Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

Relaciones suicidas

27/08/2010 22:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Quién no ha conocido o ha experimentado en carne propia una relación en que fue víctima de una persona que se negaba rotundamente a terminar pacíficamente la relación

Casi siempre se menciona que esa persona esta obsesionada. Pero, ¿qué es en sí la obsesión, y porqué se da?

Ante todo debemos conocer la naturaleza de la obsesión y les diría que son persistentes ideas, pensamientos, impulsos o imágenes que son experimentadas por la persona que está desarrollando la obsesión. Éstas se presentan de forma intrusiva e inapropiada generando en el propio individuo una marcada ansiedad o angustia, ya que debido a su característica de intrusión, la persona tiene la sensación de que el mismo contenido de la obsesión es totalmente ajeno a lo que esperaría sentir, por tal motivo, sus pensamientos e ideas lo justifican en sus actos que lleva a cabo. Si te vigilo, no es porque tengo ideas equivocadas de tu comportamiento, sino que estas ideas, pensamientos, impulsos o imágenes que son causadas por la obsesión, el tomo como real y verídico haciendo que tome la decisión de alterar mi comportamiento normal. Así, encontramos que el individuo obsesivo es capaz de reconocer en un momento dado, que ese tipo de ideas o pensamientos son producto de su propia mente y que no son impuestas desde afuera.

Ahora podemos explicarnos que le acontece a un individuo, no importando el género ni su preferencia, que se encapricha y trata por todos los medios de no soltar a la otra persona, utiliza diferentes factores para supuestamente lograrlo, y en algunos casos, surte efecto hacia la víctima. Las relaciones de estas personas están dominadas continuamente por el chantaje, que va desde las referencias amorosas (el mencionar que ha sido engañado (a) por que nunca se le quiso, que tratará de cambiar, piden siguientes oportunidades para demostrarlo, cuestionan sobre la posibilidad de que exista una tercera persona, tratan de que se les reconozca como víctimas y no culpables), hasta la presión sexual expuesta (amenazan con poner al descubierto y a la vista de parientes, padres, hermanos, amigos, compañeros de trabajo, escuela o simplemente a la sociedad, acerca de las actividades sexuales de la persona amada, utilizando tanto los medios de comunicación, así como las herramientas tecnológicas para alterar fotografías o videos. Esto último, también les sirve para chantajear a su pareja, el fin exclusivo es no permitir que se aleje. Lo más terrible de éstas relaciones, es que se da tanto en el noviazgo, como en el matrimonio.

Con respecto a los géneros, este tipo de relaciones están en el mismo porcentaje. Es por ello, que tanto vemos a hombres como a mujeres que se aferran a no tratar de entender que el amor que sentía su pareja por el o por ella, ya no existe, terminó. Su comportamiento hace que su propio sentimiento amoroso, se convierta en algo enfermizo y lo peor de todo es que no quieren salir de ese sentimiento. Existen tres teorías sobre el origen de las relaciones suicidas. La primera de ellas menciona que existe una Dependencia por parte de la persona afectada, como todo gira en torno a las opiniones de la pareja, en el momento que esa persona determina que las cosas en la relación ya no están funcionando y que la mejor alternativa es el rompimiento, la otra persona percibe que su vida ya no va a tener los apoyos requeridos y no habrá quien le resuelva las problemáticas, es cuando surge la obsesión y tratan de no soltar a la pareja utilizando un sin número de estrategias y argumentos. En sí han convertido a la pareja en una muleta más que en una persona con la cual compartan la vida. La segunda teoría habla de la Posesión y el Egoísmo y ésta se centra en la condición de que “si no eres para mí, no serás para nadie”. Hombres y mujeres con un comportamiento necio, no ceden ante la súplica de otorgar el divorcio, mencionando que lo hacen por que todavía sienten que muy en el fondo los siguen amando, pero que no lo quiere reconocer la otra persona. Y la tercera teoría habla de la Inseguridad y de la cobardía, es el enfrentarse a su propia realidad, la misma idea de sentirse incapaces de encontrar a otra persona que les tolere muchas de sus conductas y el reconocimiento de una baja autoestima, no permite que el mismo individuo maneje la situación de forma adecuada, tratando de controlarlo mencionando con verdadera angustia que no puede vivir sin el ser amado, que es lo mejor que le ha sucedido en la vida, que sin el o ella, no es nadie. Lo más importante, es que estas personas egoístas casi tratan de obligar a la persona a que acepte no por voluntad, sino por obligación o responsabilidad.

No puedo dejar de mencionar que existe otro tipo de trastorno que sufren otras personas que las lleva a espiar a su pareja, seguirla por la calle, llamarla por teléfono, mandarle cartas, mensajes de correo electrónico, regalos, poner anuncios monumentales, o inclusive hacer amenazas sexuales. A este trastorno se le conoce como Stalkin, que significa acechar, perseguir y en castellano lo conocemos como acecho o persecución. Es una variable del acoso y consiste en seguir manteniendo el contacto directo con la persona en contra de su voluntad. Este trastorno puede deberse a una obsesión desarrollada hacia la víctima. Es común en personas que no acaban de aceptar el inminente divorcio y que con este tipo de comportamiento tratan de convencer que la decisión que está tomando la otra persona, es la equivocada. Recuerdo el caso de una mujer, que al separarse el esposo de ella, lo seguía a cada paso, se le presentaba en las reuniones, trataba de aparentar hacia los demás que no estaba separada, seguía presentándose como la esposa, y cuando tenía la oportunidad tenía relaciones sexuales con su ex - marido, y después de cada relación sexual, le insistía que lo mejor era seguir juntos, llegó a tratar de ser confidente de las siguientes relaciones de su pareja. En otro caso, era el varón quien materialmente no dejaba ni un momento a su pareja, hacía guardia en la esquina del nuevo domicilio de su ex pareja, se saltaba las bardas para meterse a la casa y revisaba todo lo que había, con tal de encontrar alguna pista que le diera mayor información, si era sorprendido por su mujer y le reclamaba, él le rogaba y le prometía que si volvían, nunca más tendrían dificultades, en alguna ocasión se metió por la noche y la forzó a tener relaciones sexuales, la convenció mencionándole que sufría de una enfermedad terminal y que estaba viviendo sus últimos días. Los acosadores obsesivos, son tan hábiles que sus parejas en diversas ocasiones lo creen con certeza, que realmente van a cambiar o que ya cambiaron. Si toman la decisión de regresar, solamente pasan algunos días o semanas para comenzar y volver a las andanzas obsesivas, a sus acechanzas, a sus dudas y temores, y sobre todo, un manejo angustiante de la relación que culminará nuevamente con una ruptura

A este trastorno se le conoce como Stalkin, que significa acechar, perseguir y en castellano lo conocemos como acecho o persecución

Las relaciones suicidas, no tiene ningún futuro, más tarde o más temprano, siempre acabarán destruyendo cada uno de los momentos que unió a la pareja en un inicio, provocando temores y sin sabores que en nada beneficiará a ninguno de los participantes.

Mi recomendación, en primer término, es sobre todo para aquellos que comienzan con una relación, si se dan cuenta que la otra persona es obsesivo, los vigila y trata de controlar la relación con condicionamientos, piénsenlo dos veces antes de continuar con esa relación ya que será difícil el sobrellevarla. Y para aquellos que ya viven en este tipo de situación, propónganle a su pareja asistir con un terapeuta, que les proporcione a cada uno las herramientas para erradicar este tipo de desajuste psicológico.

Escuche el programa Sin Censura con el Dr. Guillermo Carmona, Lic. Tathiana Mora, Psic. Gerardo Castañeda, los viernes a las 11 de la noche por el 12.50 de AM o por: www.radiotribuna.com.mx visita: www.sincensura.webpin.com


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
10362
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.