Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Las relaciones entre Serbia y Bosnia siguen frágiles 20 años después de la guerra

12/07/2015 16:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Las relaciones entre Serbia y Bosnia siguen siendo un vínculo frágil, 20 años después de la Guerra de Bosnia (1992-95), como mostró el incidente que sufrió el primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, que el sábado tuvo que abandonar la ceremonia de conmemoración de la matanza de Srebrenica.

La guerra entre comunidades de Bosnia (1992-1995) dejó 100.000 muertos y dos millones de refugiados, es decir, casi la mitad de la población de entonces.

Belgrado y Sarajevo restablecieron sus relaciones diplomáticas en diciembre de 2000, cinco años después del fin del conflicto, que terminó meses después de la matanza de Srebrenica, en la que murieron 8.000 adolescentes y hombres musulmanes asesinados por las fuerzas serbobosnias. Esta matanza, la peor sufrida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, fue calificada por la justicia internacional como un genocidio.

Serbia formaba parte entonces de la República Federal de Yugoslavia y Bosnia, por su parte estaba dividida tras el conflicto entre dos entidades: una serbia -la Republika Srpska (RS)- y la otra croata-musulmana, unidas por frágiles instituciones centrales. Belgrado, que sostenía incondicionalmente a los serbios de Bosnia, mantenía relaciones estrechas con la Srpska, evitando los contactos con la Federación croata-musulmana.

El primer signo de un restablecimiento de las relaciones se produjo 10 años después del fin del conflicto, cuando el entonces presidente de Serbia, el proeuropeista Boris Tadic, viajó a Srebrenica en julio de 2005 para rendir honor a las víctimas musulmanas. Tadic defendió incansablemente la necesidad de acelerar el proceso de reconciliación en la región.

Más sobre

Sin embargo, la constante negativa de Belgrado de reconocer como un genocidio la matanza de Srebrenica, considerada por las autoridades serbias como "un crimen monstruoso", no dejó de envenenar los vínculos entre ambos países.

- El pasado de Vucic -

Tadic volvió a Srebrenica en 2010 y ese mismo año el parlamento serbio adoptó una resolución sobre la matanza, aunque sin utilizar la palabra genocidio.

Sin embargo, el arresto a principios de julio de 2015 en Suiza de Naser Oric, un excomandante de las tropas musulmanas de Srebrenica durante la guerra, a petición de Belgrado, acusado por crímenes de guerra, volvió a enfriar las relaciones entre ambos Estados.

A principios de julio, Serbia celebró el veto de Rusia a un proyecto de resolución en la ONU para calificar de genocidio la masacre, una decisión que los familiares de las víctimas señalaron que "hace que la reconciliación sea imposible".

Pese al roce diplomático, el primer ministro serbio decidió viajar a Srebrenica, invocando la necesidad de una reconciliación entre serbios y musulmanes. Sin embargo, su pasado ultranacionalista y el recuerdo de que sus declaraciones ante el parlamento en las cuales llamó a "matar a 100 musulmanes por cada serbio muerto", emergieron el sábado en la ceremonia, en la que fue alcanzado por una pedrada, un incidente que podría perjudicar aún más un vínculo de por si delicado.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2638
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.