayoría abrumadora del PP en el Senado, aprobar los Presupuestos Generales del Estado se podría convertir en un calvario para el PSOE y su buen seguro socio, Podemos.

Todavía quedan por negociar asuntos de gran calado

Además del IRPF y la subida tributaria en determinados tramos, la negociación entre la ministra de Hacienda y Podemos tiene otros muchos puntos de gran transcendencia, que tendrán que ser abordados a medida que avance la negociación.

Entre estos temas, y no menores, se encuentran el tratamiento fiscal a las grandes fortunas o los impuestos que pagan las SICAVS. Otro de las promesas estrella de Pedro Sánchez, el impuesto a la banca, también estará sobre la mesa.

Una sopa de siglas

De resultas de su debilidad parlamentaria, la bancada del PSOE está compuesta por solo 85 diputados, Pedro Sánchez necesitará de otros partidos políticos para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para el 2019.

Necesario es el casi seguro apoyo del PNV, pero también serán necesarios lo votos de formaciones políticas – nos referimos a PDeCAT y ERC – que venderán caro su confluencia con Sánchez, máxime cuando el procés sigue a «velocidad de crucero».

Otro de los escollos para la aprobación de las cuentas del 2019 será, y no es una dificultad menor, que la Mesa del Congreso está controlada por el PP y por Ciudadanos, alérgicos a cualquier aumento de impuestos.

Cuentas aprobadas en febrero

 

Esa es la composición del lugar que se hace el PSOE, para lo que el proyecto de presupuestos debería de estar presentado en noviembre, lo que permitiría el normal desarrollo de la dinámica parlamentaria y el necesario debate.

Si se aprueban las cuentas en la fecha prevista, el partido que lidera Pedro Sánchez, prevé que llegará con «viento de cola» a las elecciones municipales y autonómicas, lo que podría augurar un buen resultado electoral.

Aprobar los PGE, también podría conjurar uno de los grandes peligros que se ciernen sobre el gabinete de Sánchez, que no es otro que tener que ir a elecciones anticipadas.

Fuente - El País / Wikipedia


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (197 noticias)
Visitas:
3285
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.