Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pedro Borrero escriba una noticia?

La relación entre anemia y cáncer

17/04/2010 13:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es necesario saber a traves de un examen de sangre los niveles de hemoglobina. Si los niveles estan bajos, el diagnóstico principal es una anemia

Una persona llega al trabajo, sintiéndose cada vez más cansada, somnolienta y fatigada, sin energías necesarias para comenzar el día muy activo, cuando hasta hace poco sus condiciones no eran así. Luego de un tiempo decide hacerse unos exámenes de sangre, para chequear cómo están los valores y descubre que tiene los niveles de hemoglobina (Hb) muy bajos.

El diagnóstico principal, una anemia. Sin embargo, hay algo más temido que quizás tenga relación y no se atreve a indagar, porque pudiera asomarse la posible existencia de un tumor.

No obstante, lo común de muchas personas en auto medicarse cuando descubre una anemia, sin tomar en cuenta que es necesario precisar las causas que originaron el descenso de la Hb con valores inferiores a los normales, 12 grs/dl según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Hay que estudiar la causa de la anemia, sobre todo si se trata de pacientes sanos que mantenían una adecuada nutrición, ya que algunos tumores como los de las vías digestivas (cáncer gástrico, de colon y recto) se descubren con mucha frecuencia luego de conocerse el diagnóstico”, destaca la doctora Carolina Reboso, oncólogo clínica.

La especialista añade que hay que tener especial cuidado cuando se observa un sangrado por la orina, aunque sea en pocas cantidades, pero de manera crónica, porque puede ser señal de una falla renal, hecho que amerita un chequeo inmediato, para saber si más allá de la anemia que está generando, se encuentra la posible existencia de un tumor.

“Este tipo de paciente –explica la experta- tiene un déficit de eritropoyetina endógena, la cual se encarga de estimular la médula ósea para que produzca glóbulos rojos y, por ende, elevar las cifras de Hb. Los riñones son el órgano que más produce dicha hormona. Por esta razón, hay que administrársela de manera externa, y para ello contamos, afortunadamente, con una opción terapéutica que ha demostrado eficacia, como lo es la eritropoyetina beta”.

Sin embargo, explica que la fatiga que experimentan las personas con cáncer es diferente de la fatiga presente en la cotidianidad, pues la primera puede aparecer de repente, ser agobiante, y afecta al individuo haciendo que se sienta frustrado, deprimido o enfadado.

Además, es posible que sus familiares o compañeros no comprendan que el tratamiento para el cáncer puede provocar fatiga extrema, añadiendo a su frustración, sentimientos de aislamiento.

Otra particularidad es que a veces los pacientes tienden a asociar la fatiga con el hecho de “estar enfermo” o asumen que es una parte normal del tratamiento de cáncer.

Muchas personas se automedican cuando descubren una anemia, sin tomar en cuenta que es necesario precisar las causas que originaron el descenso de los niveles de hemoglobina..

¿Por qué debería preocuparme?

La fatiga relacionada con la anemia la experimentan más de las tres cuartas partes de los pacientes con cáncer. Alrededor de la mitad, dice que afecta la calidad de su vida diaria más que cualquier otro efecto secundario del tratamiento, incluyendo las nauseas, el dolor y la depresión.

Los pacientes a menudo describen una falta diaria de energía abrumadora, que no está relacionada con esfuerzo ni se alivia con el descanso. Este tipo de fatiga puede durar bastante después de haber terminado el tratamiento.

Lo más preocupante es que si no se trata, la anemia puede hacer que el tratamiento de cáncer sea menos eficaz, que interfiera con la finalización del protocolo de quimioterapia, que someta al corazón y al sistema cardiovascular a demasiada presión y que sea necesario hacer una transfusión de sangre, para obtener más glóbulos rojos.

¿Puede tratarse?

El tratamiento de la anemia varía mucho dependiendo de su causa y alcance. Si la anemia la ha producido la quimioterapia, se indica aplicar inyecciones a base de Darbepoetin alfa o Epoetin alfa. Para aliviar los síntomas de fatiga general también puede ayudar una nutrición adecuada, suplementos de vitaminas y minerales, medicamentos antidepresivos o ansiolíticos (anti-ansiedad) y cambios en el estilo de vida. Los programas de ejercicios moderados (como caminar) contribuyen a aumentar la resistencia.

Otros concejos

· Mantener un seguimiento de los niveles de hemoglobina de sus análisis de sangre y compararlos con su nivel de energía.

· Beba mucha agua durante el día.

· Siga una dieta bien equilibrada, haciendo comidas pequeñas, pero frecuentes.

· Evite ingerir cafeína por la tarde.

· Intente mantener una rutina diaria y regular que sea razonable.

· De paseos cortos o haga ejercicio moderado si le resulta posible.

· Guarde su energía para las actividades que sean más importantes y evite el estrés innecesario.

· No olvide que la fatiga asociada a la anemia es real. No debe ser ignorada y puede tratarse. Hable con su médico de confianza sobre lo que se puede hacer para mejorar su calidad de vida y seguir con el tratamiento.


Sobre esta noticia

Autor:
Pedro Borrero (76 noticias)
Visitas:
28607
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.