Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chanaaventuras escriba una noticia?

Remando entre Camalotes

03/06/2009 00:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Encuentro de Kayakistas de travesía en el Parque Nacional Pre Delta, en el delta del Río Paraná, Argentina

Tres jornadas espléndidas a pl eno sol fueron las del 1, 2 y 3 de mayo, para disfrutar navegando en kayak por el Parque Nacional P re Delta y la zona del Río Paraná, en las cercanías de la ciudad entrerriana de Diamante.

En el marco del 7º encuent

ro Regional, organizado por el “Rosario Kayak Group”, la travesía estaba originalmente pactada para un derrotero desde Diamante a Victoria ambas en la provincia de Entre Ríos, pero la falta de agua en algunos sectores de ese recorrido, obligo a los organizadores del evento a cambiar a último momento de planes.

Pasadas las 11 de la mañana, el grupo de 43 palistas que integramos la travesía, llegados de distintas partes del país, Rosario, Escobar, Córdoba, La Plata, Entre Ríos, partió desde el Camping Municipal de la Ciudad de Diamante por el Río Paraná en dirección al Arroyo la Azotea, entrada al Parque Nacional Pre Delta, con la ayuda del viento y una considerable corriente a favor, disfrutando del paisaje de las altas barrancas de Diamante y el ancho del río y sus islas.

Unos kilómetros río abajo ingresamos al arroyo la Azotea, ya dentro del Parque Nacional. Un arroyo sinuoso, no muy ancho y con algunos camalotes en su cauce, con una frondosa vegetación en sus orillas, pobladas de enredaderas que ocultaban literalmente a los árboles que las albergaban .

Al mediodía se produjo la primera parada de descanso y luego de una prolongada “sobremesa”, el grupo continuó la navegación en un día caluroso para la época del año. El paisaje continuó siendo más o menos similar, desierto en cuanto a seres humanos se refiere, pero muy prolífico en su flora y fauna.

Así trascurrió la jornada, atravesamos una especie de "rápido", que se formaba en el arroyo, luego de una curva pronunciada, y pronto dejamos el territorio del Parque y avanzada la tarde comenzamos a ver señales de “civilización”, pescadores, algunas casas en las orillas y trabajadores y maquinarias.

En este punto, todo el grupo que iba adelante, unos quince a veinte palistas, seguimos de largo no advirtiendo un cruce de arroyos, con una curva cerrada, lo que nos obligó a remar unos cuantos kilómetros de más, mientras el resto de los palistas continuaban camino a la parada prevista para acampar.

Esto obligó a desdoblar el campamento de la primera noche, ya que el crepúsculo avanzaba y no era prudente para el grupo de atrás continuar caída la noche en busca del campamento de los de adelante.

Finalmente ambos grupos no estaban demasiado lejos en línea recta, pero por lo sinuoso del arroyo había unos 15 a 20 minutos de navegación.

Armado el campamento y caída ya la noche, se sucedieron los mates, galletitas, picadas varias, asados, guisos, etc., etc., y a dormir

El día siguiente se presentó nuevamente luminoso y diáfano, bastante calor para la época, y sin mosquitos, así que más no se podía pedir.

Otra vez todos juntos, seguimos navegando hasta llegar a un amplio claro en la vegetación en la costa izquierda, donde se abría lo que sería, si habría agua suficiente, una laguna. Casi todos los palistas desembarcamos e hicimos un recorrido a pie por el margen de la laguna, que ahora solo tenía pocos centímetros de agua que seguía drenando hacia el arroyo.

Un gran terreno "vacío" de árboles y otra vegetación más alta que unos arbustos, que se extendía desde el arroyo por el que navegábamos hasta donde alcanzaba la vista.

Aves varias y algunas vacas que pastaban lejos de nosotros era todo lo que se veía por el lugar. El suelo estaba tapizado de huellas de vacas, y cercano a la orilla de la laguna encontramos un ternero que estaba enterrado en el barro, bastante maltrecho, el pobre, que con el esfuerzo de varios palistas fue sacado del lugar y arrastrado lejos de la orilla barrosa a un terreno más firme y seco.

A partir de allí vino lo duro. El arroyo se estrechó, y pronto los camalotes y plantas acuáticas empezaron a taponar el camino de los kayaks. Muchos "embotellamientos náuticos" se produjeron a la espera de pasar por encima de las plantas.

Y así durante todo el día. Curvas, camalotes, tapones, plantas que estrechaban el curso a menos del ancho de las embarcaciones, y de a poco el grupo fue avanzando hasta que el mediodía dio un descanso a todos los palistas.

El almuerzo estuvo interrumpido por un encuentro cercano con una víbora Yarará y por lo que parecía una estampida de vacas que se ¿acercaban?, nadie lo sabía, porque se oían, pero no las veíamos.

Todos atentos cerca de los kayaks, esperando ver aparecer unas enloquecidas vacas que dejarían los botes hechos puré bajo sus patas al cruzar el arroyo, pero finalmente el peligro paso y las vacas con sus arrieros siguieron de largo sin acercarse al agua.

El día transcurrió entre las plantas acuáticas y camalotes y cerca de las cinco de la tarde, habiendo remado, no demasiada distancia, pero si en forma intensa, se alcanzó el punto de acampe de la última noche, ya de vuelta en territorios del Parque Nacional.

La noche vino de guisos variados al disco, fogón y lo que quedara de vinos y etcéteras. Y el día siguiente, ya librados de los camalotes, a los pocos kilómetros, salimos al Paraná.

Ahora el último tramo de la travesía, e sta vez con corriente y viento en contra. nos fuimos acercando a Diamante, de a poco se veían las barrancas allá adelante, navegando por el riacho Vapor Viejo y el Río Paraná.

Dos paradas más de reagrupe, y fuimos arribando otra vez al punto de partida, en el Camping Municipal de Diamante.

Luego vino la dura tarea de vaciar los botes, cargarlos en los autos, atarlos, etc., y finalmente el cierre, los certificados, los premios y los sorteos aportados por los auspiciantes del encuentro.

Y a volver a casa. En nuestro caso, los once socios del Club de Remo y Náutica Belén de Escobar que fuimos a la travesía, a Escobar y alrededores, Bs. As., etc., a la espera de la próxima travesía.

El Parque Provincial Pre Delta

El Parque Nacional Pre Delta fue creado en el año 1992, con el fin de preservar una muestra de ambientes del Delta superior del río Paraná. Tiene una superficie de 2.458 hectáreas y se encuentra ubicado en el sudoeste de la Provincia de Entre Ríos, a unos 6 km al sur de la ciudad de Diamante. El Parque pertenece a la eco-región Delta e Islas del Paraná. Esta eco-región corresponde a los valles de inundación de los trayectos medios e inferiores de los río Paraná y Paraguay, e incluye al Delta del Paraná. Compone un paisaje de islas bajas e inundables.

Flora y Fauna del Parque

El conjunto de islas que constituyen este Parque conforman el característico paisaje del Delta: albardones con montes e interiores deprimidos cubiertos de pajonales y lagunas.

La vegetación del lugar está compuesta por densos pajonales isleños, con camalotes o aguapey de vistosas inflorescencias violáceas y los irupés, cuyas enormes hojas circulares son flotantes.

El sector de islas tiene bosques de ceibos y curupíes y bosques de timbó blanco. Las partes bajas están cubiertas de densos pajonales con paja de techar y paja boba, existiendo algunos espejos de agua.

En la región pueden observarse los bosques de sauces criollos y alisos de río, donde son comunes aves como el espinero rojizo, que construye grandes nidos colgantes que penden sobre el agua, y mamíferos de hábitos acuáticos como el carpincho, pudiéndose apreciar sus huellas en la senda.

La fauna, abundante y variada, incluye poblaciones de coipo o nutria y lobito de río. También se ha detectado la presencia del yacaré ñato.

Entre las numerosas especies de aves se destacan patos, caraus, chajáes, cigüeñas, garzas, y martín pescadores como el grande o matraca, que por su relativa abundancia y la facilidad de observación en el área protegida, se ha convertido en su especie emblemática.

Fuente: Parque Nacionales


Sobre esta noticia

Autor:
Chanaaventuras (1 noticias)
Visitas:
18294
Tipo:
Suceso
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.