Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Margol escriba una noticia?

Los relatos de "La zona roja 2004" en globedia

31/12/2009 01:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando piensas que todo está pérdido. Cuando piensas que nada tiene sentido. Es ahí donde nace una misión indecente

Habíamos dispuesto fecha para nuestra boda y la despedida fue amorosamente. Cuando salí afuera olvidé algo en el restaurante y al regresar la vi a ella abrazada y besándose con otro. Prácticamente tenía que vivir de esa forma, mi situación estaba mala cada vez peor. Solo como única opción me quedaba el suicidio. Tenía que encontrar algo interesante en mi vida, algo donde pueda sostenerme y seguir adelante. No perdía las esperanzas, estaba optimista con deseos de encontrar dicha solución.

Una mañana recibo un telegrama de Madrid. Era una mañana tranquila olvidando por el momento el incidente. En aquella carta decía.

“Hace año y medio nos mandó una correspondencia sobre un tema de sociedad actual. Un asunto que no fue entendido en su momento. Pero con el transcurso del tiempo su carta a tomado otro giro de suma importancia.

Me alegra informarle que su proyecto será aprobado sin participación de lucro. En otras palabras, no contará con ningún dinero de nuestra institución… sírvase a firmar el documento. Rogamos su comprensión y le deseamos suerte en la misión".

No podía creerlo, al fin me dieron un respiro pero a la vez una apuñalada en la espalda. No quedaba otra que aceptar lo que decían. Tenía muchas molestias, desilusiones, estaba harto de todo y esa noticia caída como lluvia fortuita desintegró la nefasta idea de arrebatarme la existencia. Levanté la cabeza y di un profundo respiro. Fue tan profundo que logré sentir la ansiada paz por un momento.

"Si pierdo a la mujer de mis sueños mejor soy un cura. El doctor me dijo una vez que para aliviar la locura me buscara una mujer exuberante"

Dejé todo ese día y una vez en mi cama meditando lo que fue toda ese acontecer, mis ojos se cerraron para dar paso al último sueño de mi vida.

Al despertar en la nueva luz, me dispuse a preparar inmediatamente lo necesario para esa misión; que se había convertido en una nueva forma de vida. Tal vez fue la principal causa de la ruptura con mi novia por hablarle de mucho sobre literatura. Pensé que era el camino correcto, el sendero donde podía retenerla más a mi lado.

Pero el sufrimiento quedó atrás y ahora con una formidable razón de hacer algo memorable, algo histórico donde la entrega será incondicional. Lástima que el gasto correrá por mi cuenta. Mi labor actual aparte de aquello consistía en ser auxiliar académico, donde la paga era una cantidad para llevarse un fréjol a la boca al menos, no podía quejarme, al menos tenía saldo en un país muy golpeado. Pero ese no era mi interés, tenía que dejar de lado la sensibilidad para dar paso a la frialdad del cálculo. Algo horrible, no era mi estilo habitual, no quedaba otra que incrustarme una máscara para la labor.

Una vez todo en su lugar, empecé hacer una fórmula como contrarrestando un posible veneno, no quería ser presa fácil sabiendo del riesgo. Me enteré por un medio de comunicación, de una persona que terminó en el manicomio al atreverse hacer la historia. Creí que era una broma de mal gusto pero mis dudas quedaron saciadas cuando me entreviste con esa persona. Era Jonathan, mi estimado de labor que ingresó a la misma editorial donde trabajé an. Es más, le dieron el apoyo económico necesario para la misión. No sé que pasó, pienso que fue la excesiva responsabilidad que terminó con su autocontrol al imponerle la fecha de entrega del material. Seguro no lo tuvo y se volvió loco.

La pregunta es. ¿Qué le ocasionó semejante tragedia?... la respuesta era fácil... se enamoró de la misión, se enamoró de su víctima. En otras palabras... se enamoró de la meretriz que hoy será mi misión.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Margol (10 noticias)
Visitas:
9097
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.