Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gamasoft escriba una noticia?

Relacionan a los motores diésel con el cáncer

07/09/2009 00:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Demuestran la relación entre la exposición a los gases de escape de los motores diésel y el desarrollo de vasos sanguíneos

Un estudio pone de relieve lo que era un secreto a voces: los motores diésel son muy malos para la salud.

Unos investigadores han encontrado que tanto en animales enfermos como en sanos se desarrollan más vasos sanguíneos si han sido expuestos a gases de escape procedentes de motores diésel. Esto sugiere que no se necesitan patologías previas para ser susceptibles a los daños causados por este tipo de contaminación.

Lo motores diésel producen partículas, muchas veces menores a la micra de tamaño, que potencialmente pueden penetrar en sistema circulatorio humano y en los órganos internos. Esto significa que el daño no se daría solamente sobre la piel o los pulmones, sino que se extendería por todo el cuerpo.

En el estudio se expuso a los animales de laboratorio a niveles de este tipo de contaminación similares a los que las personas que tienen que vivir en áreas urbanas, aunque menores a los que ciertos trabajadores están expuestos.

Qinghua Sun, de Ohio State University, dice que el mensaje del estudio es que la exposición a este tipo de contaminación, incluso por periodos cortos de dos meses, puede dar lugar a que los tejidos normales desarrollen tumores. Según él hay que concienciar a la población sobre cómo conducen y en dónde viven para que así se protejan a sí mismos y mejoren su salud. Además queda mucho trabajo por realizar en el apartado de mejorar este tipo de motores para que contaminen menos.

El estudio aparece on line en la revista Toxicology Letters.

En el experimento se implantó bajo la piel a un grupo de ratones una pequeña plataforma con células endoteliales normales que dan lugar a vasos sanguíneos. A otro grupo se les provocó una pérdida de riego sanguíneo, denominada isquemia, en sus miembros. En ambos casos se pretendía remedar las condiciones presentes en el cuerpo humano, en el primer caso las condiciones normales y en el segundo producir una falta de oxígeno similar a la que se da en ciertas enfermedades.

A parte de ambos grupos se les expuso durante seis horas diarias a gases de escape procedentes de motor diésel, gases que contenían una concentración de partículas de 1 miligramo por metro cúbico. A otra parte se les expuso a aire filtrado exterior durante el mismo tiempo, mientras que el resto respiraron aire filtrado normal en sus jaulas. Se miró el efecto de la exposición al cabo de dos, cinco y ocho semanas.

Lo motores diésel producen partículas, muchas veces menores a la micra de tamaño, que potencialmente pueden penetrar en sistema circulatorio humano y en los órganos internos

Los investigadores comprobaron que los vasos sanguíneos crecían según se producían cambios químicos y que cuanta mayor era la exposición mayor era el efecto. Aunque, según Sun, es complicado trasladar los resultados a humanos.

Por ejemplo, la exposición provocó un aumento de formación de vasos seis veces superior, comparado con los que no eran expuestos a gases de escape, en los miembros isquémicos al cabo de ocho semanas y cuatro veces superior en miembros normales.

Recordemos que este tipo de procesos están asociados al crecimiento de tumores que reclaman para crecer sustento a través de este tipo de aumento del riego sanguíneo. Lo sano es que el cuerpo desarrolle nuevos vasos sólo allá donde se necesitan y dejar de hacerlo donde ya no se necesiten.

Se desconoce cómo operan las partículas contaminantes en este caso, pero se cree que deben de influir en alguna señal química de activación de estos procesos o reducir la actividad de enzimas involucradas en la producción de sustancias que suprimen el crecimiento de tumores.

Lo malo de este tipo de partículas es que son tan pequeñas que penetran en todo el cuerpo. A diferencia de los motores diésel, los motores de gasolina expulsan partículas más grandes. Pero según Sun todavía es pronto para descartar la inocuidad de los gases de escape de motores de gasolina, pues a mayor tamaño de las partículas mayor capacidad de afectar a los pulmones.

Este grupo de científicos está investigando ahora el efecto de los gases de escape en el desarrollo y metástasis de los tumores.

Recordemos que el uso del motor de diésel está mucho menos extendido en EEUU que en países europeos como España. Recordemos también que el uso de gasolina con plomo estuvo haciendose durante mucho más tiempo en Europa que en EEUU, donde fue prohibida debido a los obvios problemas de salud y medioambientales que provocaba.


Sobre esta noticia

Autor:
Gamasoft (138 noticias)
Visitas:
3782
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.